Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La penúltima rabieta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La penúltima rabieta

Escrito por: La Galerna24 abril, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy las portadas vienen tranquilas. En Barcelona presumen de cantera días después de que Ernesto Valverde no pusiera ningún canterano en la alineación y los medios madrileños miran ya al choque entre Bayern y Real Madrid que se disputará este miércoles en el Allianz Arena.

El problema es que Alfredo Relaño ha decidido exhibir su penúltima rabieta de la temporada. Su objetivo, como no podía ser de otra manera, ha sido Florentino Pérez. Os mostramos las portadas del día y vamos con ello.

Pues sí, como decimos, Alfredo Relaño lo ha vuelto a hacer. En esta ocasión introduce un giro hipócrita de altísimo nivel, ya que se atreve a utilizar a Pepe, del que dijo cosas terribles cuando vestía la camiseta del Real Madrid, para atizar a Florentino Pérez.

Resulta que el presidente merengue acudió a la peña 'Ramón Mendoza' junto a Keylor Navas y Raúl González. "Vas a estar mucho años aquí", dijo Florentino refiriéndose a su guardameta. Eso le ha debido sentar mal al pobre Relaño, que buscó y rebuscó la manera de poder atacar a su archienemigo.

Ahí está. Pepe. Sí, Pepe, el central. Pepe, al que lincharon en la 'Ouija Today' hace no demasiado. Pepe, del que Relaño dijo hace unos años, tras un Clásico, que bastante tenía el Bernabéu con aguantar el bochorno del portugués. Ese Pepe. Al que apalearon públicamente sin piedad hasta que abandonó el Real Madrid. Pepe, hoy, es la munición del que se cree justiciero.

Critica Relaño a Florentino por defender a ultranza a Keylor Navas. Dice que con Pepe también lo hizo y el central acabó marchándose. No cuenta el director de la 'Ouija Today' que la idea del Real Madrid era que continuase el portugués, pero no con las pretensiones económicas que había encima de la mesa. No lo cuenta porque no interesa. Es mejor decir que Florentino dijo una cosa y luego hizo otra. Así, al menos, te garantizas llevar el discurso a tu terreno y que cuatro lectores sin personalidad aprueben tu relato.

Lo peor es que si Florentino no hace ese guiño a Keylor, Relaño estaría diciendo que Florentino no le hace ningún guiño a Keylor. Este cuento es más viejo que la orilla del río.