Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
Las razones de Rubiales

Las razones de Rubiales

Escrito por: José Luis Llorente Gento9 julio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Antes de que la jauría tuitera me despedace sin ni siquiera pasar del primer párrafo, aclararé que las razones de Rubiales no implican que Rubiales tuviera razón. Este es un escrito en el que intento exponer los motivos que pudieron inducir al presidente de la Federación a tomar la decisión que más ha ocupado a los españoles en los últimos tiempos. No me propongo un juicio definitivo acerca del asunto, primero, porque no me valoro tanto como para pensar que mi opinión en este caso, pueda tener tal peso; y, en segundo lugar, porque a pesar de las explicaciones de las partes, siempre interesadas y parciales, no exista una reconstrucción de los hechos peritada y certera de lo que ocurrió entre bambalinas.

Cuando Rubiales accedió a la presidencia, su primera decisión estratégica fue renovar al entonces seleccionador. Lopetegui, en un acto legítimo, pero quizá un poco imprudente por las suspicacias que se habrían podido levantar en el futuro por cualquier circunstancia, se alineó durante las elecciones a la presidencia con el rival de Rubiales. Para enterrar cualquier duda, ambos sellaron las paces con una renovación en la que el entrenador firmante celebraba la confianza que la había otorgado el presidente elegido. Por su parte, Rubiales expresaba su ilusión en un proyecto que se prolongaría más allá del Mundial, hasta la Eurocopa de 2020.

Todavía fresca la tinta de esta firma, Lopetegui llegó a un acuerdo con el Real Madrid, y, como consecuencia y al mismo tiempo, incumplía su compromiso con la Federación: su presidente lo había contratado para hacerse cargo de la selección de forma exclusiva, no para que compartiera su saber y su dedicación con ninguna otra entidad, en este caso, un club. Este fue el primero de los pormenores que un dirigente en la posición que ostentaba Rubiales no podía eludir. La de un incumplimiento flagrante de las condiciones pactadas no solo con él, sino con el máximo organismo del fútbol español en unos momentos críticos. Es difícil pasar por alto un acto de este calado, por eso, una de los primeros requisitos que exigimos de quienes ostentan responsabilidades de gestión, incluidos los políticos, son la seriedad y la dignidad. En este sentido, la ruptura de este compromiso, merecía, por sí mismo, una respuesta adecuada. Pero no solo era una cuestión de principios. Por ende, la permanencia de Lopetegui no era garantía de éxito. E imagínense ustedes en qué posición habría quedado la federación y su presidente si el resultado del Mundial hubiera sido el que se ha producido. No solo habría sido un fiasco. Habría sido un fiasco indigno. En definitiva, la continuidad de Lopetegui no le aseguraba a Rubiales ningún resultado, pero sí la infidelidad con alguna de las características que continuamente requerimos de los mandatarios. Su seriedad y coherencia hubieran quedado en entredicho para siempre y la reputación de la Federación lesionada.

He escuchado en boca de mucho opinante que no se debería haber tomado la fatídica decisión, pues se podrían haber compaginado los dos cargos sin demasiados problemas, dado que mucha la gente lo hace en el mundo laboral. Permítanme que lo dude. No sé cómo funcionará el asunto en el fútbol, aunque me imagino que, al menos, será igual de profesional que el baloncesto. He tenido la suerte de vivir de cerca en los últimos tiempos el discurrir de la selección española. Entre partido y partido, los entrenadores trabajan de forma denodada y apenas duermen revisando jugadas, matices, comportamientos y tendencias de los rivales… y de su propio equipo. Hay muchas horas de encuentros que repasar y analizar y poco tiempo para ello. Cualquier minucia puede decidir la suerte de un partido, así que no hay segundo que perder en busca de cuál y dónde está la clave que conduzca a la victoria. Asimismo, el resultado de estos estudios ha de practicarse en los entrenamientos previos, que, a su vez, hay que programar. Es preciso imaginar y ensayar soluciones para contrarrestar las armas y estrategias rivales y también preparar a los propios jugadores, no solo de forma colectiva, sino individual, pues son muchos en la plantilla, cada uno de su padre y de su madre, y necesitados de un remedio particular. Pues bien, el máximo responsable de todo este entramado milimétrico hubiera tenido, además, que estar pendiente del actual maremoto madridista. Muchas de las resoluciones que está tomando el Madrid en estos momentos dependen de que encaje el rompecabezas, de forma que el club hubiera reclamado, de forma inevitable y habitual, la opinión de su entrenador, al mismo tiempo seleccionador. Esto no lo podría haber hecho su agente. Creo que no estoy elucubrando: es lo que pasó el día de autos en el que estalló la confrontación, cuando el club madridista exigió a su entrenador que se manifestara y Lopetegui correspondió a los deseos del Madrid.

Aún más, en cualquier momento hubiera podido presentarse una colisión de intereses, al quedar divididos los jugadores del equipo nacional en dos grupos en relación con la posición del seleccionador, los que la temporada siguiente hubieran sido rivales del seleccionador y los que hubieran sido sus futbolistas. Estos, a su vez, al haber aceptado el entrenador un compromiso por duplicado, hubieran adquirido al mismo tiempo la doble condición de jugadores de la selección y del Madrid. ¿Qué habría hecho Lopetegui en caso de lesión leve pero con cierto riesgo de recaída prolongada de un madridista? ¿Habría aceptado los riesgos de quedarse sin un jugador importante para el Madrid durante unos meses? ¿Se habría plegado a las presiones del club, que las habría habido? Los precedentes no invitaban a pensar en la lealtad con la Federación, más bien lo contrario. Y no estamos hablando de ciencia ficción. Los casos de la presión de los clubs en estas circunstancias no son extraños ni en el fútbol ni en otros deportes. En baloncesto se producen muy a menudo, tanto por equipos de la NBA como por parte de los clubs europeos. Se ha planteado con cierta frecuencia. Y aún hay más. Sobrevolando esta compleja situación, los medios revolotearían a la espera de cualquier desliz de algún jugador descontento o un posible fichaje madridista entre los seleccionados.

¿qué habría hecho lopetegui en caso de lesión leve pero con cierto riesgo de recaída de un madridista?

Por muy imparcial y frío que uno sea, por mucho autocontrol que se tenga, el seleccionador y el equipo se habrían visto distraídos en este complejo escenario, porque el cerebro humano, de forma inevitable, está siempre pendiente de cuanto lo rodea, un mecanismo de supervivencia de tiempos ancestrales, cuando el Homo Sapiens no era la especie dominante del planeta. En definitiva, aunque hubiera podido actuar por encima de las presiones exteriores y sortear los inconvenientes, habría empleado tiempo en hacerlo, es decir, se habría desenfocado de su prioridad: el Mundial. Y la pérdida del foco es intolerable en el máximo rendimiento.

Resolver este asunto con la simple sentencia de que ha sido un ataque de cuernos de Rubiales coincide con la costumbre carpetovetónica, tan sectaria por otra parte, de resolver cualquier problema con un eslogan de poca monta que se derrumba ante la reflexión más ligera. Como sucede con tantos asuntos en nuestro país y de mucho más calado, las pensiones, la cotización del Bono español a 10 años o el aborto, el asunto se liquida con una frase tan sugerente y provocativa como carente de rigor, en torno a la que se arremolinan de forma fanática aquellos a quienes la máxima beneficia de forma automática o indirecta.

Finalmente, insisto. No estoy juzgando a nadie, mucho menos al Madrid, ni siquiera a Lopetegui, pues desconozco las interioridades de esta tormentosa relación triangular. Es más, hay ocasiones en las que las partes en litigio tienen su razón y hasta es difícil discernir de quién es la más legítima. Seguro que el Madrid las tenía. Pero de lo que sí estoy seguro es de que también Rubiales tenía sus razones y su decisión no fue fruto de un ataque de nervios.

José Luis Llorente Gento
Escritor. Conferenciante. Columnista. Exjugador del Real Madrid y la Selección Española de Baloncesto. Se pasa la vida remontando.

38 comentarios en: Las razones de Rubiales

  1. Cuando se toma una decisión, normalmente se toma porque hay razones para hacerlo, pero también hay siempre razones para evitarlo. Por ejemplo Hitler tenía muchas razones para invadir Polonia y mira como acabó la cosa y nadie duda de las poderosas razones que tenía Junqueras para apoyar el 1-o y sin embargo, amanece cada día en Estremera.
    Tener razones no es sinónimo de tener razón.

  2. Me encanta el artículo Joe, sobretodo por una cosa, por la capacidad que tenemos el madridismo en grandes líneas de analizar las cosas sin que nos nuble la visión la pasión por nuestro equipo. Muchas veces discutiendo con culés me parece que todos defienden lo mismo, y parecen cortados por el mismo patrón, y creo que en nuestra orilla esto es muy diferente.
    Es cierto que Rubiales tenía todos esos motivos, que no son pocos, y es cierto que no son producto de un calentón, para echar a Rubiales. También tenía muchos motivos para no echarlos, y creo sinceramente que no sopesó debidamente todos, y bajo mi punto de vista tomó la peor decisión.
    Bajo la misma tesitura que nos muestras en tu análisis se encontraba Van Gaal en el último mundial, si bien es cierto que la única diferencia es que él no tendría a sus órdenes (creo recordar) a ningún jugador en el United en la temporada que comenzaba según finalizaba el mundial. El hecho de irse a entrenar a uno de los clubes más grandes del mundo, donde se tuvieron que tomar muchísimas decisiones ese verano en cuanto a fichajes, no le impidió avanzar hasta semifinales del mundial con Holanda, y ser eliminados en los penalties contra Argentina, en un partido donde no merecieron la eliminación, y se fueron injustamente a casa. Es decir, que el hecho de trabajar para otro club, y nada menos que el Manchester United, no le impidió ser un extraordinario entrenador para Holanda. Si, es cierto que en el mundial anterior habían jugado la final, pero llegar a dos semifinales de forma consecutiva no es fácil. Que se lo digan a la actual Holanda, que ni se ha clasificado para el mundial.

    Ya que mencionas el baloncesto, creo que Sergio Scariolo ha compaginado brillantes éxitos en la selección, alternando la dirección de equipos de máximo nivel, sin que ello le impidiera hacer bien ambas cosas.

    Está claro que todos los puntos que expones son ciertos, y que pueden pesar a la hora de dirigir un mundial, pero deben ser debidamente contrapuestos con los puntos que tienes en el otro lado de la balanza. Podemos discutir sobre la conveniencia del anuncio del fichaje. Imaginemos que no lo anuncian, y se callan. Ello hubiera hecho que el entrenador estuviera más centrado? Según tu análisis no. Simplemente hubiera hecho que nadie lo supiera, osea, que simplemente hubiéramos ganado en apariencia. También difiero con respecto a lo que expones sobre el tema de anunciarlo. Yo no creo que el Madrid obligara a Julen a anunciarlo, y él se plegó a sus exigencias, creo más bien que no quedó más remedio que anunciarlo, y por eso todo fue precipitado.
    Bien, siguiendo con el análisis que debió hacer Rubiales: iba a poder llevar esa selección al éxito cualquier entrenador que no hubiera hecho la lista oficial de 23 convocados, y que no hubiera jugado la clasificación con ellos? Yo creo que no, aunque pongas al mejore entrenador que se te ocurra en el cargo.
    Es fundamental en estos casos la opinión de los jugadores. Según nos consta, pidieron que no se echara al entrenador. Y no es algo que nos hayan contado y nos creamos sin más, durante el mundial jugadores como Saúl lo dijeron, y Koke también, no muy sospechosos de ser madridistas. Por tanto, tenemos la certeza de que a grandes rasgos, los jugadores no querían que le echaran.

    Yo creo, que por más razonables que sean los argumentos que expones, y que pudo tener en cuenta Rubiales, echar a dos días del comienzo del mundial al entrenador que durante dos años ha trabajado con un grupo, y que además (ya que hablas del trabajo del día a día durante el mundial) tenía hechos los deberes respecto a los rivales, y todos los posibles cruces, analizando con detalle cada situación, es la peor decisión posible. Eso garantiza con total certeza que el grupo no va a ganar el mundial. Es imposible. ¿Estando Lopetegui se hubiera ganado? Por supuesto que no estaba garantizado, pero que se hubiera competido de mejor forma sin dudarlo.

    A lo mejor Lopetegui, en la elección de esos 23 jugadores, tenía en mente quien debía jugar cada uno de los 3 partidos de la fase de clasificación. Está claro que el primer partido lo dejó preparado Julen, y Hierro no tuvo que hacer nada más que los cambios durante el partido, el resto lo dejó hecho Lopetegui. Creo que fue el mejor juego de España en el mundial. A lo mejor Julen le hubiera dado otro uso a Saúl, precisamente, o a Iago, o cualquier otro. El plan de Julen, la elección de esos 23 jugadores, los apuntes de cada partido, la evaluación de cada rival, los posibles cruces, el trabajo hecho durante dos años, más el análisis de los últimos seis meses sabiendo el grupo y cruces, es algo que tiras por la borda echando al entrenador.

    Todos los argumentos que expones, Joe, son completamente ciertos y válidos, pero no menos que los que yo expongo. En la balanza, el Presidente de la Federación no tubo en cuenta el total.

    Por otro lado, atendiendo al comunicado de la web de la Federación en el momento del anuncio del fichaje, en el que informaban que la Federación estuvo al tanto en todo momento de la operación del Real Madrid contratando a Julen, y que se respetara al seleccionador, que luego fue retirado de la web ipso-facto cuando Rubiales despide fulminantemente a Lopetegui, hacen pensar que la decisión si es producto de un calentón. Es decir, sin negar que los argumentos expuestos por ti son ciertos, y debieron tenerse en cuenta, no es menos cierto que parece que aquí las cosas se sabían (como nos explicó Jorgeneo aquí mismo https://www.lagalerna.com/rubiales-miente/) y ello no había hecho que el Presidente decidiera prescindir del Míster. Aquí lo que pasó es que la prensa presionó, y Rubiales, que sabe perfectamente como funciona la prensa deportiva de este país, que jamás investigó sobre la corrupción de Villar, y que el amiguismo fue su mejor aliado durante su mandato, entendió que con la prensa no debe estar a malas, y es mejor tenerlos de tu lado, y es cuando toma la decisión.

    Bajo mi punto de vista, y después de todo lo expuesto, la peor de las decisiones posibles. No creo que con Julen España hubiera hecho peor papel del que se ha hecho, de eso estoy seguro. Rubiales debería ser coherente y dimitir convocando nuevas elecciones, y no presentarse siquiera a las mismas.

      1. Gracias. Creo de todas maneras es muy bueno el artículo de Joe, porque como bien dice su artículo, trata de presentar las razones de Rubiales, que no las tenemos en cuenta por regla general por la pasión que nos despierta nuestro madridismo. Es un ejercicio muy noble que le engrandece, y además es cierto que tiene todos esos motivos.

    1. Sergio, buenísimo. Joe aporta algo que la mayoría no tenemos: un conocimiento de primera mano de cómo funcionan las selecciones y los clubes de élite. Sin embargo, creo que dentro de nuestros límites, tus razonamientos son, a mi entender, impecables. Hubo un tono emocional que todos percibimos: una reacción furibundamente antimadridista en los medios de comunicación, y una reacción del presidente de la RFEF tan acorde con ese ambiente que llevó a uno de los periódicos deportivos más abierta y agresivamente antimadridista a escribir un gran titular: OLÉ RUBIALES.

  3. Hombre, esa situación de jugadores "con una lesión leve o riesgo de recaída" la llevamos viendo muchos años con jugadores del Barcelona, que el miércoles no podían jugar con la selección "porque estaban a punto de morirse" y el sábado hacían el partido de su vida con el Barca. Que hubiera un seleccionador que hiciera lo mismo con los jugadores del Madrid, pues sería una gran noticia.

  4. Gran artículo el del Sr. Yebra, por contra me parece extraño que un profesional del deporte sugiera que el peso de la decisión de jugar infiltrado recaiga sobre el entrenador. Siempre pensé que la última palabra en estos casos era la del jugador con molestias. Pero claro cuando uno necesita justificar lo injustificable pues argumenta con cualquier cosa.

  5. El mayor problema se plantea cuando hay que tomar la decisión de hacerlo púbico: Julen se le dijo a los jugadores seleccionados y ellos le mostraron su respaldo. Si los jugadores lo saben, el Real Madrid no tiene otra opción que hacerlo público inmediatamente. No puede confiar en que se mantenga en secreto, porque se acabaría filtrando, y nunca por Julen o por el Madrid, o sea, lo haría alguien con intención de hacer daño. Por eso llama Florentino y dice que lo van a hacer público ya. Le toca jugar a Rubiales, que se vuelve loco, demuestra su poco empaque y categoría y se echa en brazos de la prensa: ya tenemos culpable, el Madrid.
    consecuencia: Julen deja inacabada su obra en el equipo nacional, pero se hacer fuerte en el madridismo: como siempre que quieren hundir a uno de los nuestros, lo defendemos a capa y espada; Rubiales tiene el apoyo de la prensa deportiva pero queda retratado, le queda grande el traje de presidente; en el camino, pierde 2 millones de euros; y Florentino, se fuma un puro tan tranquilo.

  6. Aquí se está obviando un aspecto que es fundamental, ¿ Estaba al corriente la Federación de las negociaciones y las permitió? Si hacemos caso al twit de los 15 minutos, si. Y si fue una metedura de pata de algun empleado , que se tomó unas atribuciones que no le correspondian, no hay notícias de que el Sr.Rubiales, tan preocupado el por la dignidad, los valores, etc, haya actuado drásticamente , como hizo con Julen, contra quien bendijo la negociación sin su autorización.
    Creo que ahi está la clave para juzgar lo que pasó, lo demás son puras especulaciones.
    El artículo es más de lo mismo, un nuevo campo atras.

  7. Recuerdo que MENTIROSO Rubiales había quedado en hacer una rueda de prensa, conjunta con Florentino, para anunciar el fichaje de Julen por el Madrid y también recuerdo que MENTIROSO Rubiales, en la web d la RFEF, había deseado mucha suerte a Julen en su futuro club.
    Qué fue lo que pasó para que MENTIROSO Rubiales se inventara lo de los ya famosos "cinco minutos"? Ni lo sé ni me importa. A la m13rda tod@s.

  8. Buenos días, según los señores Rubiales y LLorente no se puede compaginar durante un mes el dirigir la selección de futbol en un mundial y fichar por el Madrid, cuando este termine. Parece ser que en Guadalajara club de balonmano profesional no están de acuerdo vean y lean entre paréntesis.

    Hombrados, el jugador más longevo en Asobal que ya hace carrera en los despachos

    El portero del BM Guadalajara es también el presidente de la Federación Madrileña de Balonmano, y desde hace unos años prepara el salto completo a su vida profesional fuera de la pista.

    09 Jul 2018 — 04:59

    (“Un profesor me dijo que debía elegir entre el balonmano y los exámenes mientras yo estaba disputando la Champions”
    Pocos deportistas profesionales alcanzan los 46 años y siguen compitiendo en el máximo nivel de su disciplina. Es el caso de José Javier Hombrados, actual portero del BM Guadalajara y hasta el momento el jugador más longevo en la liga Asobal, que desde hace varios años pospone su retirada del balonmano mientras ya trabaja como consultor en algunos proyectos deportivos.

    El deportista explica en una entrevista con Palco23 que después del salto del Atlético de Madrid en 2013 a la liga catarí, empezó a pensar en un escenario fuera de las pistas. Sin embargo, en 2015, después de haber disputado una temporada en Alemania, fichó por el club de Guadalajara por su proximidad a Madrid, su ciudad natal. Ahora, ha vuelto a extender su contrato un año más para seguir defendiendo su portería en 2018-2019.

    “En 2016 empecé a trabajar con una empresa de escuelas de fútbol internacional, que actualmente ya no existe, y de la que era director de relaciones institucionales”, señala el deportista, que es ingeniero técnico de sistemas por la Universidad de Salamanca y cuenta con varios másters en gestión municipal deportiva y coaching deportivo. “En diciembre de 2016 decidí ayudar a la Federación Madrileña de Balonmano y después me eliggieron presidente”, destaca, sobre algo que no estaba planeado.

    La formación es una de las claves para seguir jugando y poder compaginar sus funciones en la federación, trabajar como consultor externo en toda clase de proyectos y dar clases en escuelas de negocios como en el máster de gestión deportiva de la Fundación Pons es su formación. “En los deportes más minoritarios es más habitual que los deportistas se formen porque cuando acaban no se puede vivir. Se preocupan un poco más que el fútbol o el baloncesto”, argumenta.

    “Un profesor me dijo que debía elegir entre el balonmano y los exámenes mientras yo estaba disputando la Champions”

    Pese a ello, Hombrados apunta que “compaginar una carrera deportiva con estudios es muy difícil. Ahora hay más facilidades y desde las universidades se ve positivo, como en Estados Unidos, pero yo me he encontrado en situaciones donde no podía cambiar la fecha del examen”. “En una ocasión, un profesor me dijo que debía elegir entre el balonmano y los exámenes mientras yo estaba disputando la Champions”, critica.

    Todas estas experiencias son por las que el portero destaca el alto potencial de los deportistas que tienen un recorrido fuera de las pistas y enlazan con una carrera profesional en los despachos. “Tenemos un punto fuerte, que son las relaciones sociales, ya que ser conocido genera facilidad de acceso y simpatía cuando te reúnes con otros directivos”, comenta.

    Más allá de la cara visible de un deportista, también importa el sacrificio y las vivencias del deporte. “Estamos acostumbrados a ser nómadas, a tener horarios malos y a hacer las tareas necesarias sin importar el tiempo dedicado”, argumenta, sobre el por qué hay algunas empresas en las que hasta el 80% de la plantilla son deportistas.

    Hombrados reflexiona sobre más cuestiones relevantes y también considera que “un aspecto importante es que no hemos vivido con estabilidad y no necesitamos un contrato indefinido, ya que en mi caso el máximo acuerdo que he firmado ha sido de cuatro años”. “Esto es bueno porque la sociedad está cambiando y ahora la gente trabaja por proyectos”, añade)
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  9. Rubiales le tenía ojeriza a Lopetegui desde el momento en que no le dio su apoyo para presidir la federación, su fichaje por el Madrid fue la excusa perfecta para cargárselo, su renovación no fue más que un acto de postureo para salir en la foto, cosa que a Rubiales le encanta.
    Como bien apuntaron por aquí el único problema de todo esto que que anda el Real Madrid por el medio,si no fuese así todo estaría bien,hasta posiblemente a Rubiales no le hubiese dado el ataque de cuernos que le dio y nada de esto hubiese pasado

    1. Rubiales dijo en la rueda de prensa de presentación de Luis Enrique, que éste era su seleccionador ANTES, durante y después del Mundial de Rusia. Sinceramente, creo que le traicionó el subconsciente, y que de algún modo ya tenía el acuerdo con Lopetegui (y su sustituto fichado) cuando el Madrid hizo público su anuncio.

  10. EL Sr. Scariolo siendo seleccionador nacional fue así mismo entrenador del Khimki y del Olimpia Milano.
    Como no recuerdo ningún escrito o manifestación del Sr . Llorente denunciando está situación , tan perjudicial para nuestra seleccion , a pesar de que en ese momento el formaba parte del entramado federativo como presidente de la ABP, agradecería que alguien me dijera si se manifiesto en contra en su momento. Gracias.

  11. Yo entiendo que el calvo tuviera sus motivos y sus razones, pero no las comparto en absoluto. Ha habido muchos entrenadores que estaban en un mundial y ficharon por otros equipos (Van Gaal, Conte, Aragonés...) y no pasó absolutamente nada. Y lo mismo ocurre con jugadores. Se llama "sentido del deber" y "profesionalidad". Una persona está trabajando en un sitio, le ofrecen un puesto mejor en otra empresa, y comunica a su empresa que se marcha y da los 15 días de rigor. Es falta de lealtad?? Va a estar los 15 días tocándose las narices pensando en su nuevo trabajo?? Va a pasarle a la empresa nueva los proyectos que está haciendo en la competencia?? O va a ser un profesional y hasta el último día va a estar dando el callo??? Naturalmente dependerá de la persona, pero me apuesto a que en el 90% de los casos la gente hace lo segundo. No interfiere en nada el cambio de puesto, porque hasta el día en que perteneces a una empresa X tú tienes que dar el todo por el todo por esa empresa X, y cuando salgas de ahí ya tendrás todo el tiempo del mundo de pensar en la empresa Y.

    Rubiales lo hizo muy mal, debía haber aguantado a Lopetegui hasta el final del Mundial.

  12. He de opinar algo parecido al señor comunero, señor Jose Luis Llorente Gento.

    Yo tambíen le he leido varios artículos sospechosos por políticamente correctos y con cierto "tufillo" no sé si anti florentinista, o del tipo de Madridista de los de lo bueno es lo que no está aquí, y lo que se acaba de ir.

    Este artículo, confirma mis sospechas igual que indica comunero.

    Dice una cosa categóricamente que me ha producido cierta perplejidad:
    "Yo no creo que el Madrid obligara a Julen a anunciarlo, y él se plegó a sus exigencias, creo más bien que no quedó más remedio que anunciarlo, y por eso todo fue precipitado."

    ¿Como que "yo no creo que el Madrid obligara a Lopetegui a anunciarlo"? Eso es como la típica frase de, "Yo no suelo responder a los memos pero..."

    ¿Acaso sabemos quien quiso hacerlo público? Hemos oído y leido que el MAdrid no quería que Lopetegui dijera nada, hemos leido que este quiso ser franco con los jugadores y se lo dijo, hemos leido también que llegados a ese punto el Madrid le dijo que se iba a filtrar y que era mejor hacerlo público antes que se filtrara... hemos leido muchas cosas, y seguramente, si leyera el asco, el Marça, el Spork o El Mundo sporkivo, tendría 17 teorías más. De ahí que me sorprenda que usted incida en que el MAdrid (Y por tanto Florentino) obligara a Lopetegui a hacerlo público!!!

    Fue usted un buen jugador del Madrid de Baloncesto, pero como ex madridista, tira más hacia Casillas que hacia Arbelóa, y eso, para mi es algo bastante grave.

    Un saludo.

    1. Buenas tardes, muchas gracias por hacer reseña de un artículo mío que la jefatura de La Galerna ha censurado
      me reafirmo en todo lo que dije en ese escrito borrado por la jefatura, el Sr. Llorente no habría tenido cojones a escribir lo que ha escrito, si el destino final del Sr Lopetegui hubiera sido el Barcelona, el Sr. Llorente es un madridista que es políticamente correcto, cree en el sistema, vamos que hasta cree en D. Francisco Monjas uno de los dos sicarios de la A.C.B que protagonizaron el latrocinio del final de la liga de baloncesto, 88-89, el otro el inolvidable Neyro, ya fallecido, hoy director técnico del arbitraje de la A.C.B. Desconozco los motivos por los cuales mi anterior artículo ha sido censurado, en teoría, sólo el Sr. Llorente debería darse por aludido y molestarse, cosa que la verdad siempre hace MOLESTA.
      Insisto creo que asegurar que el Sr. Llorente no habría tenido valor para escribir lo que ha escrito si el Sr. Lopetegui hubiera ido al Barcelona, no es motivo de censura y si de aplauso. ¡Ustedes verán!
      Saludos blancos, castellanos y comuneros

      1. Buenas noches todos se habrán dado cuenta de mi error he puesto molesta por molestar, con lo cual la frase es incomprensible, debería haber escrito:
        cosa que la verdad siempre hace, molestar.
        Saludos blancos, castellanos y comuneros

    2. una cosa nada más, lo de “Yo no creo que el Madrid obligara a Julen a anunciarlo, y él se plegó a sus exigencias, creo más bien que no quedó más remedio que anunciarlo, y por eso todo fue precipitado.”, lo he dicho yo en contestación a Joe, porque él ha dicho que el Madrid obligó a Julen a decir que había fichado, y que él se plegó a las exigencias
      Yo lo que quiero decir es que no lo creo: Julen dijo a los jugadores que había fichado por el Madrid, y en el club se entendió que la noticia no iba a poder mantenerse en secreto, al saberlo todos los jugadores, y que antes o después se sabría. Es por ello que los acontecimientos precipitan todo, y se tiene que dar la noticia. Espero que se entienda el matiz que quiero hacer con respecto a lo que dice Llorente.

    3. Estoy de acuerdo contigo. Ya son varias veces las que noto a Llorente ser más papista que el Papa. Esto, en el fondo, tiene un aura de bienquedismo que denota, por sus justificaciones, dos cosas: cómo va calando subrepticiamente la propaganda antimadridista e los propios madridistas y un cierto complejo de inferioridad.

  13. Es evidente que Rubiales tenía "sus razones". Todos tenemos "nuestras razones" para tomar una decisión, cualquier decisión. Faltaría más. El problema es que cuando estás en un cargo de responsabilidad, además de tener "tus razones" para tomar una decisión, tienes que asumir las consecuencias.
    Rubiales entendió que lo mejor era quitar al seleccionador a dos días del inicio del Mundial. Vale. Tenía "sus razones". ¿Y responsabilidad? ¿Tiene Rubiales responsabilidad"? porque el hecho es que su decisión, tomada con "sus razones" ha tenido como consecuencia que la Selección Nacional haya hecho un juego ridículo que ha desembocado en una eliminación lamentable.
    Tal vez sea el momento de asumir que "sus razones" no eran las más acertadas, y por lo tanto, asumir su responsabilidad en tan triste resultado.
    A menos, claro, que "sus razones" escriban en prensa o hablen por la radio y le perdonen todos sus errores de cara al público.
    Ya se sabe, si nadie habla de ellos, es que no han existido.

    1. Estamos en un país donde pase lo que pase, el máximo responsable, sólo es el máximo responsable para llevarselo a la saca. Y si no, pregunte en los bancos, y muy sobre todo en las cajas que quebraron durante la crisis, y pregunte si alguno de los dirigentes acabó en el talego.

      Los estadounidenses, con todos sus problemas, en estos temas suelen ser bastante más expeditivos, cargándose a los jerifaltes (tipo Madoff o alguno más), y vendiendo sus posesiones hasta saldar en lo posible las deudas generadas por los desfalcos, robos y engaños.

      1. Aquí es un talego "virtual", por cuanto cagarla en un mundial, de momento, no es delito, pero el caso es que en el talego acaba el que la prensa quiere que acabe... ese es el problema, y a eso me refería yo.
        No conozco a Rubiales, y sólo puedo hablar de las sensaciones que me provoca el interfecto. Creo que ha entrado con ánimo de agradar a todo el mundo en estos primeros días de mandato. Y obviamente, si nos atenemos al entorno de Federación y de la Prensa, lo que menos desgasta es tomar las decisiones que más perjudiquen al Real Madrid.
        Si además consideramos que el Real Madrid no se ha defendido de nada que le haya perjudicado en los últimos 20 años, pues todo seguirá igual que antes, con una prensa y una Federación "anti". Y así le fue estupendamente a Villar, le va a ir bien a Rubiales, y le irá bien al que venga después, siempre que siga con esa línea.
        Hasta que entre alguien que haga una limpia profunda.
        Esperaré sentado, no vaya a ser....

        1. Bueno, en realidad lo del talego, era una extrapolación a asuntos más graves. No pretendo que lleven al talego a Rubiales por echar a Lopetegui a dos días del mundial. Supongo que se me habrá entendido, pero por si acaso aclaro. A lo que me refiero es que en este país, los cargos de responsabilidad rara vez cargan con el peso que lleva su cargo. Únicamente les renta porque se lo llevan crudo, pero a la hora de cargar con las responsabilidades "Yo no sabía nada", "me enteré por los periódicos", "firmaba todo lo que me pasaban", etc.

  14. Señor José Luis, usted está poniendo en duda -por muy complicado que parezca- no sólo la profesionalidad de Lopetegui, sino la de los jugadores de la Selección. Aquí lo que ha pasado es justamente lo que usted ha dicho: esa costumbre "carpetovetónica" de opinar de todo, malograrlo todo y desconfiar de cualquiera. O es que usted nunca ha trabajado en un lugar y ha dado los quince días previos cuando ha llegado a un acuerdo con otro pagador? Si en esos quince días usted no logra hacer bien su trabajo, usted es un mal profesional, y la culpa es solo suya, no del hecho de tener un nuevo compromiso de trabajo en el futuro.

  15. Tira usted la piedra y esconde la mano. A pesar del "yo no juzgo al Madrid o a Lopetegui" o el "yo no sé como funciona el fútbol pero ...", dice usted, en primer lugar, una mentira: que Lopetegui habría incumplido su compromiso, cuando el propio compromiso contemplaba su salida de la selección pagando una cláusula. Podría achacársele que dejase tirada a la selección justo antes del mundial, pero no es el caso al comenzar su compromiso con el Madrid DESPUÉS DEL MUNDIAL.

    Y manda huevos que un señor que presume de conocer el baloncesto y afirma que "no conoce el fútbol" acuse a Lope de una posible distracción durante el mundial cuando en Baloncesto es habitual dese hace años que el seleccionador compagine su puesto con su compromiso con un club de la ACB.

    Pero, eso sí, no juzga ni al Madrid ni a Lopetegui. Hay que ser sinvergüenza.

    1. Hombre, técnicamente, los contratos cubren o intentan cubrir los casos en los que no se cumple el contrato. Parece una contradicción, pero realmente marcharse antes de finalizarlo es un incumplimiento de contrato. Otra cosa es que sea legal y el contrato indique cómo se va a contraprestar al empleador en caso de incumplimiento. Pero realmente es un incumplimiento.

      Pongamos que usted firma un contrato en el que se añade una cláusula de que sólo puede trabajar con ellos y al mismo tiempo no puede trabajar con ninguna otra empresa del sector. Esa misma clausula, seguramente indicará que en caso de incumplimiento, se le despedirá procedentemente, o bien se le demandará con las responsabilidades civiles que determine un juzgado. Si a usted le pillan trabajando con otra empresa del sector al mismo tiempo, es un incumplimiento del contrato, por más que esté descrito el caso en el mismo.

      1. Usted, o no ha trabajado en su vida, o no se ha cambiado de empresa jamás. Los contratos laborales, que exigen habitualmente exclusividad, se terminan sin que a nadie se le ocurra despedirse antes de acordar una entrevista de trabajo con una segunda empresa. Se anuncia el fin del contrato cuando se ha acordado con la que será su nueva empresa las condiciones de su nuevo contrato.

        La pretensión de que Lope no podía ni siquiera negociar -no digamos alcanzar un acuerdo con un club- es tan absurda que uno no puede menos que sospechar de las verdaderas intenciones de quien sostiene algo tan bobo.

        Podría pensarse que Lope habría actuado con poca ética -nunca ilegalmente- si llega a dejar empantanada a la selección justo antes del mundial, cosa que no hizo al anunciar que su compromiso con el Madrid comenzaba DESPUÉS DEL MUNDIAL. A quien sin embargo no le importó dejar empantanada y sin entrenador a la Selección -quién lo iba a decir- fue a la propia Federeción.

        Además, que en la actuación de Lope no hay nada ni ilegal ni ilegítimo lo sabe el propio "señor" LLorente y por eso usa su segundo argumento: que si se queda se distraería. Eso ya muestra su mala fe: él mejor que nadie sabe que es costumbre en el baloncesto simultanear el trabajo de seleccionador con el de entrenador de club durante el invierno.

        1. Es más: es que en el mundo laboral es ético y es legal el negociar un cambio de empresa a otra de la competencia si sus condiciones son mejores. Pero es que el caso de Lope ni siquiera iba a una organización de la competencia puesto que clubes y selecciones se mueven en esferas distintas.

          Una vez me contó un profesional veterano que valoro mucho que cuando alguien no para de hablar de ética sin motivo se lleva las manos a la cartera porque sabe que van a intentar quitársela. Los discursos sobre los valores y la ética son con frecuencia el refugio de los mayores truhanes. El porqué LLorente se ha visto en la necesidad de escribir un artículo tan lamentable me temo que no lo sabremos nunca. Pero por lo poco ético de sus argumentos y su falsa defensa de los argumentos supuestamente racionales sabemos que estamos ante un auténtico sinvergüenza.

  16. La verdad es que este artículo me ha indignado un poquito. Y más viniendo de quién viene. Lo siento Joe, pero creo que es un artículo muy poco acertado. Incidiendo en un tema que, en mi opinión, y por lo que leo de galernautas y resto de madridistas, está más claro que el agua. Y sobre todo después de ver la emotiva presentación de Lopetegui.
    Rubiales tomó la peor decisión posible. Ya le han dado las debidas contestaciones, a cada cual más acertada, así que no me voy a extender demasiado.

    Sin embargo, si quería contestar a una pregunta que hace en el artículo: ¿Qué habría hecho Lopetegui en caso de lesión leve pero con cierto riesgo de recaída prolongada de un madridista?
    ¿Pues qué va a hacer si es lo suficientemente responsable y profesional? La respuesta debería ser: Exactamente lo mismo que si fuera jugador de cualquier otro equipo. Confiar en la decisión de los médicos y el jugador. No creo que sea una decisión tan difícil. En puestos de responsabilidad hay que tomar decisiones importantes, pues va con el sueldo. ¿Que se puede equivocar? Claro, pero así es la vida. Tomar decisiones y asumir las consecuencias.
    Ya veremos si con el nuevo seleccionador, Amunike's son, ese tipo de decisiones, no nos tenemos que lamentar en cuanto a los intereses de jugadores de nuestro club. Miedito.

  17. Interesantes comentarios de parte de todos.
    Personalmente diria que ¿por que dudar en 1era instancia de Lopetegui como seleccionador de España habiendo firmado con el Madrid para dirigirlo Despues de haber terminado el Mundial de Rusia? Dudar de su profesionalidad como 1era reaccion es un error..y fue el error del Sr. Rubiales.

    Es como si ahora todos dudasemos de que Luis Enrique vaya a dar un trato equitativos a todos y que no favorezca a los jugadores del Barcelona dandoles alguna ventaja para descansar, etc.

    Bueno..el Sr. Rubiales ya tiene sus lios ahora con el Sevilla...cuando el rio suena...

  18. Razones, sus razones, puede haberlas. En el fondo son las mismas por las que ha fichado a Luis Enrique y a Molina, o ha liado lo de la supercopa. Son razones, pero no son objetivas ni razonables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Suscribo cada palabra de este artículo de @FGwynne. Hay que hacer un Real Madrid femenino ya. No mañana, ni el año que viene. Ya. Vale de excusas de mierda. https://t.co/WAteLmHW56 vía @lagalerna_

Estoy totalmente de acuerdo con este vídeo. Para mí, el fichaje era él.

https://t.co/leJEEnEKuV

ATENTOS a este vídeo sobre Real Madrid Televisión.

https://t.co/ATIyEaLWuq

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram