Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Llegó la 36: una liga prepositiva

Llegó la 36: una liga prepositiva

Escrito por: Jesús Bengoechea4 mayo, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid ha ganado esta liga A un frente común de enemigos, ninguno de los cuales se vale ya por sí mismo para ofrecerle una resistencia digna. El Barça está a años luz de poder plantarle cara sobre el césped, como lo está el Atlético con sus raros ramalazos ocasionales de regularidad en la liga, hasta el punto en que ambos han pensado que haciendo una pinza en la cual se incluyera también el negreirismo aún prevalente en el CTA, el antiflorentinismo sarnoso de Tebas y un Roures que controla tanto el relato televisivo como las imágenes del VAR, podrían entre todos frenar a los blancos. Pero ni todos juntos han podido con la infrecuente alquimia de talento y compromiso que aúnan los de Ancelotti.

Ancelotti, Bellingham, Vinícius

El Madrid ha ganado esta liga ANTE los ojos (por aquí maravillados, por allá rabiosos) de aficionados incrédulos. Incrédulos ante su brutal resistencia a la derrota y la sabiduría táctica puesta en juego para hacer llegar la 36.

El Madrid ha ganado la liga BAJO la sabia batuta de Ancelotti, que se las ha arreglado para sustituir con éxito a piezas tan esenciales como Courtois, Militao y Alaba, con lesiones de larga duración que les han dejado básicamente inéditos esta temporada. Además, el veterano técnico italiano ha dado con el hallazgo táctico clave del campeonato, situando al Madrid sobre la pizarra en una formación de rombo que, a despecho de ser inusual en la tradición del club, ha logrado sacar el máximo partido de la figura de Bellingham, obteniendo de él, desde el vértice superior de dicho rombo, un rendimiento superlativo en juego (previsto) y en goles (sorpresivo).

El Real Madrid o la suerte de carecer de estilo

El Madrid ha ganado la liga CON virtuosismo, alma, orden, solvencia, espectáculo, deportividad, equilibrio, entusiasmo, abnegación, alegría, profesionalidad, brillo y cojones. Por mor de la acción ominosa de los discípulos de Negreira, bastantes partidos ha tenido que ganarlos dos o tres veces para poder decir que los había ganado una vez. Algunas veces no pudo con los árbitros, como cuando Gil Manzano (¡que se supone que es el bueno!) pitó el final en el mismo momento en que Bellingham remataba en Mestalla, o como cuando otros trencillas perjudicaron al equipo en Sevilla o el Metropolitano, llevados por el odio que el estamento profesa al único club que batalla contra su corrupción.

El Madrid ha ganado la liga CONTRA los poderes fácticos más oscuros y desatados.  La ha ganado contra la Federación de Rubi y Geri, contra el CTA de Cantalejo y Clos, contra el VAR perpetrado por un avalista del Barça y su lugarteniente (miembro del consejo de administración de Barça Studios, filial del Barça), contra medios controlados por el avalista de Laporta que han desatado incluso una dialéctica complaciente con el racismo sufrido por Vinícius. Contra toda esa caspa ha ganado la liga el Real Madrid.

El Madrid ha ganado la liga DE Bellingham. Todos han contribuido, pero el que llegó en verano como el jugador bandera de Florentino ha sido el jugador bandera del campeonato, conquistando el corazón de la afición no bien puso el pie en el nuevo y deslumbrante Bernabéu.

Bellingham enseña español a Bale

El Madrid ha ganado la liga DESDE la más granítica fortaleza defensiva. Cuando el equipo más goleador es también el menos goleado, no hay forma de discutir la justicia del desenlace. La coincidencia de ambos logros habla libros de la grandeza del campeón. Primero, en abstracto: cuando marcas muchos goles suele ser porque ataca mucho, y si atacas mucho sueles dejar huecos que potencialmente aprovechará el rival. Segundo, en concreto: ser el menos goleado con Courtois, Militao y Alaba fuera de la ecuación, suena a milagro, y lo es. El crédito corresponde a Lunin, impertérritamente perfecto; a Rüdiger, titánico y coñón; a Nacho, pura pulcritud en su veteranía; a Tchouaméni, que se ha insertado allí a veces con alguna renuencia y mucho aplomo; a Mendy, que a nadie gusta pero sobre todo no gusta al rival.

El Madrid ha ganado la liga EN el Bernabéu y fuera. La victoria en Montjuic, con doblete de Bellingham y mal juego del equipo, simbolizó la gran superioridad sobre el resto. El mensaje que te autoenvías ganando en el estadio del gran rival, sin necesidad de hacer un buen partido, es muy explícito.

El Madrid ha ganado la liga ENTRE gritos racistas, dedicados a uno de sus jugadores más emblemáticos, sin que nadie, desde la fiscalía a los medios, hayan reaccionado ante esa vergüenza con un ápice de la contundencia que la situación requería. Los hijos putativos de Negreira se han abstenido de aplicar los protocolos antirracismo, Tebas ha regañado a Vinicius ante sus quejas y la prensa ha presentado a la víctima como el villano, poniéndolo " en el foco". El madridismo no olvidará jamás el légamo de putrefacción en el que ha tenido que ganar esta liga. El bloque anti del que antes hablamos ha batido todos los records históricos de inmundicia, aunque seguro que se supera en el futuro. Prensa vendida a Tebas, clubes rivales, Liga y Federación han cruzado todas las lineas rojas éticas para frenar al Madrid, infructuosamente. Para muchos madridistas, esto no es un alirón, es un "que os den". Y no se les puede culpar.

Vinícius, Rodrygo y Militao

El Madrid ha ganado la liga empujando HACIA la Superliga, competición encabezada por Florentino Pérez cuya puesta en funcionamiento es sólo cuestión de tiempo. Los enemigos ruines que hemos descrito se oponen a ella, con una sola excepción. La única entidad española que apoya el plan no merece formar parte de él, como principal instigadora histórica de la corrupción denunciada.

El madridismo no olvidará jamás el légamo de putrefacción en el que ha tenido que ganar esta liga. El bloque anti del que antes hablamos ha batido todos los records históricos de inmundicia, aunque seguro que se supera en el futuro

El Madrid ha ganado la liga PARA todos los madridistas, pero también para todas las personas de bien (madridistas o no) que consideren cosas que creíamos tan evidentes como que la rivalidad deportiva no justifica la xenofobia, que el que se compra el sistema arbitral debe pagar por ello, que dicho sistema (y el fútbol español en su conjunto) debe ser purgado hasta el tuétano porque el deporte debe ser limpio, que el mérito y la búsqueda de la excelencia deberían contar con la admiración del propio país en lugar de desatar su cainismo más feroz.

Fede Valverde y Luka Modric

Hay más preposiciones pero quiero irme a celebrar. El Madrid, en fin, ha ganado la liga POR la pujanza inmortal de Carvajal; por la eficiencia de secundarios de lujo como Lucas y Nacho; por la exuberancia irresistible de Camavinga y Valverde; por la precisión inmarcesible de Kroos; por la leyenda centelleante de Modric; por Brahim; por Joselu; por el porvenir filigránico de Güler; por el talento de sus brasileños; por D. Carlo; y por todos los que en mi euforia me dejo.

Y por todos nosotros.

Hala Madrid.

 

Getty Images

Fundador y editor de La Galerna (@lagalerna_). Autor de Alada y Riente (Ed. Armaenia), La Forja de la Gloria (con Antonio Escohotado, Ed. Espasa) y Madridismo y Sintaxis (Ed. Roca). @jesusbengoechea

10 comentarios en: Llegó la 36: una liga prepositiva

  1. Muy contento con la liga conseguida. A pesar de todos los obstáculos que nos pusieron por el camino, no han podido con nosotros. Y un aviso para los antis: os queda mucho por sufrir. No podéis haceros ni idea de la cantidad de bilis que vais a soltar. Y voy a informaros de algo: NO VAIS A PODER CON NOSOTROS. Somos los madridistas contra todos, pero nos da igual. Cuanto más nos odiáis más fuertes somos. Así que, que os vayan dando, panda de miserables.
    ¡¡¡¡HALA MADRID SIEMPRE!!!!

  2. Sin duda una liga merecida, pese a las fuerzas oscuras negreilonistas que han intentado que el mejor club del mundo no lo consiguiera.

  3. Una liga más que merecida. Otra vez contra todo y contra todos. Lo que más me gusta es que el equipo realmente parece una piña. Parece que hay mucho capital humano. Y en esto creo que Carletto tiene mucho que ver. Estos jugadores están consiguiendo una comunión con la afición como hace mucho tiempo que no veía. Ver a Rüdiger o a Bellingham saltando con los aficionados para celebrar un gol o un pase de ronda, con esa espontaneidad... Tenemos imágenes imborrables de este equipo y estos jugadores: la silla de Alaba, el "vamos" de Bellingham, las "felicitaciones" de Rüdiger tras un gol, los compañeros forzando a Joselu a celebrar un gol (que no quería celebrar por los fallos anteriores)...

    Están escribiendo la historia.

    Como también escribe la historia Don Jesús Bengoechea con esta web, con este estilo, con estos artículos para enmarcar. O Don Juanma Rodríguez con su Al primer palo y el origen del "háblame del mar, marinero" (con su coma del vocativo, para que Don Jesús no me reprenda 😉 ).

    He de decir que suelo ser bastante pesimista con este equipo. Pero, Dios, ¡qué forma tienen estos tipos de callarme la boca!

  4. Bien califica Jesús Bengoechea esta liga como prepositiva y no como propositiva, ya que como todos sabemos el Madrid gana sin proponer. Tristemente tenemos a un simple alineador que ha lidiado con muchas lesiones de jugadores top mundial, un descarte guardioliano como Kroos y otro que vino a tapar vergüenzas como Modric, veteranos acabados y jóvenes sobrevalorados y provocadores. Y luchamos solos contra multitud de equipos que nos odian porque nos envidian, federaciones (española y europea), Liga, árbitros y medios que dirigen a la opinión pública.
    Pues ya ven, otra liga para las vitrinas.
    Gracias, Real Madrid, por todo lo que nos das y por haber atrapado nuestras almas y nuestros corazones a perpetuidad en este sueño de deporte, honradez, principios, épica y -sin buscarlo- lucha contra la corrupción y la injusticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Dicen que los mejores libros son los que te cuentan cosas que ya conoces, haciendo que recuerdes algo vivido o experimentado en tu mente.
La serie de relatos de @Cuatroamiguetes , siendo una ficción,
produce un efecto similar al leerlos.

https://twitter.com/lagalerna_/status/1791398952182374605?t=J_kbyhOdYwYodLz3h7_32Q&s=19

⚖️Nueva entrega de Anatomía de un negreirato, la décima. Sin cabezazo de Ramos, pero con la contundencia habitual de @Cuatroamiguetes

Hoy declaran Sánchez Martínez y De Burgos Bengoetxea.

👇👇👇

Qué gozoso recorrido por el calendario de un año cualquiera este que hace @antoniovv en @lagalerna_

Spring, spring, spring, como cantaban en aquel musical (sólo los muy puretas sabrán en cuál).

«Madridistas, disfrutad, en un par de meses llegarán los de siempre a contarnos lo mal que está aquel que no deja de buscar más espacio en sus vitrinas, y el futuro brillante que tienen quienes llevan más de un año sin tocar metal».

✍️@antoniovv

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram