Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Messi piscinero

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Messi piscinero

Escrito por: La Galerna17 junio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ha vuelto el fútbol y las azucenas van recuperando su color. Las primeras planas de nuestra ínclita prensa deportiva ya tienen clavo al que agarrarse ante el vacío del abismo deportivo al que venimos asomados toda la pandemia. Algo es algo. Bien es cierto que este fútbol inanimado, por mucho avatar digital y sonido fifero por Tebas incorporado, resulta en una suerte de automovilismo con freno de mano o coitus interruptus. Nos faltan rugidos en la grada y piperos en la tribuna. Nos falta miedo escénico y nos sobran esqueletos de multitudes con sabor a Open McDonalds del balompié veraniego. También echamos de menos que Michael Robinson dijera lo de la moto del hippie. Todo eso nos falta.

Lo que permanece, lo que sigue, impertérrito e imperturbable, pétreo e inamovible por ninguna pandemia, es lo de siempre, lo que ustedes ya saben, amigos galernautas.

El bochornoso penaltito de turno para el menudo astro argentino.

"Manda el Líder" saluda Sport en uno de sus clásicos ejercicios de contrición para evitar dar explicación alguna sobre los tirabuzones inenarrables en el área de un Leo que aparece señalando al saldo arbitral en el horizonte con pérfida media sonrisa de malvado pitufo morado. Acunado por los horarios de la Liga, mandará el líder todo lo que ustedes quieran, señores del diario Sport, pero anoche el Barcelona rumiante de Setién —como sus vacas— las pasó canutas ante el Leganés, el colista de la Liga, que perdonó tanto como Julio Salinas en los Mundiales. Corría el minuto 69 —el 69 tenía que ser— cuando Leo decidió regalarnos la jugada del partido. Poco después de su conclusión, desde la selva del Cherengueti se apresuró el Lobo a aullar a la luna diciendo que “Messi jamás, jamás, se tira en el área”.

Ya saben, Espanya ens roba y Messi no se tira.

Cuanta razón tienes, Carrasco. Eso no es tirarse. Esa cabriola en el aire, cual Rudolf Nureyev interpretando La Bella Durmiente ante los ojos compungidos de Konstantin Stanislavksy en la tribuna del Teatro Bolshoi, entra en la categoría de lo sublime, del arte, de la espaldinha invertida y de la desvergüenza más absoluta.

Por supuesto para toda la información sobre el penalti dispondrán de un reportaje a doble página y 16 columnas en las páginas interiores de Sport. Que no, que es broma.

Y si en el Sport manda el líder, Mundo Deportivo, en el clásico y descacharrante juego de las siete diferencias que de tanto en cuanto nos regala la prensa deportiva catalana, nos dice que el que manda directamente es Leo Messi. Utilizan incluso, casi, la misma fotografía del menudo rosarino, aunque en la de MD, Leo luce más serio. Quizás porque ha visto el precio real de las mascarillas del Barcelona que promociona el rotativo en su azotea. Son más carillas, vaya. Por no abundar en el esperpento de Messi en el área nos detendremos en el hecho de que Ansu tiene hambre, y no hay derecho, denle de comer al muchacho que está en edad de crecer. También nos cuenta el diario que el Bayern de Munich gana su octava ensaladera Bundesliguera seguida. Increíble lo de Guardiola en Baviera.

Uno esperaría que quizás allá por la meseta, los periódicos si se atrevieran a citar el desplome de Leo Messi engullido por un agujero negro de antimateria en el área. Pues ni sí ni no, sino todo lo contrario y en todo caso, poco. Poco más en este caso.

Ansu, Messi y poco más. Literal incluso.

Cabría esperar de la Ouija que abrazara en su portada una noticia del mediodía del día anterior. Que no todo en la vida es trabajar hasta tarde, demonios. Desde La Galerna no hacemos sino sumarnos entusiasmados a los abrazos y felicitaciones a don Carlos Sainz por la concesión del Premio Príncipe de Asturias del Deporte 2020. Desde luego que los Sainz, noble estirpe de campeones madridistas, están de enhorabuena. Junior fichó por Ferrari en plena pandemia y Senior recibe el más prestigioso galardón del deporte español en la desescalada.

Enhorabuena, madridistas.

Habrá quien se apresure a afear que el club no haya honrado la figura de Sainz con la reverencia que éste merece, cosa que sucede sólo en su imaginación, pero sucede.

Pero hay quien lo sabe todo en Twitter gracias a los cientos de dispositivos de vigilancia nanotecnológicos que secretamente ha dispuesto en la Sala de Juntas del Bernabéu, o merced a la numerosa red de contactos de la que dispone en la T4, desde JAS al cuñado del jardinero suplente de Valdebebas, o, más sencillo, directamente cocinado en la factoría de inventos cibernéticos que tantos y tan buenos clickbaits propician entre los lectores menos avezados.

"¡Qué Bárbaro!" Que saludaría Marca con Ramos, a un gol de convertirse en el defensa más goleador de la historia de la Liga, en plan vikingo.

Sólo aquí podrán leer, en pequeño eso sí y escondidito abajo, que lo del penalti fue para la polémica. Menos mal, por un momento pensábamos estar locos.

Eso sí ni rastro de Leo asociado al penalti.

No vaya a ser que sin querer descabalguemos a Leo Piscinero.

¡Uy lo que hemos dicho! Perdón.

Que Messi no se tira.

¡Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!

(Lobo aullando a la luz de la luna)

58 comentarios en: Messi piscinero