Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Real Club Barça de Vigo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Real Club Barça de Vigo

Escrito por: La Galerna17 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se han acostumbrado los culés a ir cambiando de equipo según les convenga en los últimos tiempos. Imposible no recordar aquella portada de 'Sport' en la que, sin ruborizarse, anunciaban a bombo y platillo que la familia blaugrana se convertía en 'Cholista'. Parecía algo aislado, pero se ha tornado en práctica habitual. Fueron del Atleti, del Wolfsburgo, del Bayern, empiezan a ser de la Juventus y ahora, porque así lo marca la agenda, son más del Celta que Mouriño y el alcalde de Vigo.

Fíjense si son celtistas que 'Sport' y 'Mundo Deportivo' lucen hoy la misma portada. "¡Força Celta!", exclaman los diarios culés ante el día que decida más de media Liga. El antimadridismo es camaleónico. Son de todos los equipos posibles y luego ya del suyo propio. Lo que sea con tal de no ver triunfar al Real Madrid. Y mira que el Madrid no huele una Liga desde hace tiempo, pero tiemblan con el simple hecho de pensar que el campeón de Europa vuelva a reinar también en España.

Así todo, en el Camp Nou no existe, hoy, otra cosa que no sea el Real Madrid. Bueno, hoy y siempre, pero otras veces lo disimulan mejor. Ya no hablan de Ernesto Valverde, apenas le dan cabida a las declaraciones de Bartomeu en las que anuncia que no dimitirá y tampoco lucen a Neymar diciendo que le encanta jugar al lado de Leo Messi. Es todo Real Madrid, Real Madrid y Real Madrid. O Real Club Barça de Vigo. Porque Celta y Barça son uno. Con la ayuda de cierto sector de la prensa -no sólo la catalana-, que lleva días calentando el partido para ver si así a Mouriño, al alcalde y a algunos jugadores les lleva por delante el antimadridismo y arman el taco.

Se olvidan todos estos que el que saldrá motivadísimo y sin complejos es el Real Madrid, que para eso se juega nada más y nada menos que un título. Desde La Galerna entendemos que ganarle al mejor club del mundo es como conquistar una Copa, pero el que sí necesita vencer -o empatar- con el fin de alcanzar algo grande y no un triunfo de barra de bar es el equipo de Zinedine Zidane.

Mientras en Barcelona se quitan las caretas y van con el Real Club Barça de Vigo, en Madrid publican portadas académicamente correctas, aunque la profesión va por dentro. Uno imagina a Alfredo Relaño con sudores fríos, esperando el tropiezo del Real Madrid para así sacar los tanques a la calle y disparar a todo lo que se mueve. Si este hombre fue capaz de criticar la consecución de una Copa de Europa -la novena-, qué no diría si se nos va la Liga en la penúltima jornada. Penúltima jornada, dicho sea de paso, que se juega por la chapucera organización de los estamentos oficiales, aunque en su día también se criticó que el Real Madrid quisiera jugar en la fecha que correspondía.

Sea como fuere, a las 21:00 empieza la penúltima batalla por la Liga. El único que depende de sí mismo es el Real Madrid. Contra todo y contra todos, como siempre, pero confiando en un equipo que ya ha demostrado que las adversidades no son más que un decorado.