Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Nacidos en la victoria

Nacidos en la victoria

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon30 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Se suele decir que en la vida uno aprende de los errores, de cada derrota. Cada fallo es una oportunidad para aprender una nueva lección. Por ello, lo nuclear no es saber cuántas veces uno ha caído, sino cuántas se ha levantado sabiendo más.

El fútbol, como parte de la vida, también acoge este principio, claro, pero se ve superado por otro todavía más potente y con fácil comprobación empírica: en el fútbol ganar una vez te enseña a ganar muchas más veces. Muchas carreras se han visto truncadas por no haber podido alcanzar esa primera victoria que lo cambiase todo. De igual manera, muchas carreras se han visto potenciadas de forma inesperada por haber saboreado la victoria en los primeros envites.

El Madrid disfruta ahora de una generación que ha nacido ganando. Son jugadores que con menos de veinticinco años, en muchos casos, ya han conquistado más Copas de Europa que las que han perdido.  Una locura. Si uno repasa la plantilla blanca puede identificarles fácilmente: Carvajal (3), Varane (3), Casemiro (3), Lucas (2), Isco (3), Morata (2), Asensio (1) y Kovacic (2). Danilo, Nacho y Bale por edad no entrarían en este grupo aunque su experiencia con la Copa de Europa no puede ser más gratificante.

Comentaba Arbeloa que tras ganar la Décima se quedó alucinado con la actitud de Carvajal que ya anunciaba, en el vestuario, que tenían que ser el primer equipo en conquistar dos seguidas. Álvaro pensaba, a sus veintinueve años, lo que le había costado a él ganar una y lo “fácil” que Dani veía ganar más con sólo veintidós años.

A esta generación ganar les ha hecho mejores. Esto es así hasta el punto de que parecen jugar con el convencimiento de que la victoria llegará con naturalidad, sea por el camino que sea. Algunos de ellos parecen jugar desconociendo sus propios límites y al hacerlo de ese modo amplían los mismos convirtiéndose en mejores jugadores de lo que estaba previsto. El mejor ejemplo de ello es Carvajal. A Dani uno lo imagina en 2014 concentrado antes de encarar a Ribery dándose golpes en el pecho y diciéndose a sí mismo: “hoy te comes al francés, hoy te lo comes con patatas”. Y así con el resto de rivales. Por aquel entonces Carvajal no era un gran defensa. Adolecía de importantes defectos tácticos y jugaba algo alocado. Probablemente Lisboa ha marcado decisivamente su carrera ya que la confianza que uno tiene en sí mismo, por muy potente que sea, precisa en algún momento de resultados, de gratificaciones que certifiquen que la senda seguida es la correcta.

Por supuesto esta joven generación se ve muy arropada por verdaderos ganadores como Cristiano, Ramos, Kroos o Modric, por citar algunos ejemplos; pero sorprende que suelan dar su mejor versión en las citas más complicadas: Isco ha sabido ser muy importante en las tres finales, Varane no se ha concedido ni un solo fallo en las dos disputadas y Casemiro bordó una exhibición en Milán y en el segundo tiempo de Cardiff. Incluso Lucas supo encontrar su hueco en la historia en Milán con una tranquilidad que se mostró muy grande y que sobrecogió a todo madridista. La victoria forma parte de la cultura de esta generación y todo miembro que se une a ella – Asensio-, parece contagiarse de su influjo.

Jóvenes, buenos y nacidos en la victoria. Ellos parecen asegurar que el Madrid tiene ciclo para rato.

 

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

6 c