Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Mascaró, ¿tomamos una copa?

Mascaró, ¿tomamos una copa?

Escrito por: Fred Gwynne12 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La icónica imagen de Florentino Pérez colocando con mimo la Duodécima al lado de la Undécima, la Décima, la Novena, la Octava, la Séptima, la Sexta, la Quinta, la Cuarta, la Tercera, la Segunda y la Primera ha conseguido que Luís Mascaró camine encorvado, casi arrodillado, como si de repente notase el enorme peso de las doce Copas de Europa concentrado en sus doloridas espaldas.

-¿Pesan mucho, Luís?

-¡Buf! No te lo puedes ni imaginar. Nueve ya me tenían derrengado, pero estas tres más acabarán conmigo. No sé si llegaré.

-Qué, ¿vas muy lejos?

-No, aquí al lado, a casa de Piqué, a ver si reparto el peso.

A mi Mascaró me cae bien. Y Piqué. Los dos representan a generaciones diferentes pero igualmente comprometidas con el Real Madrid. Culés de corazón que año tras año, independientemente de los éxitos o fracasos de su equipo, ofrecen al nuestro una desinteresada ayuda para cargar con toda su gloriosa historia a las espaldas. Puyol me caía peor. Puyol era un Madridista jugando en el equipo equivocado. Media docena de Puyol tienen más peligro para el Madrid que varios millares de Piqués y Mascarós juntos.

Mascaró y Piqué representan generaciones comprometidas con el Real Madrid

Al pobre Mascaró (lo de la Juve debe de ser contagioso) cada Copa de Europa del Madrid le ha envejecido varios años. Tú lo ves hace dos telediarios y el hombre iba erguido, caminando encima de una mullida y esponjosa nubecilla, dando saltitos de la cantera al modelo, del modelo al estilo, del estilo a los valores. Bañado en humildad. Feliz.

Y ahora ha despertado, ha visto a Florentino delante de esa vitrina y la frustración le ha carcomido por dentro, la nubecilla se ha vuelto negra de repente y ha descargado su aguacero. ¿A qué huele la prepotencia, Mascaró?

“Una fotografía dice más que mil palabras. Mucho más. Y la imagen de Florentino Pérez presumiendo de las doce Copas de Europa del Real Madrid es una descarada declaración de intenciones. El presidente blanco muestra su perfil más prepotente rodeado de los doce trofeos”.

Veis, sufre, sufre mucho. Y el sufrimiento le sale a borbotones, sin control, sin pensar en nada más que en su dolorida espalda y en quitarse peso de encima sea como sea. Y lo sabe, él sabe que escribir esto no es bueno para su equipo, pero no lo puede evitar.

Entiéndelo Luís, Florentino presume delante de las doce Copas de Europa no por ser el Presidente del Madrid (que también) sino por ser Madridista. Todos, desde primer al último Madridista, desde Madrid a Senegal, desde México a los Estados Unidos, desde Barcelona a Rusia, desde todos los rincones de la tierra, presumimos de nuestras Copas de Europa. Y lo hacemos porque esas Copas representan una gloriosa historia transmitida de abuelos a padres y de padres a hijos. Esa vitrina resume nuestros valores, nuestro señorío, nuestra cantera, nuestros jugadores y nuestra forma de jugar al fútbol. Nosotros no presumimos de ello, no damos lecciones a nadie, no inventamos el fútbol, nosotros simplemente nos colocamos delante de la vitrina y nos sacamos una foto con el móvil. Somos así de humildes.

Amaño Florentino

Exactamente igual que hicieron Xabi o Guardiola (en menor media, en mucho menor medida, entiéndelo, esa vitrina es irrepetible) aunque tú lo hayas olvidado en tu artículo.

“Si Bartomeu se atreviera a posar con todos los títulos del Barça en el Camp Nou, sería acribillado. Sin ningún tipo de duda. De hecho, es impensable que esa fotografía se haga en el Museu del Barça”

Exacto Mascaró, es impensable, y lo es porque si a Bartomeu se le ocurriera colocarse delante de la vitrina de las Copas de Europa del Barcelona inmediatamente empezaría la comparación con el Madrid, y en la comparación saldría perdiendo. Es más, ¿tiene el Barcelona una vitrina con sus Copas de Europa? ¿Dónde está esa vitrina, Mascaró? ¿Dónde? Yo no la he visto nunca. ¿Existe?

Y que sea Florentino Pérez como Presidente del Real Madrid, como la máxima representación de nuestro Equipo, el que coloca la Duodécima a ti te frustra y a nosotros nos llena de orgullo. Nadie ha luchado más que él en estos pasados tiempos de dominio culé (¿verdad Jesús Gallego?) para revertir la situación.

“Allí no se preguntan por qué Florentino se apropia de toda la historia del Madrid cuando su mérito se reduce a cuatro Champions”

No nos puedes entender, Mascaró. No nos puedes entender. Las Copas de Europa son TODAS DE TODOS. De la primera a la última. Mi padre, con sus ochenta años a cuestas,  tiene una foto delante de la vitrina exactamente igual que Florentino Pérez y su merito se reduce a ser Madridista, que es como decir que el único mérito de Usain Bolt es correr.

-¿Te falta mucho, Mascaró?

- Bastante, le he dejado algo de peso a Piqué y ahora voy a buscar a Guardiola.

-¿Y si descansas un poco?

-No me vendría mal,

-Venga, va, tomemos una copa, te invito.

Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.