Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Todo OK, José Luis

Todo OK, José Luis

Escrito por: Mario De Las Heras17 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Estaba pensando en una torre de control. El VAR, no el VAR como invento (invent, más bien), sino el lugar físico donde se realiza la acción propia del VAR (a la que podríamos llamar “varear”), me recuerda a una torre de control. Claro que es una torre de control especial. El propio acrónimo ya es susceptible de cachondeo casi infinito (el VAR y el bar, ya se sabe) utilizado con mayor y menor fortuna.

El caso es que el VAR, después del episodio sicalíptico del esplendoroso “Todo OK, José Luis” (¿es José Luis el nombre más forgiano de la tierra?, ¿no oye usted “José Luis” y se imagina a un hombre español calvo y sufriente y escépticamente resignado acompañado de una mujer con rulos?), me recuerda a ambas cosas.

Por un lado, está la torre de control, y por otro el bar. El VAR es una torre de control/bar donde los controladores están ahí como tomando cañas y olivitas en un ambiente de agradable francachela mientras dirigen el tráfico de los aviones.

Las instituciones del fútbol, al menos las españolas, son como otras instituciones de estructuras idénticas (trabajadores, jefes, directores, presidentes...), sólo que sus miembros, y me refiero casi exclusivamente a sus dirigentes y mayores responsables, parecen salidos del más espeluznante, por típico, bar con mostrador de cinc, y sacados de él, efectivamente, por los otros parroquianos que les tiran de la chaqueta mientras uno orina en la farola más cercana, bonita estampa: “Vámonos, José Luis, que no vale la pena. Vámonos a casa que es martes y son las doce”.

Se dice por ahí que es el mismísimo Roures (el hombre más malo del universo, sucediendo al esteta Aleister Crowley, todo es degenerar) quien los recluta en persona (para el VAR) para que luego le sirvan con fidelidad, que no es más que hacer en la torre de control lo mismo que hacían en el bar, sólo que con el poder real (no sólo de palabra) de perjudicar al Madrid o a quién se desee.

En el audio difundido el otro día a propósito de la acción entre Vinicius y el portero Rulli, se puede comprobar que estas cosas imaginarias de bar de las que hablo son casi exactamente así. Se escucha el tintineo de los vasos, el ruido de la tragaperras, algún exabrupto lejano, las voces de la parroquia... mientras, por sorpresa, se escucha a uno, un jefe que impone su criterio, que dice que de penalti nanai: “Todo OK, José Luis”, dice varias veces tras observar en silencio el estruendo de las imágenes, reflejo inequívoco de lo que se venía sospechando sin audios que valgan: el ruido de la torre, ese “varear” tramposo en medio de la confusión de la máquina de café y la friegaplatos.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

13 comentarios en: Todo OK, José Luis

  1. Tal como disfunciona el VAR en España no tardaremos en escuchar un "Rafa no me jodas!!" y lo peor es que será por un error aún mayor que el de aquél mítico "penalti y expulsión..."
    Me temo que lo gordo aún está por llegar