Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Qué hay que hacer con el filial del Real Madrid?

¿Qué hay que hacer con el filial del Real Madrid?

Escrito por: Pepe Kollins4 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Terminó la temporada del Castilla. Lo hizo en Cartagena, cuyo equipo remontó la eliminatoria merced a un entusiasmo que rápidamente se convirtió en dureza y que terminó derivando en violencia con el beneplácito de un árbitro que, en contra de toda mesura, no sancionó ninguna de las agresiones que sufrieron los jugadores del filial. Llovía sobre mojado, en la memoria de todos aún perduraba el recuerdo de la eliminatoria contra el UCAM Murcia, en 2016, un festival de entradas violentas que difícilmente podía asumirse sin la premeditación del colegiado.

Pero más allá de la permisividad de los trencillas, también es momento de reflexionar sobre la situación de estancamiento del filial blanco. A la persistente dificultad de subir, se añade la incapacidad de mantenerse en la categoría de plata las veces que se ha consumado el ascenso. La Segunda A es un campeonato de un nivel muy alto, con rivales mucho más experimentados y con unas urgencias bastante más acuciantes que la de unos chicos todavía en etapa de formación. Condenados, ad eternum, a este escenario, cabe preguntarse ¿tiene sentido mantener a un filial en Segunda B?

Son muchas temporadas viendo pasar a un sinfín de jugadores por dicha categoría con la sensación de que no es el mejor ámbito para que se desarrollen. La Segunda B está plagada de campos que no reúnen las condiciones ideales (imposible olvidar a Martin Odegaard jugándose su integridad en aquel patatal de Amorebieta), de equipos para los que subir o descender suponer sobrevivir o desaparecer - desesperación que se traduce en la actitud descrita al comienzo por los dos equipos murcianos - o en el mejor de los casos, donde el juego de los rivales es, con frecuencia, ultradefensivo y tosco.

 

Habrá quien aduzca que esta experiencia es constructiva para los chicos, ya que así aprenden a desenvolverse en situaciones de adversidad, máxima presión y juego sucio. Si nos ceñimos a lo visto el domingo (o a lo que se vio hace años contra el UCAM) no lo parece. La actitud de los jugadores del Castilla resultó incluso timorata, como, por otra parte, es normal dada la diferencia de edad. Pero es que también desde un plano meramente futbolístico el crecimiento de estos futbolistas se antoja igualmente complicado.

De un repaso de los canteranos consolidados en la primera plantilla, comprobamos que solo Nacho promocionó de manera directa del Castilla al Real Madrid y, precisamente, cuando el filial blanco jugaba en Segunda A. De eso, además, hace siete años. Desde entonces, los canteranos que se han ganado una plaza en el primer equipo lo han hecho siempre tras un paso previo por un club de un nivel muy superior al de la Segunda B: Carvajal en el Bayern Leverkusen, Casemiro en el Oporto, Lucas Vázquez en el Espanyol, Mariano en el Olympique de Lyon, Llorente en el Alavés y Valverde en el Deportivo de la Coruña. Fue en esos equipos donde todos esos jugadores consiguieron, realmente, progresar lo suficiente como para ganarse su retorno.

La irrupción de jóvenes talentos en el fútbol europeo, en los últimos años, nos señala que la tendencia es la de que los grandes futbolistas comiencen cuanto antes al más alto nivel:  Kylian Mbappé, Ousmane Dembelé, Marcus Rashford, Vinicius Junior, Christian Pulisic, Jadon Sancho, Joao Felix, Kai Havertz, Matthijs de Ligt, Luka Jovic, Gianluigi Donnarumma, Trent Alexander-Arnold, Houssem Aouar, Nicolò Zaniolo, Leon Bailey, Declan Rice, Dayot Upamecano, Callum Hudson-Odoi, Justin Kluivert, Mattéo Guendouzi o Moise Kean…por citar solo a algunos, debutaron - y con éxito - nada más cumplir los 18 años.

 

Si nos fijamos en la edad de los jugadores del juvenil A del Real Madrid, todos tienen entre 18 y 19 años. Aquellos que están dotados de grandes condiciones – que asumimos no serán todos e incluso puede que solo sean un puñado de cada generación - se encuentran, por tanto, en una edad ideal para dar el salto no a la Segunda B, donde apenas podrán pulir la calidad que atesoran, sino en categorías de primera división, ya sea de la Liga española o de otros países, en calidad de cedidos.

Obviamente, no todos tienen el nivel suficiente como para justificar dar ese salto, pero sí que urge que los que sí lo tienen no pierdan el tiempo en una categoría como la Segunda B. Quién sabe si, de haberse saltado su paso por el Castilla, Martin Odegaard, por ejemplo, ya estaría formando parte de la plantilla del Real Madrid. Si al club le conviene mantener el filial en dicha categoría por otras razones, como desde una perspectiva económica, ya que le dispensa unos importantes ingresos, es harina de otro costal.

Pero, en ese caso, también debería valorarse como son nuestros rivales los que se nutren en gran medida de los jugadores que hemos formado, con la agravante, de que no pocos luego se transforman – como una prueba de fidelidad hacia sus nuevos colores – en los más antimadridistas: hasta cinco jugadores del Atlético de Madrid han pasado por la cantera blanca (Adán, Juanfran, Filipe Luís, Saúl, Morata) y ahora pretenden a Marcos Llorente y Marcos Alonso. Dos de los puntales del Valencia proceden del Castilla: Rodrigo y Parejo, a los que hay que añadir Cheryshev y Rubén Sobrino. Los valencianistas, además, suspiran por Mariano. Y la estrella este año del Sevilla también procede de nuestro filial: Pablo Sarabia.

Sería interesante pues, reflexionar, sobre la conveniencia de mantener, o no, a un filial en Segunda B; o bien, estructurar un sistema de cesiones, a equipos de diferentes niveles en función de la evolución de cada jugador, a partir del Juvenil A, pero siempre partiendo de escenarios de una calidad superior a la de la actual categoría.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna. Nombre: Javier Alberdi @JavierAlberdi. Antaño participé activamente en Ecos del Balón, El Asombrario y The Last Journo. Coordinador y coautor del libro "Héroes": https://bit.ly/2JC6kwx