Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Pelé, el que nunca llegó

Pelé, el que nunca llegó

Escrito por: Alberto Cosín31 marzo, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Dijo el poeta que todas las muertes son la misma muerte. Lo mismo puede decirse de los parones de selecciones: son todos el mismo aunque las fechas traten de mover a equívoco. A fin de entretenernos en este nuevo y nefando parón —que es el de siempre—, emprendemos esta serie titulada “El que nunca llegó”, en la que cada autor galernauta ha escogido un gran jugador que le habría gustado ver de blanco y que, a veces a pesar de las especulaciones, nunca llegó a recalar en el Madrid.

 

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, nunca jugó en el Real Madrid pero pudo hacerlo si los diferentes intentos de Bernabéu hubieran fructificado como él deseó fervientemente. Por edad, no hubiera visto a Pelé vestir la camiseta blanca, pero me hubiera encantado leer, investigar y descubrir todo sobre su pasado madridista décadas después. Y también ver imágenes y vídeos suyos. Porque si hubiera militado en el club blanco tendríamos a nuestro alcance mucho más material de partidos completos, sobre todo en los 60 de lo que existe hoy en día.

¿Se imaginan a Pelé jugando cada semana con Di Stéfano, Gento y Puskas? Pues no estuvo tan lejos de realizarse como parece. Recapitulemos.

Puskas Pelé

Pelé es un joven nacido en el estado de Minas Gerais que con 15 años debutó en el Santos y con 17 ya estaba en la selección brasileña para disputar el Mundial de Suecia 1958. Allí a los escandinavos ya les sorprendió su insultante juventud en un equipo donde formaban estrellas como Garrincha, Didí, Nilton Santos o Vavá. Y gracias también a Pelé los brasileños consiguieron su primer Mundial y el joven delantero cumplió la promesa que un día le hizo a su padre cuando derramaba lágrimas y más lágrimas tras escuchar por la radio el ‘Maracanazo’ de 1950.

¿Se imaginan a Pelé jugando cada semana con Di Stéfano, Gento y Puskas? Pues no estuvo tan lejos de realizarse como parece

Santiago Bernabéu era el presidente más conocido el fútbol mundial y en el verano de 1958 acudió a Suecia para presenciar el Campeonato del Mundo. De primera mano vio al imberbe Pelé y lo apuntó de inmediato en su lista de futuros fichajes. En total fueron tres años tras él, con innumerables noticias y rumores sobre el interés o posibles ofertas por la perla sudamericana. En los periódicos brasileños corrió mucha tinta sobre Pelé y el Real Madrid y en la prensa española también se hicieron eco de todo lo que llegaba de la otra parte del Atlántico.

Las primeras noticias surgen en la primavera de 1959. Pelé iba a venir con su Santos a disputar el homenaje a Miguel Muñoz a mediados de junio y la expectación creció como la espuma. En la prensa de Brasil se pudo leer el “Real aprieta el cerco de Pelé” en el ‘Diario Carioca’ o “Pelé en la mira del Real Madrid” en ‘Revista do Esporte’, indicando además que el astro vestiría de blanco en 1960. La cantidad que pedía el Santos por su fichaje era escandalosa: 640.000 dólares (unos 40 millones de pesetas). También ‘Jornal do Dia’ habló del tema y tituló “Pelé, el sustituto de Di Stéfano”. Aunque en el artículo salían unas declaraciones de Bernabéu donde explicaba que “Di Stéfano es un jugador de clase excepcional que aún tiene mucha cuerda”. E insistía con ‘O Rei’ declarando que “cuando Pelé abandone Brasil será para jugar en el club blanco”.

Pelé sustituto Di Stéfano

Un año después, en 1960, ‘Revista do Esporte’ seguía con el tema y en un largo reportaje firmado por el periodista español Ramón Melcón se podía leer que “El mayor sueño de Santiago Bernabéu es Pelé”. En el interior de la noticia se afirma que el presidente blanco “trabaja en la incorporación y regalar así a Pelé a la afición del Real. Una promesa que se haría. Y don Santiago suele cumplir lo que promete”. Por su parte, el ‘Diario da Noite’ hablaba de que oferta merengue a Santos que llegaría a los 100.000 dólares (algo más de 6 millones de pesetas), lo que convertiría a Pelé en el traspaso más caro de la historia de la entidad madridista. Sin embargo, desde el periódico ‘Imperio’, en España se comentaba que en Brasil se daba por seguro una respuesta negativa.

Pelé revistas 1959-1960

El último ataque para culminar el fichaje de ‘O Rei’ fue en 1961. Otros equipos europeos como el Inter también andaban a la caza del astro y la prensa contaba de una pelea entre madrileños y milaneses para llevarse al brasileño. En la revista deportiva ‘Lean’ entrevistaron a Pelé en una escala de un vuelo en Río de Janeiro. Le preguntaron por una supuesta oferta de los italianos por 880.000 dólares que dijo desconocer y a la cuestión de si le ofrecieran la misma cantidad el Inter y el Madrid por cuál se decidiría contestó que “de llegar el momento lo pensaría”.

En 1962, las opciones de ver a Pelé por Chamartín se acabaron por dos motivos: uno, el grave problema económico que tenía el Real Madrid en ese momento y dos, por el cierre de fronteras para jugadores extranjeros en la Liga española que se extendería hasta 1973

En 1962, las opciones de ver a Pelé por Chamartín se acabaron por dos motivos: uno, el grave problema económico que tenía el Real Madrid en ese momento y dos, por el cierre de fronteras para jugadores extranjeros en la Liga española que se extendería hasta 1973. Así lo recogió ‘Revista do Esporte’ que en una de sus ediciones del mes de enero tituló el “Real desiste de Pelé” y se extendía sobre una más que probable renovación de Pelé por el Santos donde cobraría un millón de cruzeiros al mes. El mandatario blanco lo explicó en la prensa española: “No tiene sentido soñar con Pelé, porque el Santos no lo venderá a ninguna parte del mundo. Eso solo sucedería si el club brasileño tuviera otro jugador igual que Pelé, lo cual es casi imposible, un jugador como Pelé costará mucho que vuelva a aparecer”.

Real Madrid desiste de pelé

En década posteriores en distintas entrevistas Pelé siempre ha confirmado las opciones que tuvo de jugar en el fútbol europeo y de hacerlo concretamente en la entidad merengue. En 2016, durante la presentación en el festival de cine de Tribeca de una película de su vida aseveró que estuvo “casi a punto de firmar por el Real Madrid”, aunque nunca se “arrepintió” de haberse quedado en el Santos.

En 2016, durante la presentación en el festival de cine de Tribeca de una película de su vida, Pelé aseveró que estuvo “casi a punto de firmar por el Real Madrid”

En el terreno de la ciencia ficción qué hubiera ocurrido si Pelé firma por el Real Madrid. Lo primero que hay que pensar es que su fichaje se habría producido tras la marcha de Kopa que se fue en el verano de 1959. En ese caso, las cantidades millonarias del traspaso y el contrato del brasileño descartarían los fichajes que se llevaron a cabo de dos compatriotas como Canario o Didí o también probablemente el posterior en 1960 de Luis del Sol. En la prensa carioca no se excluía la opción de que Didí llegara primero y Pelé más tarde, pero el ecosistema del equipo y del vestuario seguramente se habría visto afectado. Lo que sí es seguro es que la delantera formada por Gento, Puskas, Pelé y Di Stéfano habría sido la más formidable y fascinante que uno pueda concebir. Faltaría un jugador para la banda derecha que podría haber ocupado en la época Chus Herrera y luego Tejada o Amancio para dar todavía más gol o desborde al ataque. El aporte de Pelé en ese conjunto blanco roza lo inimaginable. Y es que ‘O Rei’ era un futbolista que a finales de los 50 y principios de los 60 hacía todo a una velocidad superior. Talento, fantasía, velocidad, dribbling, asociación y gol, mucho gol. Rodeado de otras estrellas como Di Stéfano o Puskas se hubiese mostrado imparable. Y eso nos lleva a pensar que ni Mr. Ellis o Mr. Leafe les habrían detenido en 1961, ni el Benfica de Eusebio en 1962 o ni el AC Milan de Nereo Rocco en 1963. El Inter de Helenio Herrera tanto en 1964 como en 1965 hubiera sido un durísimo escollo en un enfrentamiento repleto de futbolistas extraordinarios pero con Di Stéfano y Puskas ya con 37 y 36 años respectivamente en las filas blancas. De este modo no resulta una utopía creer que el Real Madrid pudo conseguir ocho Copas de Europa consecutivas o diez de once dado que en 1966 Pelé se hubiera juntado con los campeones ye-yé en otro plantel magnífico.

Pelé Di Stéfano

Fotografías: Imago.

 

Índice de El que nunca llegó:

Capítulo 1: Futre, el que nunca llegó

Capítulo 2: Dominique Rocheteau, el que nunca llegó

Capítulo 3: Joaquín, el que nunca llegó

Capítulo 4: Oscar Schmidt, el que nunca llegó

Capítulo 5: George Best, el que nunca llegó

Capítulo 6: Totti, el que nunca llegó

Capítulo 7: Patrick Vieira, el que nunca llegó

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Un comentario en: Pelé, el que nunca llegó

  1. Este sí, sin duda, tenía que haber llegado. Tras don Alfredo, el mejor de todos los tiempos.

    Por favor, ¿alguien me puede decir que palabra, en portugués y a pie de foto, es la que no acabo de concretar?.

    "Santiago Bernabéu, o presidente e Caniglia, o técnico del Real Madrid , quando planejaem en xxxxxx de tetra-campeao de Europa".

    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram