Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Luis Suárez llora

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Luis Suárez llora

Escrito por: La Galerna30 junio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Será difícil que hoy levantemos cabeza, amics. Será difícil incluso que el verano pueda ilusionarnos como lo hacía hasta ayer mismo. El sol luce menos esta mañana, las playas están llenas de colillas, la cerveza está caliente, el tinto de verano es rojo sangre, las gambas huelen raro y los unicornios hinchables lo ponen todo perdido de mal gusto y decepción, de terrible decepción. Los niños del mundo berrean inconsolables, pálidos, sin cubitos ni rastrillos, perdidos. Cierran las heladerías. Se suspende la verbena en el pueblo.

Luis Suárez llora y el mundo se ha vuelto gris. La ola de calor será eterna hasta que llegue una eterna ola de frío, y así iremos de eternidad en eternidad insoportable hasta la eternidad final. Luis Suárez ha fallado un penalti y el universo ha trastornado su devenir, se expansión o su retracción, incapaz de darnos respuestas para semejante injusticia carmática (de Barceló). El fallo del penalti de Luis Suárez ha supuesto la eliminación de Uruguay de la Copa América y los designios de un dios salvaje se han impuesto a lo que de toda la vida en el pueblo hemos llamado simple y llanamente Bien.

Había hasta hoy una ley no escrita que dictaba sentencia futura para todo aquel que obrara con malicia, para todo aquel que, por ejemplo, fingiera agresiones, mordiera, provocara o pegara en tres de cada dos apariciones. Pero la Humanidad entera confiaba hasta anoche mismo en que los virtuosos tenían por destino recoger bondades, parabienes y glorias, merecedores ellos de todo lo bueno porque lo bueno era su divisa. Esa ley se ha roto con las lágrimas de Luis Suárez, que hoy hacemos nuestras. No puede ser. Luis Suárez no se merece esto que le ha pasado. El fútbol le debe una Copa América a Luis Suárez. El tiki-taka nos debe una reparación por tanto daño. Su incorruptible nobleza no es de este mundo y tal vez por ello el mundo, celoso, se ha vengado secuestrando nuestra inocencia.

Si fuera por nosotros, haría bien Luis Suárez en mostrar de una vez su lado oscuro y tornar en vicio tantos años de fair play, pero estamos seguros de que el uruguayo no lo hará. Luis Suárez seguirá siendo lo que siempre ha sido: un ejemplo para los niños del mundo, el rival al que casi consideras compañero de vestuario, aquel que te ayuda siempre a levantarte, la perfección que jamás se jacta de serlo porque som la gent blaugrana.

Lloramos contigo, Luis. Y Neymar también. Y su padre, sobre todo su padre. Ya te dijo, Ney, que te equivocabas saliendo del país de las maravillas, pero tú, oh, Ney, no le hiciste caso y ahora quieres volver. Veremos qué podemos hacer para favorecer tu redención porque de todos es sabido que el dinero nos sobra y, si no nos sobra, lo gastamos igual, que nadie va a poner el grito en el cielo por nuestros gastos. Quien lo hace, quien se atreve a afearnos millonadas en fichajes ignora o no quiere saber -cavernomesetario él- que en el més que un club no se fichan jugadores, sino seres virtuosos que encuentran aquí el escaparate perfecto para propagar honradez a todo aquel que quiera ver.

Por eso Mundo Deportivo invita a pasar un día en La Masía, porque un día basta para que nuestras lágrimas por Luisito y las del propio Luisito queden enjugadas y el mundo vuelva a girar al ritmo habitual del balón y el césped bien cortado. Ahora que lo pensamos, habrá sido cosa de eso, Luis. Habrá sido el césped. Vaya usted a saber cómo lo cortan y cómo lo riegan en esa Copa América. Qué sabrán ellos de las doctas enseñanzas de Xavi 'Yoda' Hernández. Háblame del césped, jardinero, como le pide la copla que hable del mar al marinero.

Hablame del césped, jardinero
Dime si es verdad lo que dicen de él
Desde mi ventana no puedo yo verlo
Desde mi ventana el césped no se ve

A años luz de lo que importa, las portadas madrileñas vienen con la final de la Eurocopa Sub 21 que esta noche disputan España y Alemania, pero ya nos dirán ustedes cómo afrontar semejante cosa como si anoche no le hubiera pasado nada a Luis Suárez, como si anoche no se hubiera quebrado algo dentro de todas las personas de bien y aún no crujiera. La Rojita llora, y también Pogba, porque quien no llore hoy es que no ha sido niño, y quien no ha sido niño, no se merece un buen tiki-taka, ni un balón, ni una cortadora de césped como D10s manda.

16 comentarios en: Luis Suárez llora