Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ready Roures One

Ready Roures One

Escrito por: Mario De Las Heras25 mayo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ha dicho el Sr. Roures que están haciendo pruebas para animar la grada virtualmente. Dicen que el sonido de todos los estadios lo tienen bien guardado. Me imagino la despensa del Sr. Roures, como los refugios subterráneos en los pueblos de Georgia o de Louisiana, llena de latas con etiquetas como “Sonido ambiente Villamarín”, o como “Sonido ambiente Wanda”, junto a otras ya caducadas como “Sonido ambiente Lopera” o “Sonido ambiente Calderón”.

Vamos a ver el fútbol (o lo están intentando) a base de conservas. Ese fútbol de pandemia es una distopía. ¿Es la pandemia la vida o es una distopía? ¿Se ha distopizado la existencia? ¿Se desdistopizará? Se parece a aquellos juegos virtuales en los que mayormente vivía un desastre de humanidad deshumanizada en Ready Player One, una sociedad absorbida por fantasías a la carta.

El Sr. Roures quiere traer el público virtual, quizá a la espera de traer también al futbolista virtual. El Sr. Roures no pretende cambiar el orden de las cosas, no al menos aquí. Lo que pretende es crear el fútbol. Recrearlo en parte. El Sr. Roures habla del jugador número 12 como del jugador que falta, que es al que quiere traer, suplir hasta que llegue una vacuna que devuelva a la gente a los estadios.

Mientras esto sucede, podría producirse esa virtualidad que no se dará en los terrenos de juego. Allí la realidad será la que es. Allí la virtualidad será la de la desnaturalización de las gradas vacías. El futbolista se hará de ese modo más producto, si cabe, y estará más triste, quizá. Serán futbolistas sin mariposas en el estómago, como actores apagados sin la presión y el ruido de la platea, delante de una cámara y no delante de decenas de miles de personas.

El público percibirá una completitud falsa y para los jugadores será como jugar en croma, sobre un fondo verde donde el espectador televisivo verá hinchas en salazón. Y tendrá que convencerse (o no pensar en ello) de que son como las risas de fondo de Mr. Bean. Las risas de fondo de Mr. Bean tienen su sentido. Son consustanciales al espectáculo y no son extrañas (¿serán esas risas la primera distopía catódica de la historia, tan comúnmente aceptada?). Lo serían de no escucharse. Es como que animan a reírse. Así que la virtualidad de los aficionados debería animar a animarse, aunque no sé cómo será el efecto.

A lo mejor es como caminar sobre el agua o a lo mejor es como si nada y está tan bien hecho todo que somos capaces, de forma natural, de evadirnos de esa presencia irreal y asimilarla sin esfuerzos. A mí me gustaría que no lo aceptáramos (no digo que nos neguemos, cerriles, ante el atrezo temporal) como no aceptaríamos, por ejemplo, el amanecer en una pantalla, no por lo que supone de parche en la rotura, sino por lo que podría suponer de pérdida de esperanza, como si alguien nos estuviera anestesiando y robando la realidad aprovechando la coyuntura (no será el Sr. Roures) y ya no pudiéramos, o peor, ya no quisiéramos volver al Bernabéu.

Mario De Las Heras
Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

9 comentarios en: Ready Roures One

  1. A todos los..... vikingos....roures ha trabajado y cobrado del Madrid (r.m.tv) durante 18 años contratado por f.p y total para hacer q sea la cadena menos vista de la TDT en los 18 años

    1. La auténtica distopía es que un tipo usted, Mole, esté haciendo guardia como un necio para venir a deponer sus opiniones, como si a alguno de los habituales lectores y posteadores de este chat nos importaran un comino.
      Como el difunto Fernando Fernán Gómez dijo en uno de sus habituales exabruptos: " Váyase Ud a la mi..da !!! "