Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Señalar está feo

Señalar está feo

Escrito por: Mario De Las Heras28 agosto, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Antes de que se produjera, todos pudimos advertir el gol de Soler. Allí abajo el único que parecía haberlo visto es Asensio, que ya había marcado un gol tremendo por la conducción y por la serenidad y por la ejecución. El robo a los tres cuartos y la jugada clarividente. la inclinación del cuerpo para el golpeo. Es como billar. La bota es el taco y el cuerpo es el palo y la cabeza la del Gordo de Minnessotta. Decía que Marco se lo estaba señalando a Carvajal. Que Toni Lato, ese desesperado, se le iba a ir por la espalda.

El Valencia de Marcelino es menos Valencia, y lo digo como elogio. Puede uno hasta cogerle cariño si no fuera por esa camiseta y si no jugara contra el Madrid. Isco estaba jugando un poco como un VHS gastado de los que al final se arreglan. Lástima de mareo. Una mezcla entre congelación y niebla su juego en la primera parte, pese a las cuales todo el mundo (bueno, no sé si todo el mundo) pudo disfrutar de su belleza. Me pasa que me crezco con los pitos a Benzema. Me siento especial por no pitarle nunca y por pensar igual que Zinedine Zidane. Por verle fallar en el remate y gozar con la esperanza de que lo conseguirá mientras construye el juego. El fallo en Benzema es una hermosura porque nadie (no muchos) parecen ver su trabajo, su importancia. Es como el canto de los pájaros anunciando el día. Pero hay gente que pita, como si quisiera que llegara pronto la noche sin disfrutar no ya de Benzema sino de su mismísimo Madrid.

Me siento especial por no pitar nunca a Benzema y por pensar igual que Zidane

El Madrid hace muchas cosas bonitas, y me da la impresión de casi todas salen del previo rigor de Casemiro. Un rigor aplastante que la locución trata de disminuir en un momento rasgándose las vestiduras por una entrada que no se correspondía con los aspavientos. Mientras trato de aplacar mi hartazgo de estas cositas con aire de miserabilidad de las que viven algunos, me da por pensar en que los pitos a Karim, los pitos a Gareth o a cualquiera, en realidad son pitos a Zidane sin que se sea demasiado consciente de ello. Señalar está feo. Alguno pensará que en el minuto setenta, con uno a uno en el marcador, es lógico cogerse la rabieta. Pero entonces es que no sabe nada. Como si no hubiera visto nunca nada. Con la de cosas que hemos visto, sólo en estos dos últimos años.

El partido del Madrid es estupendo. Y el Valencia es bueno. Más que bueno es analítico, lo cual es decir que no es esa maravilla que canta la locución. Tampoco lo es Parejo. Son pasmosas las actuaciones de Modric, Carvajal, Benzema, Keylor, Asensio, Nacho, Casemiro, Marcelo. Lo de Asensio lo dice el tal Maldini con pena de Arias Navarro. Yo pienso que es estupendo, como el partido, lo que ha sucedido con este empate. Zizú le sonríe a Marcelino y Marcelino le sonríe a Zizú. El espíritu está intacto. Qué emocionantes las revoluciones de Kovacic. El espectáculo último de Marco, la tijereta, la conducción, el taco, el palo, el golpeo. La cabeza del Gordo de Minnessota.

Mario De Las Heras
Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

9 comentarios en: Señalar está feo

  1. El Valencia de Marcelino es menos Valencia, y lo digo como elogio. Puede uno hasta cogerle cariño si no fuera por esa camiseta y si no jugara contra el Madrid. Isco estaba jugando un poco como un VHS gastado de los que al final se arreglan. Lástima de mareo. Una mezcla entre congelación y niebla su juego en la primera parte, pese a las cuales todo el mundo (bueno, no sé si todo el mundo) pudo disfrutar de su belleza. Me pasa que me crezco con los pitos a Benzema. Me siento especial por no pitarle nunca y por pensar igual que Zinedine Zidane. Por verle fallar en el remate y gozar con la esperanza de que lo conseguirá mientras construye el juego. El fallo en Benzema es una hermosura porque nadie (no muchos) parecen ver su trabajo, su importancia. Es como el canto de los pájaros anunciando el día. Pero hay gente que pita, como si quisiera que llegara pronto la noche sin disfrutar no ya de Benzema sino de su mismísimo Madrid.

    Anoche no sabemos si Isco estaba "tocado" pero no se le vió suelto ni rápido en sus acciones. ¿hubiera sido justo pitarle después de pedir tantas veces su titularidad, a petición siempre de la prensa antimadridista y la culerda? Pues no, no sería justo. Lo mismo que no es justo que se le pite a un jugador de tu equipo por muy mal que lo haga, porque luego estos que pitan e insultan son los primeros en elogiarle y decir lo "bueno" que es. Esta afición "pipera" que deja que la prensa (Yihad periodistica) que encabeza el Ayatolah "Rebaño", - si, ese de las croquetas - te influya en tus opiniones sobre los jugadores para hundirlos, hundir el equipo y a su vez a su presidente Florentino Pérez, que al fin y al cabo es lo que persigue el mencionado "Rebaño" y su grupo Prisa. Su "Cruzada" con el presi por quitarle Promociones en su panfleto diario y dejar de vender millones de ejemplares y para colmo no dejar que metiera su grupo y él mismo en el club del cual se querían apoderar las narices para manipular a su antojo y beneficio.
    El que sea aficionado verdadero del Madrid debe de ir al Bernabeu a reventar aplaudiendo, y el que se un "pipero" que se quede en su puta casa. Hay muchos aficionados que daríamos la vida por tener un asiento fijo en el campo y de verdad querer y animar a nuestro Real Madrid, el mejor equipo del mundo.
    ¡¡¡HALA MADRID!!!
    El partido del Madrid es estupendo. Y el Valencia es bueno.

  2. Yo no me siento especial por no pitar nunca a ningún jugador del Madrid, mucho menos a Benzema que es de mi gusto menos cuando tiene que hacer de delantero centro como le tocó ayer y falló todo y más, tanto que me desesperó hasta lo indecible.
    Yo no me siento especial por no pitar a Bale aunque me desespere no saber si está en el campo o en el vestuario. Yo no me siento especial por apoyar mi equipo y tampoco me siento culpable, ni menos madridista por enfadarme cuando desperdiciamos un montón de ocasiones, aunque esto también sea fútbol. Yo no me siento especial por estar encantada con Zidane, pero tampoco me siento culpable por no entender qué pinta Bale en el campo y otros en el banquillo. Yo no me siento especial por aplaudir a Florentino en casi todo lo que hace, pero tampoco me siento mal por no entender que no se haya fichado un delantero con ciertas garantías para suplir la ausencia de Morata, porque digo yo no habrán pensado que Mayoral sea ese recambio y no el de Mariano, que también tiene mucho más gol pero menos técnica.
    Por lo único que me siento especial es por tener la suerte de haber nacido madridista.
    Hala Madrid y saludos a todos