Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Laso y el descarte para la Final Four: ¿Nocioni o Reyes?

Laso y el descarte para la Final Four: ¿Nocioni o Reyes?

Escrito por: Mariano Galindo16 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Los entrenadores con plantillas amplias suelen decir que para ellos es un bendito problema tener tanto donde elegir. Quizá Laso, en este momento de su vida profesional, no piense lo mismo. Pero si por algo se caracteriza un técnico de un deporte como el baloncesto es por su capacidad para tomar decisiones. Y el vitoriano tiene ante sí una peliaguda, complicada, no tanto por el factor deportivo como por el sentimental.

La Euroliga permite inscribir a 12 jugadores para la Final Four, donde el Madrid se medirá el próximo viernes 19 al Fenerbahçe. Y el cuadro merengue tiene una plantilla de 14 piezas, en la que un descarte seguro es Álex Suárez. Todo indica que el otro estará entre Felipe Reyes y Andrés Nocioni. Casi nada. Durante una parte del curso se pudo pensar que el elegido para tan difícil trance sería Trey Thompkins, pero al estadounidense le sienta muy bien la primavera. Ahora, al igual que en 2016, ha vuelto a revivir y mostrar su mejor juego en la recta final de la campaña, por lo que su presencia se antoja segura y necesaria. Por si había dudas, sus prestaciones en los duelos de cuartos de final ante el Darussaka Dogus le despejaron el camino a Laso. Al menos ese camino.

La Euroliga permite inscribir a doce jugadores para la Final Four

¿Por qué Reyes o Nocioni? Es una cuestión de lógica. Europa es harina de otro costal en lo que al juego interior se refiere y, por el desarrollo de la temporada y por la entidad del rival en la Final Four, se antoja muy complicado pensar que uno de los dos  vaya a tener algo más que minutos muy puntuales. La batería de juego interior del Fenerbahçe, con tipos como Jan Vesely y sus 211 centímetros, es algo que seguramente exija más que Reyes o Nocioni. Y el Madrid lo tiene, con Ayón, Hunter, Randolph, Thompinks, Taylor…Esa parte está cubierta. Cuesta pensar que Laso sacrifique a otros jugadores de otras posiciones. La compensación de la plantilla para la Final Four señala que uno de sus hombres altos, el capitán o el alma de la Final Four 2015, se vean obligados a dar un paso al costado.

Y quizá aquí radica el drama. Tanto Felipe como El Chapu son notables pesos pesados en el vestuario, con una capacidad de liderazgo brutal. Lo dicho: uno es el capitán y el otro, el que metió el golpe de garra en la Final Four de 2015, ese apunte extra de testosterona que faltó en las ediciones de 2013 y de 2014. Nocioni fue el MVP entonces, en el Palacio; Felipe levantó la Copa de Europa. El próximo viernes, si la lógica del juego impera y se superpone a los sentimientos, uno de ellos verá las semifinales en vaqueros. Puede doler, pero siempre queda saber que ellos dos sí estarán en los playoffs de la Liga Endesa.

Trey Thompinks: el lógico descarte en la ACB

Por la divina circunstancia de jugar la Final Four el fin de semana del 19-21 de mayo, los playoffs de la Liga Endesa empezarán más tarde para el Real Madrid. Exactamente, los merengues saltarán al ruedo de cuartos de final el miércoles 24, como locales y con el factor cancha a favor, para medirse al Andorra. Un día antes, el 22 de mayo, a las 20 horas, se cierra el plazo para inscribir a los jugadores de esta eliminatoria. Y en esa lista, salvo lesión o sorpresa monumental, no estará Trey Thompkins. La razón de esa ausencia es meramente burocrática: la norma permite únicamente dos extracomunitarios en ACB y, a día de hoy, Anthony Randolph y Gustavo Ayón son fijos en el sistema de Laso. Además, para más inri, el Madrid presenta una plantilla de catorce piezas y sólo doce pueden estar presentes en las eliminatorias por el cetro nacional. El estadounidense será uno de los que se queden vestidos de calle; el otro, de nuevo Álex Suárez.

Quizá lo de los descartes tenga que ser así. Quizá sea el precio que pagar por disponer de una plantilla tan extensa y de garantías. Al menos, el hecho de estar presentes en los playoffs y en la Final Four le permite a Laso dar oportunidades a todos los damnificados. Y en la gestión de recursos, el preparador ha acertado en la mayoría de las ocasiones. No tiene que ser diferente ahora.