Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Super 8

Escrito por: La Galerna15 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. A este portanalista le tiemblan las canillas con semejantes tesoros delante de sí. Es como si se hubiera pasado al frotar la lámpara de Aladino. Qué vamos a hacer con todas estas maravillas. Tratemos de centrarnos. Vayamos por partes. Habrá que dejar lo mejor para el final, pero ¿qué es lo mejor? Uno no sabe dónde mirar. Todo son riquezas. Todo brilla, como ese tuit de @2010MisterChip, en el que decía que aún les quedaba una bala (a los del Barsa), con foto de Messi, y que era de cañón. ¡Ay! Cañón el que les han… en fin, que nos perdemos. Calma, calma.

Portada de Marca.

Bueno. Tampoco es que los despellejen a tiras. VERGÜENZA es una palabra que ya hemos visto para referirla a otras cosas menos importantes. ¿VERGÜENZA un 2-8? ¿Sólo eso? Vergüenza era el 1-4 del descanso, por favor. Y si vergüenza era el 1-4 del descanso, ¿cómo va a ser VERGÜENZA el 2-8 del final? No es que se hayan quedado cortos en Marca, es que les han echado una mantita por encima para el frío. A cualquier cosa lo llaman VERGÜENZA. Vergüenza es que llamen vergüenza a esta devastación, a este apocalipsis culé, en el que uno de los goles es en propia puerta del Bayern y los dos últimos de los alemanes son obra de Coutinho. Coutinho, amics.

Lo de Coutinho es una cançao de amor que cuenta cómo le marcó el SÉPTIMO y el OCTAVO al equipo que no lo quiso, el Barsa, en los cuartos de final de la Copa de Europa, en el Estadio Da Luz de Lisboa, en los minutos 89 y, sobre todo, 93. Una canción hermosa. Pero VERGÜENZA no es. Podríamos decir APLASTAMIENTO o RIDÍCULO, mejor, por ejemplo, con algún adjetivo sonoro en el último caso.

Portada de As.

En As dicen que HUMILLACIÓN HISTÓRICA. Podría valer, aunque no nos acabe de saciar de ningún modo. Luego viene acompañado de una foto de Messi tapándose la boca y mirando hacia un lugar donde alguien se ha debido de caer por un precipicio, pero no él. Él luego se va a acercar al borde y va a mirar hacia abajo y va a preguntar a los curiosos: “¿Viste, qué pasó?” Luego, viene todo decorado con guirnaldas de Piqué y farolillos de Bartomeu y unas bombillas un poco tenues que dicen no sabemos qué de desastres y de crisis.

Portada de L' Equipe.

Tampoco será para tanto. A pesar de que la humillación la vea también, con mayor escarnio, o con el debido, el diario L’Equipe: LE FC BARCELONE HUMILIÉ, que parece el título de una novela de Victor Hugo, como Los Miserables. Pero ya veréis cómo no. No os asustéis mucho, amigos de As, que a vuestro Barsa (que sí, que sabemos que es vuestro Barsa) ya le encontraréis forma de compensar semejante dureza para la galería. Esa HUMILLACIÓN HISTÓRICA con Cuchitini en primer plano no deja de ser un homenaje encubierto. Una humillación histórica sería verle sentado en el túnel sin respuesta, sin liderazgo, sin valor y sin clase junto a un Ter Stegen que sí mantiene su dignidad.

Messi y Ter Stegen durante el descanso.

Portada de Mundo Deportivo.

Todo lo contrario que en Mundo Deportivo. Una portada de luto con un Piqué, qué lástima Piqué, que mira al suelo. FIN DE CICLO VERGONZOSO es mucho más que la VERGÜENZA de Marca. Distintas informaciones en diferentes tamaños de letra jalonan la triste figura de Gerard, que anoche no se fumó ningún puro (aunque se llevó ocho de regalo para casa) en el vestuario con las piernas en alto, ni tampoco levantó una manita para la que le faltaban dedos, qué horror. ¿Se imaginan? Y qué horror que dice que se va el primero, si hace falta. Qué pocas risas Geri, con lo que tú eres de gracioso. Y que Bartomeu convocará elecciones, y que Setién no seguirá. Pero hombre, cómo no. Con lo bien que nos lo hemos pasado tal y como adelantó a su llegada al Barça el propio Quique:

Portada de Sport.

Qué va a ser de nosotros sin estas noches de risas. Quique, quédate. Las vaca