Las mejores firmas madridistas del planeta

La pinza

Escrito por: Juanma Rodríguez1 febrero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Siempre se pone en cuestión la honestidad de aquellos periodistas deportivos que se confiesan madridistas. Fijaos que digo "honestidad" y no "objetividad" porque, después de llevar batallando más de 25 años, parece que, al fin, los periodistas del Barça, del Atleti, del Valencia o del Sevilla, reconocen que no pueden ser objetivos, pero a continuación añaden "pero sí somos honestos". ¿Y cómo se mide la honestidad? ¿Acaso tiene Conchita, la del Sálvame, un "honestiómetro" que mida la honestidad de cada cual?... Puesto que, después de un cuarto de siglo tratando de meteros en la cabeza que no podéis ser objetivos, ahora cuestionáis la honestidad de los otros, yo digo que o todos tirios o todos troyanos, o somos todos unos sinvergüenzas que escribimos al dictado o, mientras no exista un instrumento fiable que mida la honestidad de cada cual, todos somos honrados y honestos cuando escribimos nuestros artículos u opinamos en radio o televisión. Durante mucho tiempo se puso sólo la lupa en el madridismo de los periodistas que se habían confesado previamente merengues y, sin embargo, se pasaba rápidamente de puntillas por la bufanda del resto. A mí, por ejemplo, me dicen que soy subjetivo y deshonesto pero no se lo dicen a De la Morena, que es del Atleti, ni a Larrañaga, que es de la Real Sociedad. Así las cosas, muchos periodistas madridistas prefieren no salir del armario para que los autodeclarados honestos y profesionales no les digan que escriben al dictado del Florentino Pérez de turno.

Hay periodistas de todos los equipos, de todos. Y cuanto más pequeña es la ciudad en cuestión, más se acentúa la pasión. Es curioso porque cuanto más pequeña es la ciudad menos se entiende que el periodismo deportivo no tire hacia ese lado, y cuanto más grande es la ciudad se va entendiendo menos que tire hacia ese lado. Hasta llegar a Madrid, la capital de España; aquí, en Madrid, uno puede ser del Atleti y honesto; también es compatible con la honradez querer al Rayo o al Getafe; lo que jamás será compatible es ser periodista deportivo y del Real Madrid; si eres periodista deportivo y del Real Madrid eres un sinvergüenza que escribe al dictado de Florentino, pero si eres periodista deportivo y del Atlético de Madrid y no tienes las pelotas necesarias como para preguntarle a Simeone si sigue pensando que la Liga está peligrosamente preparada o si, directamente, obvias el asunto, como si éste jamás hubiera existido , eres honrado y trabajador como Villar.

Cholo

Luego está la pinza. La pinza contra el Real Madrid la forman históricamente las aficiones del Barça y del Atleti; ahora menos porque el Atleti está en la pomada pero antes, cuando el Atleti de Jesús Gil, la afición colchonera se veía reflejada en los éxitos del Barça. Y lo mismo pasa con el periodismo del Atleti, dispuesto a mirar hacia otro lado cuando se produce un error arbitral a favor del Barça (aunque sea en partido contra el Atleti) pero inflexible cuando el error beneficia al Real Madrid (aunque no sea en partido contra el Atleti). Pero a mí no me engañan porque, entre vosotros y yo, les he visto en acción, sé quiénes son y de qué van. No conozco ni a un solo periodista del Atleti, ni a uno solo, que en la época más dura del mourinhismo no se decantara por Guardiola; el Atleti, en ese momento, era un convidado de piedra y entonces, como todavía no se había inventado el "honestiómetro", apelaban a la mala educación y las formas barriobajeras del técnico portugués. "Así no", repetían, "así no. El Pep sí que es un caballero". Ninguno (pero ninguno, ninguno, ninguno) de aquellos periodistas ha afeado ahora los malos modos de Simeone, que es una copia barata de Mou. Pero cuando digo "ninguno" es "ninguno". Ninguno le ha reprochado que ponga en cuestión la limpieza de la competición. Ninguno. Es más, me atrevería a decir que si, en vez del Barcelona fuera líder el Madrid, ahora mismo estarían diciendo eso de "¿Véis cómo Simeone tenía razón?"... Porque la pinza funciona así. Si en vez de acabar con 9 el Atleti hubiera terminado con 7, pero ante el Barça, no habría pasado nada, pero ante el Madrid...

Lo sé, lo sé. La pinza es repugnante. Pero hemos de convivir con ella. Y luchar contra ella. No es cómodo. No es fácil. No es sencillo. Pero a alguien le toca hacerlo. Son unos demagogos de mucho cuidado pero tranquilos, yo les conozco y sé de qué van. Y no ganarán, no señor. No ganarán.

En @libertaddigital y @esRadio. Colaboro con @marca, @elchiringuitoTV y Real Madrid TV, además de @lagalerna_. Como dice Woody Allen, el trabajo es una invasión de nuestra privacidad @juanma_rguez

12 comentarios en: La pinza