Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Nadie, salvo La Galerna

Nadie, salvo La Galerna

Escrito por: Nanook The Eskimo24 enero, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Justicia se define tradicionalmente como dar a cada uno lo que le corresponde. Si está el Real Madrid de por medio, no se molesten ustedes en buscar justiciar en el común de los medios de comunicación, pues no la van a encontrar. Es muchísimo más fácil adoptar una opinión mascada, digerida y regurgitada, cuando no abiertamente vomitada, por los presuntos especialistas que moran las redacciones, que formarse un criterio propio a la vista de lo acontecido.

Nadie, salvo en la Galerna, va a clamar contra la tarjeta que se le mostró a Camavinga por un lance como los que hay mil en cada partido. Nadie va a decir que el desempeño de ese mismo jugador fue notabilísimo ni que sus condiciones físicas y técnicas, unidas a su desempeño reciente, sólo dan motivos para el optimismo. Esa forma de correr, plena de elegancia y plasticidad, y lo que esa zurda hace y puede hacer, serían materia de portadas si jugase en otros equipos. Afortunadamente, lo hace en el Real Madrid y, en el equipo rival, su equivalente está encarnado por un joven jugador con un juego y maneras más propios de una vaquilla burriciega resabiada que de un centrocampista de ida y vuelta, pero las cartulinas sólo las ve el francés del Real Madrid. Eso tampoco es justicia.

Camavinga Athletic

Nadie, salvo en la Galerna, va a destacar la ligera pero constante mejora de Mendy. Aunque desnortado a veces, es serio como pocos cuando la tormenta arrecia. Estamos de acuerdo de que es un jugador capaz de alternar las calidades y propiedades de Garrincha y Pizo Gómez, a veces incluso en la misma jugada, pero en cuanto a compromiso, energía y resistencia constituye un activo valiosísimo. No olvidemos que el madridismo se había (mal)acostumbrado en los últimos 25 años a un tipo de lateral izquierdo irrepetible. Roberto Carlos y Marcelo hicieron habitual lo excepcional, y Mendy ha completado con éxito la titánica tarea de acostumbrarnos a que un lateral izquierdo haga lo que tiene que hacer un lateral izquierdo, ni más ni menos.

Justicia se define tradicionalmente como dar a cada uno lo que le corresponde. Si está el Real Madrid de por medio, no se molesten ustedes en buscar justiciar en el común de los medios de comunicación, pues no la van a encontrar

Nadie, salvo en la Galerna, va a defender a Vinícius, al que en determinados medios ya se tacha de “problema”. Bendito problema el tener a un jugador al que los rivales provocan, pitan, insultan y agreden por un motivo ancestral: el miedo. Vini provoca terror en las defensas contrarias y, por ende, en su afición. No es plato de gusto ser encarado por un tipo con esa velocidad y potencia en carrera, y que, además, cuenta con recursos técnicos suficientes como para dejar sentado o desmadejado a su marcador. Lo que viene después de ese lance suele acabar con el balón en la red, así que entendemos que lo teman y que intenten evitar su intervención en el juego por lo civil o, más habitualmente, por lo criminal. En cuanto a los insultos racistas, tan hijos de puta son quienes los profieren como quienes cierran sus ojos y oídos ante ellos y, peor aún, quienes los justifican con pellizcos de monja y adversativas ridículas. Superliga, llega pronto, por favor.

Nacho, Man of the Match

Nadie, salvo en la Galerna, va a reconocer que esa moda de ponderar a Nacho viene precedida por rumores de marejada por un presunto malestar del jugador por su situación en la plantilla y su falta de minutos en favor de otros compañeros. Los medios de comunicación son incapaces de poner algo en su justa medida sin usar las antes mencionadas adversativas, es decir, sin, perdonen el término, enmerdar. Nacho es un jugador extraordinario de los que todo el mundo quiere tener en su plantilla. Conjugar ser extraordinario con la normalidad de la que hace gala don José Ignacio Fernández es algo muy difícil. No olvidemos que el excelente rendimiento de Nacho también se emplea para atacar al Real Madrid cuando, como ocurrió recientemente, juega sin españoles. Nacho sería buenísimo siendo español, canadiense, francés, brasileño o de Lesotho, cuyo gentilicio me excusará el lector de conocer, pero su españolidad será esgrimida si vale para atizar al Madrid, igual que su condición de canterano. De la cantera eran Zárate, Meca y Palanca, pero esa procedencia no resultó garantía de nada. La nacionalidad tampoco vale demasiado, pues, según ese razonamiento, Claudemir Vítor o Lucas Silva deberían haber alcanzado estatus de ídolos en el Bernabéu. Denme mercenarios, españoles o no, da lo mismo, que no sientan la camiseta pero que sean buenísimos, que ganar Copas de Europa es posiblemente el mejor y más eficaz método de fabricar madridistas que los siglos vieran.

Podría continuar con múltiples ejemplos, pero entiendo que ya se hará usted una idea. La disyuntiva consiste en recibir opiniones tan sesgadas como regurgitadas o formarse un criterio propio, ya sabe, pastilla roja o azul. Usted elige.

 

Getty Images.

2 comentarios en: Nadie, salvo La Galerna

  1. En otro orden de cosas, se ve que el Farsa de féminas he hecho un Cherysev y, por ende, ha sido descalificado de la Copa de la Leti. Verán ustedes chanzas y burlas de nuestra querida canallesca como sí ocurrió con el Madrid en 2015??? Spoiler: NO.

  2. Los mismos que ahora alaban a Nacho y piden su titularidad, con el objetivo de enmendar y crear malestar en el vestuario, son los que callaron como pu^as cuando Luis Enrique , en el reciente Mundial , llevó a nulidades como Eric García o inexpertos como Guillamon y dejó fuera a Nacho. No tienen vergüenza.
    Y la asquerosa portada de Marca de hoy es de una bajeza insoportable.

Regístrate y comenta

Deja una respuesta

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram