Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Paz y gloria

Paz y gloria

Escrito por: Antonio Valderrama7 marzo, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

España tiene una capacidad asombrosa para absorber el mal y digerirlo. El sistema digestivo de la moral pública es, por así decirlo, extraordinario. Funciona como la seda. El mal ocurre y ocurre con frecuencia. Los malos no se esconden, más bien al contrario: muchas veces hacen el mal a la vista de todos, con luz y taquígrafos. Hay pruebas de sus latrocinios, audios, fotos, vídeos incluso, que son expuestos cada cierto tiempo por la prensa esclavizada, como la llama Hughes. Sin embargo, no ocurre absolutamente nada. Los malos, que antes daban excusas y balbuceaban, ahora dan ruedas de prensa chuleando, diciendo que son incorruptibles y muy honrados.

Laporta rueda de prensa

El mal se exhala: se convierte en un meme en los programas de “infotaintment” y así pierde su carga de gravedad, relativizándose. Si en otros países e históricamente el humor ha servido para profundizar en la crítica, para darle un puyazo al relato que baja compacto del poder, aquí, desde que tenemos otra vez democracia, el humor sirve al poder, que lo utiliza como un sedante, anestesia general. Los humoristas de Estado o los tontos útiles (cuando veo algunos programas, de información deportiva y de la otra, reconozco que me gustaría pensar que están a sueldo, eso lo haría todo más razonable y soportable) cogen la patata caliente del momento y en lugar de hurgar en el qué, cómo y cuándo del asunto, por qué y para quién (o quiénes), desactivan el temporizador de la bomba y se la ofrecen al público en forma de tontería pasajera. Entonces, el asunto que sea ya está listo para llegar a la calle y a la tribuna del estadio como un chiste, como una gracia. De manera que tras una semana o diez días de agitación más o menos grande, las cosas vuelven a su cauce y el asunto en cuestión pierde toda su importancia, si es que llega, en el mejor de los casos, a tener alguna.

Los malos, que antes daban excusas y balbuceaban, ahora dan ruedas de prensa chuleando, diciendo que son incorruptibles y muy honrados

Y todo se olvida. Ha ocurrido con el Caso Fútbol Club Barcelona, ocurrirá con el “Tito Bernie”, pasó con los ERE, con la corrupción sistémica del autogobierno catalán (¡el tres per cent!), con todas las atrocidades alegales de la pandemia, en fin. Todo pasa y nada deja ninguna huella. La impunidad es total.

En el Caso Barcelona, que no Negreira, como se empeñan en llamarlo los cipayos de la prensa, todo está ahora en manos de la Fiscalía de Barcelona. Pero mientras “la judicialización” del fútbol, por usar una expresión muy simpática a los enemigos de España, sigue su curso, se aleja sin embargo de a pie de campo. Es decir, de la actualidad, del día a día, que es el lugar al que permanece cosido el hincha, al aficionado corriente de toda la vida. Y el aficionado corriente de toda la vida es al negocio del fútbol lo que el tendero a la democracia según Stendhal, que la despreciaba: aquel sujeto “de soberanía”, núcleo de la “masa crítica” al que hay que agradar, adular, embromar, guiar por aquí o por allí y pastorear, para ganar el favor de la opinión pública.

José María Enríquez Negreira y Sánchez Arminio

El asunto está ahora totalmente expuesto a que el paso del tiempo y sobre todo, de los partidos y de las jornadas, se lo lleve por delante. De convertirse, vamos, en un suflé al que el soplo del frenesí de la Liga, la Copa y la Champions lo va a rebajar hasta reducirlo a nada.

Que es lo que está pasando. ¿A quién le importa a estas alturas, no digo en los estamentos rectores, en los despachos de los que mandan algo, sino en los bares, en las peñas, en los estadios, en Twitter, el Caso Barcelona? La competición sigue su curso y el Barcelona de Xavi sigue ganando. Este fin de semana ha ampliado su ventaja sobre el Madrid con otro 1-0 capellista que haría retorcerse a Cruyff en su tumba, si el propio cruyffismo y especialmente su legión infinita de menesterosos acólitos no fueran un monstruoso embuste, una pantomima. De conspicuo éxito a lo largo del tiempo, naturalmente, pues en la España de la “democracia que nos hemos dado” todo lo que venga de Cataluña, y más si viene revelado por boca de un europeo del norte, cuenta con un halo de prestigio inusitado y absurdo que no obstante consigue embelesar a todo el mundo.

El caso Barcelona está ahora totalmente expuesto a que el paso del tiempo y sobre todo, de los partidos y de las jornadas, se lo lleve por delante. De convertirse, vamos, en un suflé al que el soplo del frenesí de la Liga, la Copa y la Champions lo va a rebajar hasta reducirlo a nada

El Barcelona de Xavi sigue ganando beneficiándose de simulacros arbitrales muy parecidos a los que hemos visto a lo largo de todo lo que llevamos de siglo XXI, que es el tiempo que lleva el Fútbol Club Barcelona comprando el favor del Comité Técnico Arbitral según se desprende de lo investigado por la Policía Judicial hasta el momento. Se supone que todo acabó en el año 2018, cuando Negreira y su superior, Sánchez Arminio, dejaron de pintar algo en la Federación. Pero hay costumbres de las que cuesta olvidarse. Sánchez Arminio y Enríquez Negreira eran, por cierto, los Batman y Robin de la cuestión arbitral durante el infinito mandato de Villar en la Real Federación Española de Fútbol y Villar, a su vez, era un tipo muy baqueteado en las altas esferas de la UEFA y la FIFA durante las presidencias de Platini y Blatter en las mismas en el tiempo en el que se consumó la venta del fútbol internacional al dinero qatarí.

Villar y Sánchez Arminio

El Madrid, mientras tanto, sufre en el Villamarín otro de esos pequeños vietnams que tantos campeonatos domésticos le han costado a lo largo de más de dos décadas. Es un goteo constante de permisividad con la violencia local que excita a la grada (el domingo fue en Sevilla, antes fue en Mallorca o Villarreal, mañana será en Cádiz o en Bilbao, ¿qué más da?), que se comporta cuando el Madrid está delante como el público de un circo romano en un espectáculo de gladiadores. La presión ambiental está siempre regulada por dos válvulas, la del entorno mediático y la del estamento arbitral.

Como el Madrid “siempre ha robado”, una y otra vez saltan once tíos de blanco condenados de antemano por la presunción de culpabilidad que, a modo de convención ignominiosa, ha acordado todo un país de idiotas. Con este mantra son criados dos de cada tres españolitos, que reciben desde la cuna, con las nanas, la idea subconsciente de que el Madrid es el Leviatán, el Coco, el Hombre del Saco contra el que todo vale, incluso la corrupción sistémica de todo el fútbol español.

dos de cada tres españolitos reciben desde la cuna, con las nanas, la idea subconsciente de que el Madrid es el Leviatán, el Coco, el Hombre del Saco contra el que todo vale, incluso la corrupción sistémica de todo el fútbol español

Como todo empieza a emborronarse en la mente de los espectadores, la cosa pasará ahora a un asunto de jueces y abogados, pero mientras lo que se ve, pues nadie lo para, es una competición donde el club bajo sospecha continúa ganando ante la complacencia general de los ajenos y el alborozo resentido de los propios, más desvergonzados que nunca. Ganará Xavi y leeremos titulares sonrojantes. Todo será otra vez histórico y no tengo la menor duda de que nos ofrecerán cátedra moral y lecciones magistrales, pues esa es también su costumbre. Como si no hubiera pasado nada.

Xavi Hernández

Si jode al Madrid, bueno es, es la idea que subyace, como aquel tópico de prefiero perder una pierna si tú pierdes las dos. Con esta condición es imposible llegar a ninguna parte. El fútbol español siempre será esclavo de esta servidumbre, por más que Florentino se empeñe en renovarlo, precisamente, de la mano de una institución podrida. No por este o aquel presidente, sino en su misma raíz, en su esencia más pura. ¿Qué Superliga se puede fundar sobre cimientos encharcados en aguas fecales? El Barcelona ramplón y mediocre de Xavi, que es un remedo aún más feo del primer gran Atlético del Cholo Simeone, celebrará seguramente sin ningún pudor ni vergüenza una Liga que no se va a parar ni por asomo ante la evidencia de la compra de árbitros por parte del equipo que más la ha ganado en todo el período bajo sospecha. Es desalentador pero la cuestión no afecta sólo al fútbol, sino a las costuras éticas de una nación a la deriva, una nación para la que el Madrid es un milagro inmerecido y que siempre preferirá antes a Barrabás, entre espumarrajeantes burlas.

 

Getty Images.

Foto del avatar
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

9 comentarios en: Paz y gloria

  1. Gran artículo. Gracias, Sr. Valderrama.

    En un pais donde las personas integras, honradas y sinceras son entendidas como ilusos, pringados y pardillos. En un pais donde se valora el pelotazo y no el trabajo, y las personas trabajadoras se entienden como estúpidas y los vagos como inteligentes o pícaros. En un pais donde los analfabetos y los ignorantes lejos de sentir vergüenza o timidez se muestran en público con osadía y presumiendo de su necedad. En un pais donde la chapuza y el "así vale" (luego pasa que los trenes son más anchos que los túneles) se imponen a la profesionalidad y el trabajo bien hecho. En un pais donde los que legislan están más cerca de la delincuencia y la corrupción que de la policía y los jueces.

    En este país, como digo, sólo unos pocos románticos idealistas pensabamos que el futbol era un deporte limpio, donde ganaba el mejor en buena lid, donde los buenos equipos y jugadores eran reconocidos y respetados allá donde jugaran. Unos pocos disfrutábamos del fútbol, sin más. Esos pocos románticos somos, o quizás deba decir eramos los madrilistas. Esos somos los que ahora vemos que lo que se valora por la gran mayoría es ganar sin importar cómo, sin importar que sea en el último minuto y de penalty injusto, sin importar que se pague a los árbitros, sin que importe que se gana con trampas.

    Nos lo están diciendo todos los días :
    "¿Que hemos comprado a los árbitros?,  ¡ pues claro ! ¿te has dado cuenta tu también?
    SÍ, los hemos comprado, ¿Y qué? Hemos ganado ¿no?"

  2. Puede ser que lleve usted razón, y que las tragaderas del Estado Español puedan con el caso Negreira, como pudieron con el caso Soule, y el silencio se lo coma todo, por si acaso yo no me voy a rendir y mientras pueda seguiré denunciando, que más por ahora no puedo hacer, ya ofrecí ayer mis dos carnets de socios a Primavera Blanca por si los necesitan para algo, en fin al grano es evidente que ver el arbitraje ( es un decir) en Sevilla el domingo, es la prueba más clara y contundente de que el legado de Negreira y Sánchez Arminio continua sin tregua y sin freno
    vean y lean sino este dato que es sublime

    Buenos días, con el gol anulado al Madrid en el campo del Betis, por una supuesta mano de Rudiger, son 22 los goles anulados por el V.A.R., desde su introducción, desconozco el reglamento y por lo tanto si ese roce mínimo del balón con el brazo del alemán, con este pegado al cuerpo, es motivo o no de anulación del gol, lo único que queda claro es que la diferencia entre los goles anulados al Madrid (22) por el V.A.R., no hace más que crecer con respecto a los anulados al Atlétcio Aviación y el Negreiros Club de Fútbol ( 10). Ni que decir tiene que la directiva, ni esta, ni se la espera ¿ eh D. Florentino?

  3. Cuando lo que has de leer y/o escuchar es que el culpable de toda la violencia física y psicológica sufrida por Vinicius es el propio futbolista brasileño, cuando has de seguir atendiendo los cantos de sirena, de antimadridistas y madridistas unidos por el relato, que señalan al presidente del Madrid como culpable de la corrupción generalizada del fútbol español, es cuando te das cuenta de que, efectivamente, la violaron por llevar minifalda; por su culpa...por su grandísima culpa.

  4. Esto no lo salva los artículos más o menos beligerantes y veraces ni nuestros directivos. Esto solo lo salva la unión de todos los madridistas realizándo actos, que de sobra existen, para que está depravación al menos no se olvide
    Que se cree una Plataforma de denuncia un fin de semana si y otro también con acciones multitudinarias a nivel urbano y
    en el propio Santiago Bernabeu
    Expongo mi idea y mi apoyo
    MADRIDISTAS UNAMOSNOS.

  5. De 5 mensajes publicados a las 12:35 del mediodía,4 son de Joan Llorens.
    Corazón tan blanco, la 17 de febrero,oliman y simpleman son el mismo enfermo.

  6. A esta forma de ver las cosas, enfermiza, no le importan los medios con tal de alcanzar el fin. Es decir, no le importan los pagos a los árbitros mientras el Madrid pierda. Todos, incluidos los antimadrilistas, sabemos de la corrupción pero a ellos no les importa, al contrario les gusta. Algunos seguidores del patético de Madrid incluso lo dicen abiertamente "el Farça ha hecho bien en comprar árbitros, que se fastidie el Madrid".

  7. La verdad es que la vida política (sí, digo política porque todo en España está emponzoñado por la misma) en España es tan vomitiva que a uno le dan ganas de desistir de todo. Ojo, me puedo permitir el lujo porque no vivo ni trabajo España (hace años que me hice un Ferrovial, gracias a Dios), aunque sigo la actualidad española y, por supuesto, sigo a mi equipo que es el RM. Sin embargo, es todo tan asqueroso... Por lo pronto, me he dado de baja del canal de deportes de mi proveedor de televisión. No voy a pagar por seguir una competición adulterada, y hay vías alternativas en la vida para (casi) todo. Veremos cómo se cotizan en el futuro los derechos televisivos de la liga (o la cosa nostra). Pero es que, lamentablemente, lo que vivimos en el fútbol no es más que un reflejo de la tremenda podredumbre que corroe a la sociedad española en general. Que haya tipos como el tal Planas, el Jordi, el Santantonio (o como quiera que se llame), el panocha, el trompetero equilibrista... los ex-árbitros que justifican todas las tropelías que sus compis perpetran desde el campo o desde el VAR... los responsables de la RFEF y de LaLiga... las aficiones rivales que sólo destilan odio ante el RM (aún sabiendo lo que lleva años haciendo la farsa)... los responsables gubernativos... ¿Dónde parar? Esto del negreira-farsa gate lo van a tapar como sea, porque todos están en el ajo. No hay más. Todo corrupción. Todo amoralidad. Todo decadencia. Que Dios os ayude.

  8. Excelente artículo,
    "El Barcelona ramplón y mediocre de Xavi, que es un remedo aún más feo del primer gran Atlético del Cholo Simeone, celebrará seguramente sin ningún pudor ni vergüenza una Liga que no se va a parar ni por asomo ante la evidencia de la compra de árbitros por parte del equipo que más la ha ganado en todo el período bajo sospecha."
    No podemos rendirnos, seguimos denunciando hasta que las hemerotecas queden llenas de información, y para que esta corrupción sea imposible de borrar para el futuro.
    Mi reconocimiento Antonio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El #portanálisis de hoy os trae grandes primicias respecto a Confecciones Canaletas SL, la filial estilo Barça Studios a través de la cual el FC Barcelona confeccionará su propia ropa deportiva.

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/confecciones-canaletas/

Los idus del Madrid

Las conjuras del Bernabéu tienen en marzo cuatro fechas muy señaladas en la memoria madridista.

Vía @lagalerna_

👇👇👇

Como cada viernes, he aquí una nueva entrega del serial "Anatomía de un negreirato" de @Cuatroamiguetes.

La acción sigue transcurriendo en una sede judicial de Barcelona, aunque el capítulo de hoy huele ligeramente a gambas de Motril. Por lo que sea.

Artículo con contenido de información muy importante.

Tan extremadamente importante que los medios deportivos tradicionales no le han hecho ni puto caso.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram