Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Por qué tiene que ser a la contra?

¿Por qué tiene que ser a la contra?

Escrito por: Jardiner25 abril, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me sangraron los ojos viendo al Bayern colgando balones en la segunda parte como si el fúpbol no fuera un deporte de juego subterráneo y toque infinito. Se creen los alemanes que van a ser grandes volviendo a lo que eran y renunciando al majestuoso estilo de Pep Guardiola. Con él perdieron 0-4, pero jugando bonito y teniendo pepsesión, que es de lo que se trata. Que no os engañen los madridistas que hoy celebran haber ganado. El fúpbol no es eso. El resultado es lo de menos.

El Real Madrid, además, ganó como un equipo pequeño. Metidos atrás, con pelotazos hacia ninguna parte y dos goles que dan vergüenza ajena. En el primero, uno la pega de cabeza sin mirar el destino, Cristiano amaga una chilena y Marcelo se la quita de encima con la fortuna de que ese balón acaba dentro. Y en el segundo... ay, el segundo. Contragolpe. ¡Contragolpe! ¿Pero cómo se puede presumir de grandeza ganando con una jugada en la que corren más los jugadores que el balón? Lucas Vázquez para Asensio y gol. Si así no se disfruta. Es eyaculación precoz o algo. No lo merece el fúpbol.

Por suerte, y dada la locura reinante en esta Champions, el Bayern puede remontar en la vuelta. Necesitará que el árbitro no haga de las suyas como ante la Juventus y que Guardiola llame a Heynckes para enseñarle cómo se debe jugar. Si ocurren ambas cosas, seguramente el campeón alemán estará en la gran final. Que así sea.

Jardiner
Toque y posesión, nada de contragolpes. Algún día conseguiré que FIFA y UEFA aprueben un decreto que obligue a todos los equipos a jugar así. Mientras lo consigo, analizaré los partidos del Real Madrid.

9 comentarios en: ¿Por qué tiene que ser a la contra?

  1. ¡Te he pillado, con el carrito del helado, Jardinerito! El primer gol viene de una jugada ¡de 19 toques consecutivos! sin que ningún jugador del Bayern huela el balón. ¿Dónde dice el peplibro del fúpbol auténtico que todos los toques deben de ser con el pie? Recuerdo muchos toques de aquel equipo de la esquinita ¡incluso, con la mano!

  2. Lo que me gustaría que me explicaras, oh, noble Jardiner, es que hacían esos dos locos desquiciados de Lucas y Asensio corriendo como posesos en línea recta hacia la portería contraria, arriesgando la pepsesión cuando podían haber parado, mirado, templado, cedido en corto y horizontal, y luego hacia atrás, incluso con Keylor, para reanudar la jugada por el lado contrario, asegurando de ese modo una pepsesión mucho más elevada y segura. Detestable, Jardiner, detestable, espero que la prensa les ponga en su sitio.