Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El ojo del huracán

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El ojo del huracán

Escrito por: La Galerna22 noviembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La caída de la casa Usher, queridos galernautas. No sabemos qué hizo el Madrid entre las 18:15 y las 20:00 de ayer. No sabemos qué fue ni dónde estuvo. Sabemos que perdió ante el Barcelona en su estadio, y sobre todo sabemos que para perder así -con tal contundencia y sonrojo- hace falta no comparecer, hacer creer a los sentidos que sí, que hay once jugadores en el campo vestidos de blanco, cuando en realidad allí no estaban más que sus sombras tan negras, de caras desencajadas, de pies adormecidos, de voluntades apagadas, en evidente desorden. Deep Impact para el madridismo, que queda colérico, desangelado, incrédulo, atónito, incapaz de entender con claridad las razones del descalabro.

No se nos escapa que hay muchos que, en el minutos 91, nada más terminar el partido, ya tenían clarísimo no solo el diagnóstico, sino también las soluciones, súbitas, implacables, absolutas y determinantes. Perdonen si nosotros preferimos dormir la rabia y la tristeza y acoger la resaca antes de hacer enmiendas apresuradas a la totalidad. Tal es tal vez nuestra incapacidad analítica, pero también nuestro amago de prudencia (esa palabra en desuso) y, por qué no decirlo, también nuestro amor al Madrid. Creemos que saber conjugar la crítica con el cuidado es el reto más difícil, y más cuando el cuerpo pide cierre por derribo, que arda Troya y salga el sol por Antequera.

Portada Marca 22.11.15No escatima en tremendismo la portada de Marca y entendemos que la ocasión la pintan calva para ello. No puede haber excusas para el modo de la derrota de ayer, tan inapelable que casi lo de menos es el resultado y lo de más las sensaciones de vacío que dejó el Madrid. El Bernabéu, en cambio, estaba lleno, primero de público y luego, lógicamente, de desengaño y de ira. Y volcó toda esa bilis contra los jugadores, tal vez menos contra el entrenador y al final contra Florentino. Se abre la falla de San Andrés y la grieta parece estar alcanzando la última planta de las oficinas del club, como corresponde a esta tormenta perfecta tan del gusto de nuestra prensa deportiva. "Que todo cambie para que todo siga igual" podría ser el lema que resuma su proceder, su permanente revolución, su espiral de portadas, de capciosas ruedas de prensa, de medias verdades, de insinuaciones y críticas descarnadas, de una cosa que antes se llamaba periodismo y ahora está tan cerca del marketing y la propaganda.

As Portada 22.11.15No sabemos cuánto tiempo llevaba Relaño guardando la portada de hoy en el cajón con llave de su mesa de director. Le intuimos liberado por fin. La realidad -o al menos un modo plausible de verla- le ha dado la oportunidad de enseñar al mundo su modus vivendi en forma de titular y eso debe de ser un alivio de los grandes. Nos alegramos por Alfredo. Esperamos que a partir de ahora, dado su haber soltado lastre, se nos muestre menos enconado, más ligero y amable; pero no, en realidad no lo esperamos. Ha olido sangre y no parará -no pararán- hasta llegar hasta el hueso.

Que lleguen, venga, no hay problema. Fuera Benítez, fuera Cristiano, fuera Bale, fuera Ramos... y fuera Florentino. No decimos que en tanto echar (o en alguno de ellos) no pueda haber soluciones, pero solo si ocurre como resultado de un análisis más pausado y complejo que la mera y lícita indignación de un momento, o peor, de la repetición inmisericorde de soflamas por parte de los medios. De no ser así, ¿qué viene después? Mucho nos tememos que después viene lo mismo, exactamente la misma falta de respeto por los entrenadores -por todos sin distinción- desde el minuto dos de su primera rueda de prensa, la misma puesta en duda de cada uno de los fichajes (sobre todo si son caros), el mismo atropello de hipótesis que no alcanzan la categoría de argumentos, el mismo "así no" que vende periódicos y llena tertulias, la dictadura del "te lo dije", la quintaesencia de la profecía autocumplida, la vorágine, el amanecer zombi, cuando ruge la marabunta.

Mundo Deportivo Portada 22.11.15Sport Portada 22.11.15Sí, amics de la prensa catalana, "repasazo" y "meneo", no podemos negarlo, y sería malo que lo hiciéramos. Lo cortés no quita lo valiente, ni lo prudente quita que consideremos intolerable la manera en que (no)jugamos y perdimos ayer. Ante la catástrofe, en medio de las llamas del coloso, cabe asumir el duro golpe, buscarle causas y tomar decisiones firmes pero equilibradas. Para eso se tienen profesionales en nómina, empezando por los jugadores y acabando por el presidente, al servicio de un club que hoy -que lo sepan todos ellos- nos duele en el pecho, justamente en el lado de la camiseta reservado al escudo. En la hora aciaga del hundimiento del Titanic, la orquesta no puede seguir tocando valses como si no pasara nada, pero tampoco, aún ni a mitad de travesía, lanzar violines, pajaritas e intérpretes por la borda, al tiempo que empujamos también sin distinción a los pasajeros, a la tripulación entera y hasta al capitán. Barco en hundimiento y solo, terriblemente solo si a la ira le acompaña la desesperación y no la intención reparadora.

Si de catástrofes hablamos, si la hecatombe es el leitmotiv de este domingo (no de Ramos, pero esperemos que sí de resurrección), t