Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El nuevo Bernabéu y las viejas pegas

El nuevo Bernabéu y las viejas pegas

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon11 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El ser humano es un animal de costumbres y cuando estas vienen motivadas y alimentadas por fobias personales, se hacen todavía más contumaces. Como cada mes de septiembre, el Real Madrid presenta sus cuentas anuales para la asamblea de socios compromisarios que se celebrará el día 23 y, como ya es habitual, el diario AS tiene cosas terribles que comunicarnos a los madridistas.

Primero, hace unos tres años, fue haciendo uso del economista Gay de Liébana, que poco después se retractó. Más tarde nos anunciaron que el Madrid había sufrido una importante caída en sus ingresos en relación al Barcelona, sin atender al hecho de que los culés, a diferencia del Madrid, sí contemplan en su cifra de ingresos los precios de traspaso de sus futbolistas. Este año el asunto estrella es el Nuevo Bernabéu y la financiación para su renovación.

El AS nos comunica con gran preocupación que Florentino pretende “endeudar gravemente” al club por una suma de 575 millones para los próximos 35 años. Poco parece importar que el Real Madrid facture cada año, excluidas las ventas de futbolistas, 750 millones y esa cifra vaya en aumento año a año. En un mundo en el que la persona que puede se hipoteca durante 30 años por una cantidad equivalente a sus salarios de 7 u 8 años, el escándalo que pone en riesgo la salud económica del Madrid es que pida financiación a largo plazo por un importe que no alcanza sus ingresos de un solo año.

Con esta premisa, se nos anuncian, por parte de los críticos (entre ellos un ex presidente con un controvertido expediente al frente del club), dos posibles consecuencias:

Debilitamiento deportivo

Esto supone una contradicción en sí mismo. Si el club opta por buscar una financiación en lugar de agotar sus recursos propios será precisamente para poder seguir haciendo uso de los mismos en la búsqueda permanente de mejora. Si algo ha demostrado el modelo de Florentino es que sólo se puede competir contra el dinero de los jeques generando más y más recursos. Como socio compromisario estaré deseoso de que Florentino explique cómo espera que el Nuevo Bernabéu contribuya a ese objetivo, pero no me resulta demasiado complejo imaginarlo.

Conversión en SA

Este es un argumento que merece un análisis más detallado (como ya empezó a hacer mi compañero @jorgeneo), pero vuelve a chocar de bruces con la realidad de un club cuya salud económica presenta una robustez digna de elogio. No es improbable que en algún momento la Unión Europea imponga este modelo a Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, pero vaticinar que este es el objetivo de Florentino es desconocer su trayectoria. Desde su llegada al club, la obsesión de Florentino ha sido que el Madrid siga siendo de sus socios, llegando incluso a avalar con su patrimonio personal. Esto dolió mucho a ciertos acreedores que esperaban poder entrar en el Madrid aprovechando su precariedad.

Entiendo que para algunos está resultando una época muy dura. Las Copas de Europa en fútbol y baloncesto han desmontado demasiados argumentos. Antes se podía decir que Florentino era un genio de las finanzas pero su modelo iba en detrimento de los éxitos deportivos. Cuando estos han ido llegando y, además, a través de un modelo sostenible y responsable (precios de traspaso razonables y masa salarial por debajo de las exigencias del FPF), el argumento económico ha adquirido un valor tan inesperado como estéril. No cuela.

Mientras, en la acera de enfrente, el Barcelona ha tenido que buscar financiación para el pago de nóminas al estar asumiendo una masa salarial por encima del 80% de sus ingresos. Una situación que, a medio plazo, sí podría poner en riesgo la viabilidad del club en la élite, pero de eso ya nos informarán mañana.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM