Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis del equipo
Lopetegui, el hombre de los mil sistemas

Lopetegui, el hombre de los mil sistemas

Escrito por: jorgeneo17 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

"En el fútbol todo va a cambiar. Que el Real Madrid sea el club más valioso es algo que no sé si podremos aguantar mucho tiempo. Todos los clubes de Europa están empezando a tener propietarios externos muy ricos. Luego, en el caso de Inglaterra, influyen los derechos de televisión, que son enormes. A todo ello hay que sumarle las cantidades ingentes que tienen de dinero. El Manchester City pertenece a Abu Dabii, el PSG a Catar, varios equipos de Inglaterra tienen propietarios norteamericanos... Por eso hemos cambiado la estrategia de fichajes. Creemos que tenemos que tener a aquellos jugadores de España y del mundo que van a ser muy buenos, les seguimos e invertimos pequeñas cantidades en ellos. Si salen bien se revalorizan, si salen mal, ten por seguro que no perdemos dinero. Tenemos que empezar a reinventarnos de esta manera para seguir compitiendo con estos equipos que ahora tienen tantísimo dinero".

Estas declaraciones de Florentino en Cope en 2015, previas a la tormenta inflacionista que iba a sufrir el mercado ese mismo verano, marcaban un antes y un después en la estrategia deportiva del Club

Asensio, Vallejo, Odegaard, Lucas Vázquez, Danilo y Kovacic fueron las incorporaciones que el Real Madrid haría aquel año. Ceballos, Vinicius o el reciente Rodrygo confirman que, mientras pasa la tormenta, el club sigue teniendo claras cuáles son sus prioridades.

Con la inesperada salida de Zidane, hemos comprobado que, si esa es la estrategia de fichajes, también en el banquillo se pretende seguir una línea coherente. Las dos únicas opciones reales que se planteó el club para sustituir a Zidane (el resto fueron humo para despistar a los agentes) se basaron en dos entrenadores con destacados éxitos gestionando jóvenes talentos. Pochettino, que ha sido el artífice de revalorizar a gran parte de la base de la selección inglesa actual (Kane, Dele Alli, Rose, Trippier o Calum Chambers, entre otros, fueron internacionales estando bajo su mando) y Lopetegui, campeón de Europa sub19 y sub21.

Finalmente, la complejidad de sacar a Pochettino de Londres y la insistencia del núcleo duro de la plantilla en Lopetegui, hizo que el club pusiera todos los medios posibles para firmar a Julen antes de comenzar el Mundial.

Lopetegui llega así a una de las plantillas del Real Madrid más jóvenes de su historia y con un reto similar al que ya afrontó en la Selección: Preparar la transición inevitable entre el grupo de jugadores que han capitaneado los últimos éxitos del equipo al escuadrón de futuras estrellas que empiezan ya a despuntar poco a poco.

Los que conocen bien a Julen dicen que tiene muy buen ojo para detectar talento joven (recordemos que en el pasado ya fue Jefe Internacional de Ojeadores en el Real Madrid y el que consiguió que Neymar firmara un preacuerdo con el club que finalmente el Santos desbarató). También destacan que, gracias a esta cualidad y a su etapa en las categorías inferiores de la selección entrenando y haciendo scouting a los rivales, tiene en su cabeza los nombres de varios jugadores jóvenes que pueden ser determinantes en los próximos años.

Casemiro, Carvajal, Isco o Ramos han sido algunos de los jugadores que han alabado públicamente los métodos de Julen y mostrado su admiración por el estilo que propone.

Pero, ¿cuáles son esos métodos? ¿Cuál es ese estilo que tanto gusta? ¿Qué variedad de sistemas utiliza? En definitiva, ¿qué llevó a Carvajal, por ejemplo, a decir que Lopetegui era el mejor entrenador que había tenía nunca?

METODOLOGÍA

"No creo en los entrenadores que se estancan en una manera de jugar en concreto. Yo quiero hacer todo bien. Quiero atacar bien, quiero defender bien y quiero entender el juego para contrarrestar al rival. Para eso busco que los chicos sean capaces de entender el juego. Muchas veces se da por hecho que los jugadores entienden completamente el juego y no es así. Creo que cuando juegas entiendes muy poco. Y me incluyo. No es fácil dar soluciones diferentes a diferentes dificultades. La riqueza de tu equipo depende de las soluciones que sepan dar tus futbolistas y el jugador como mejor aprende es por repetición y por descubrimiento espontáneo". Julen Lopetegui.

Comentaba hace unos meses en mi artículo 'El debate importante que no estamos teniendo' el auge y éxito probado de una metodología de entrenamiento cada vez más extendida entre los entrenadores de élite: la periodización táctica. Una metodología que comparten entrenadores con estilos de juego tan dispares como Mou, Pep, Klopp o Simeone.

No tengo pruebas suficientes para asegurar que Lopetegui es fiel a esta escuela. Aunque sí es cierto que debió tener contacto con ella en su estancia en Oporto porque el director de metodología del club es Víctor Frade, creador de dicha metodología y el técnico más influyente en la etapa formativa de Mourinho, su máximo exponente.

Lo que sí es evidente es que sus métodos, a tenor de entrevistas y diferentes foros en los que ha hablado sobre su filosofía, comparten muchos de los principios básicos de esta escuela:

  • Entendimiento del juego
  • Aprendizaje por repetición
  • Especificidad en las tareas.

Tres aspectos que tienen como objetivo dotar a un equipo de unas revoluciones mínimas cuando está en modo ralentí que le permita ser competitivo en torneos de trago largo como la Liga, nuestro gran déficit.

Alcanzar, en definitiva, ese nivel mínimo de competitividad que hace que en partidos con equipos de zona baja que motivan poco o nada a jugadores acostumbrados al confeti y al We Are The Champions jueguen con los ojos cerrados y una mano atada a la espalda.

"Cuando se presenta la situación del partido que has simulado en la práctica, se desencadena la respuesta automatizada. Intentamos automatizar movimientos".

En una de sus charlas sobre metodología de entrenamiento, Julen ponía un ejemplo de los beneficios de esa automatización con los ejercicios de recuperación tras pérdida. "El objetivo oculto del ejercicio no es que el jugador piense que cuando pierde un balón tiene que ir a recuperarlo, el objetivo es que cuando la pérdida ocurra, el impulso inconsciente del jugador sea ir hacía el poseedor del balón (repetición y especificidad)".

El nefasto partido ante Rusia dejó en evidencia muchos movimientos de algunos jugadores. Mientras Busquets tapaba líneas de pase al poseedor del balón, Koke saltaba como un resorte hacia él. Busquets aplicaba un movimiento intuitivo del estilo Barça mientras Koke actuaba como quiere Simeone. Vimos incluso choques entre jugadores por intentar ocupar el mismo espacio o a Isco bajar a recibir el balón cuando lo que se necesitaba era un desmarque entre líneas. Actuaban bajo su criterio individual sin seguir un plan mayor. El jugador debe ser el que elija la mejor solución al problema, pero esa solución debe venir ensayada de casa. Dejarle actuar en total libertad puede llevar al caos que vimos contra Rusia.

Yo no tengo ninguna duda que uno de los principales cambios visuales que veremos en el Real Madrid de Julen será una serie de movimientos automatizados bastante reconocibles.

Pero antes de que él mismo pueda emp