Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Lo de Cristiano

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Lo de Cristiano

Escrito por: La Galerna14 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Hoy es un día difícil para todos cuantos tienen (tenemos) a Cristiano Ronaldo por un ídolo. La Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra Cristiano por cuatro delitos contra la Hacienda Pública que supondrían un fraude tributario total de 14,76 millones de euros. La fiscalía acusa al de Madeira de aprovechar una estructura societaria para “ocultar al fisco las rentas generadas en España” por sus derechos de imagen. Se subraya que esta ocultación significaría un incumplimiento “voluntario” y “consciente” de sus obligaciones fiscales en España.

La Galerna es el fruto de la dedicación de un grupo de personas caracterizadas por su amor al Real Madrid. También es, y de modo si cabe más importante, el resultado del trabajo de un grupo de personas caracterizadas por su amor a la honestidad y a la verdad. Si esta denuncia prosperase, La Galerna no va a preconizar la necesidad de apoyar a Cristiano a cualquier precio por medio de ridículos hashtags y ovaciones en un hipotético camino al juzgado, como se ha hecho con otros ídolos en otras latitudes. Tampoco el madridismo en general va a hacerlo. Desde estas páginas apelamos en primer lugar a la presunción de inocencia, y en segundo lugar a la conveniencia de que se investigue lo que sea necesario y, en el caso de ser hallado Cristiano culpable, pague por su presunta culpa. Aún estamos muy lejos de esa eventual situación dado que el juez debe aún pronunciarse y el portugués no ha sido imputado, o al menos no lo ha sido todavía.

Es necesario subrayar la importancia de la prudencia. Toda cautela es poca. Estaremos atentos al desarrollo de los acontecimientos con una actitud marcada por la calma y el deseo de entender de modo objetivo lo que todavía nadie entiende bien, por mucho que de modo repugnante muchos medios estén dando ya a Cristiano por culpable. Si se demostrase que lo es, no le defenderíamos. Mientras tal cosa no se demuestre, Cristiano sigue siendo para nosotros Cristiano, es decir, el mejor futbolista que han visto nuestros ojos y un ciudadano cabal, insistimos, mientras lo contrario no quede fehacientemente probado.

No son pocas las voces de expertos en fiscalidad que se extrañan del hecho de que el asunto pretenda ser dirimido por la vía penal y no la administrativa. Señalan estos mismos expertos, consultados por La Galerna, el cariz fuertemente interpretativo de la fiscalidad de los rendimientos de imagen de Cristiano, que el jugador nunca ocultó en su relación con la Hacienda Pública española. Estas mismas fuentes apuntan a la posible existencia de un cambio de criterio del fisco respecto a esa tributación, lo que hace que sorprenda aún más la elección de la vía penal en perjuicio de la simple vía administrativa.

En este sentido, la respuesta del entorno de Cristiano es digna de ser tenida en cuenta. Los abogados del futbolista consideran que en España no hay una norma clara sobre cómo debe tributar los derechos de imagen de futbolistas sometidos a la Ley Beckham, en virtud de la cual están autorizados a tributar en el extranjero parte de sus ingresos. Apuntan a informes independientes y según los cuales la imagen de Cristiano genera en el exterior entre un 91,5% y un 94% del total de esos derechos de imagen. Aun así, señalan que el jugador pagó en España por el 20% de ellos. Existe desacuerdo con con Hacienda sobre qué contratos deben pagar impuestos en territorio nacional y cuáles en el extranjero, pero no se explican como esa mera "discrepancia valorativa"ha pasado a dirimirse en el ámbito de penal. No hacemos nuestras estas apreciaciones, pero las hacemos constar porque de manera objetiva nos parecen valorables.

A todo esto, ¿qué dicen quienes denunciaban el modo en que Florentino Pérez supuestamente mueve los hilos del palco para que se condene a Messi y evitar que suceda lo que (oh) ha sucedido, es decir, la denuncia contra Cristiano? ¿Han reconocido su error? Nos tememos que están demasiado ocupados celebrando el que -tras la Copa del mismo Rey al que abuchean, la infructuosa remontada aytekiniana ante el PSG y la no menos infructuosa victoria liguera en el Bernabéu- constituye su cuarto título de la temporada. Enhorabuena por el cuatriplete. Vamos a ver si el juez atiende a la Fiscalía o si este cuarto título lo pierden por el camino. La saña en cualquier caso es la esperada. La originalidad, en cambio, como veréis, brilla por su ausencia.

La prensa madrileña, por su parte, difiere en lo que enfatiza. La portada de Marca cuenta lo que sucede pero hace hincapié en los argumentos de defensa de Cristiano, mientras la de As cuenta lo que sucede recreándose en los augurios más estremecedores. Lo esperado, también.

Lo dicho, amigos. Esperemos acontecimientos. Cristiano es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Nosotros avanzaremos en nuestro afán por clarificar este tema sin miedo a topar con una eventual verdad que como madridistas pudiera disgustarnos, pero también sin un ápice de precipitación en nuestros juicios. Entre la verdad y el madridismo, elegimos la verdad. Cuidado con los que ya celebran, plenos de mezquindad, porque a lo mejor resulta que una cosa y otra (madridismo y verdad) vuelven a darse la mano. Si no es el caso, con dolor, lo reconoceremos. Pero no ahora, cuando ni siquiera se ha producido imputación alguna.

Hala Madrid.