Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¡Que les corten la cabeza!

¡Que les corten la cabeza!

Escrito por: Sergio García Ronrás18 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid de baloncesto no pudo con Valencia Basket en la final de la Liga Endesa. Los valencianos, que habían perdido las finales de la Copa del Rey (precisamente ante los Blancos) y la de la Eurocup (ante Unicaja Málaga) hicieron unos playoffs bestiales, eliminando en fila india al FC Barcelona (2-1), al Baskonia (1-3) y al hasta entonces campeón de Liga (1-3).

Si esta página se llamase ‘LaFonteta.com’, hoy estaríamos todos eufóricos por haber logrado nuestra primera Liga en 33 años. Por suerte, esto es lagalerna.com, y nuestras secciones de fútbol y baloncesto suman 33 títulos ligueros cada una, pese a lo cual, el madridismo se ha levantado con ganas de guerra.

Apenas he coincidido profesionalmente con Pablo Laso y poco puedo decir de él en lo personal. A diferencia de etapas anteriores en las que sí he estado muy cerca del primer equipo, en los últimos años sigo con una distancia prudencial todo lo que pasa alrededor.

El Real Madrid es un club enorme y, como tal, las alegrías se olvidan con bastante más rapidez que las decepciones. Si en el primer equipo parece que ahora es normal ganar por obligación tres Champions Leagues en cuatro años (cuando solo se hizo con las 5 primeras Copas de Europa) y, por supuesto, ¿cómo no se iba a ganar un doblete (que no se lograba desde 1958)?, en el equipo de baloncesto ocurre tres cuartos de lo mismo.

Este Real Madrid al que muchos desde anoche piden deshacer en el desguace más cercano ha tenido la opción de ser el primero en etapa ACB (desde 1983) en lograr tres dobletes (Liga y Copa) de forma consecutiva. Hace dos años, el equipo ganó los 5 títulos en disputa, alzando la primera Euroliga en 20 años. El pasado mes de febrero se ganó la 4ª Copa del Rey consecutiva, la 5ª en las 6 temporadas de Pablo Laso en el banquillo. Ese título en el Palau Sant Jordi en 2012, ante el FC Barcelona, rompía 19 años de sequía ya que la anterior, la ganó el equipo de Sabonis en 1993.

Como todos los entrenadores que han pasado por el club en este Siglo XXI (Scariolo, Imbroda, Lamas, Maljkovic, Plaza, Messina, Molin..), Laso ha cometido errores, pero creo que su aportación ha estado muy por encima de casi todos los que han dirigido al club a lo largo de su historia. Llegó sin hacer ruido, como si fuese un parche de urgencia al que se podría desechar en caso de no lograr ningún éxito, y en 6 años ha conseguido que ganar “solo” una Copa del Rey y meterse en la 4ª Final Four en 6 años, siendo el campeón de la fase regular en la Liga Endesa y en la EuroLiga sea algo sin importancia.

Los aficionados que habéis acudido al WiZink Center todo el año habéis tenido la opción de ver a un equipo que, para bien o para mal, no sabe jugar a otra cosa que no sea meter puntos. Lejos de perfiles más conservadores como el de Obradovic, que ganó EuroLiga y Liga Turca este año, pero que en Madrid, no conseguía meter ni 3000 personas en el Palacio de los Deportes,  Laso da libertad a sus jugadores en ataque y reta a su rival, sea el que sea, a meter un punto más que el Real Madrid. Muchas veces, eso ha provocado partidos electrizantes, encuentros que ha ganado Llull en las jugadas finales, en los que el público, como con los goles del equipo de fútbol en los instantes finales, ha disfrutado. Para eso van a ver jugar al equipo, ¿no?.

Es cierto que “solo” la Copa del Rey parece un escaso botín para un equipo del que se esperaba más. Curiosamente, este Real Madrid que fue perfecto en la temporada 2014-15, el año pasado ganó Liga y Copa, quedándose solo con el torneo copero en este curso baloncestístico. Justo como el Barça de fútbol en el trienio de Luis Enrique.

No, no ha sido el mejor final posible para la temporada 2016-17 para el Real Madrid y, además, se despide del equipo un jugador como Andrés Nocioni que ha pasado de ser uno de los peores enemigos del equipo en su etapa en Baskonia a demostrar qué significa ser un profesional con letras mayúsculas.

Mucho se va a hablar en los próximos días y puede que hasta semanas de qué hacer con Laso y con varios de los jugadores que no han estado a su mejor nivel (Rudy, Randolph, Draper, Maciulis, Taylor….) Es natural. Esto es el Real Madrid y se aspira a ganarlo todo. Desde fuera, sin estar en el día a día del equipo, creo que si alguien tiene alguna duda, debería leer lo que dijo anoche Sergio Llull sobre su entrenador: "Siempre he dicho que desde que llegó Pablo se están haciendo las cosas muy bien. Hubo otro año que sólo ganamos la Copa y no nos volvimos locos. Es un varapalo pero eso es deporte y no se puede ganar siempre. Hay que seguir confiando en el talento de Pablo y en el de todo el equipo". Yo tengo claro lo que habría que hacer. ¿ Y vosotros ?

Sergio G.Ronrás escribe para Apuestas Deportivas.

Editor-in-chief de apuestasdeportivaspro.es @s9rgio