Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Las grietas del Titanic

Las grietas del Titanic

Escrito por: Antonio Escohotado28 agosto, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hasta el mejor equipo topa con otro excelente, y debe hacer valer ese plus contra el viento y marea oceánico, cuando la falta de acierto le niega al talentoso Benzema seis goles, Marcelo sigue negado casi por completo para el pase -salvo en corto-, y a Isco le vuelven a sobrar regates.

Bale continúa tímido, por no decir desacertado salvo en un gran centro por la izquierda, y con la sala de máquinas asumida por Kroos y Modric no fue bastante para prevalecer sobre un gran Valencia, a despecho de contar con Asensio y Navas. El segundo salvó un gol claro de falta, saliendo muy oportunamente un par de veces, y nos deslumbró con un saque rápido que bien pudo terminar en tanto madridista.

Para Asensio se agotan los adjetivos, porque donde otros tiemblan y fallan él inventa y culmina de manera perfecta. No habrá forma de olvidarle en la votación del próximo Balón de Oro si mantiene el tipo, cosa a su vez probable si le respetan las lesiones, dada la progresión.

Kovacic dio dos de cal por una de arena, mostrando de nuevo su excelencia en la salida hacia adelante, y el resto del equipo cumplió digamos que con una nota de 6.

Cuando juegan al primer toque y sin prisa, como casi siempre, no tienen rival por ahora. Pero delante había un espléndido conjunto, que hasta los últimos diez minutos asustó con buenas razones, y espero que el aficionado madridista sabrá agradecer la noche de fútbol deparada por ambos contendientes.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

5 comentarios en: Las grietas del Titanic

  1. El aficionado madridista, así en general, creo que no sabrá agradecer nada. Desgraciadamente, a juzgar por lo que se escucha y se lee por ahí. Del aficionado madridista, me refiero. Ainsss...