Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La Liga que por fin ha ganado Luka Modric

La Liga que por fin ha ganado Luka Modric

Escrito por: Antonio Valderrama21 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas


Escribía hace justo un año en esta misma tribuna “Otra Liga que no ha ganado Luka Modric”, que no era un artículo, sino un lamento. Un quejido amargo, un juramento escupido al cielo. Las Ligas son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir. Y me dolía como una astilla clavada en la carne que el torneo de la regularidad, como lo llaman, no premiase al duende que con una regularidad fabulosa llevaba cinco temporadas escribiendo un capítulo aparte de la Historia del Real Madrid. Un capítulo propio, que bien podría empezar con aquello de Era verano, se hablaba de Cazorla, el equipo necesitaba un director y José Mourinho se trajo a un pequeño croata del Tottenham. Esta noche me he sacado la astilla: Luka Modric es campeón de Liga con el Madrid.

En italiano, regista significa director: de cine y del juego. Modric llegó a un Madrid campeón de Liga al que se le pedía ya el vellocino de oro de la Décima. En sus cinco temporadas, el equipo ha ganado dos Copas de Europa y está en otra final. Pero no la Liga, no esta Liga española de desvelos y cotidianas ruinas, a menudo observada con altanería por el madridista que sólo piensa en conquistar Troya todos los años. Pero la naturaleza de este club es hegemónica, y para eso se precisa construir un muro colosal con los ladrillos de la Liga, inevitable cemento de la leyenda. Modric ha estado tres veces a punto; por el camino ha trascendido a la categoría de icono, de símbolo, con su trote elástico y gatuno, sus controles orientados que abren la puerta a la cuarta dimensión, sus pases de treinta metros con el empeine y la belleza de su movilidad por el terreno de juego. Se hizo Redondo y se ha hecho también Zidane: la clave de bóveda que sostiene al Madrid de la Edad de Plata, una catedral del fútbol.

Modric era el D´Artagnan que necesitaba el Madrid para dar el salto definitivo, para estimular una forma de entender el juego construida entre cataclismos: una especie de selección natural extrema y acelerada cuyo objeto era derrotar al Barcelona no de Guardiola, sino justamente, de los centrocampistas. Xabi, Khedira, Di María, Kroos, Kovacic y Casemiro: esa ha sido su compañía de mosqueteros, su corte, particularmente Xabi y Kroos, junto a los que Modric ha recuperado para el Madrid el sentido del control. Control del espacio, control del tiempo, dominio de las alturas y también del vértigo, que es cuando al Madrid se le escapaba la última grandeza, esa que da coronas y metales, y la posteridad. Una Liga es el fruto de un trabajo constante, es una cosa de hormiguitas, un canto puro al laborismo, al sacrificio, al hacer las cosas que nadie quiere hacer en los campos más plebeyos del fútbol de élite. La Liga es el botín de los que se levantan a las siete de la mañana, el triunfo de los tipos duros, como decía De Niro en Una historia del Bronx. Hay que estar hecho de una pasta alquímica distinta para sortear ese via crucis de pequeños reveses en que consiste el campeonato nacional, tan gris y tan falto de brillo hasta su último mes. Nadie, en el Madrid, salvo Cristiano, ha hecho más que Modric en estos años por ganar una Liga.

All iron! cantaban los mineros cuando encontraban una veta. Era un canto de esperanza y salvación, un canto de prosperidad, de promisión, después del agotador esfuerzo de arrancarle a la tierra el fruto de sus entrañas. All iron, Luka Modric, un chico al que no admitieron en el equipo de su niñez por poquita cosa; un muchacho enclenque al que mandaron a Bosnia con 17 años como un quinto del biberón: si vuelve con vida de la liga más dura de los Balcanes, es que vale. Y volvió. El niño croata que le pegaba pelotazos a la pared del hotel en Zadar donde se refugiaba con su familia de las bombas serbias, el que se llama igual que su abuelo, caído en aquella guerra, tiene un pedestal, para siempre, en la imaginación y los recuerdos de millones de niños madridistas de todo el mundo. Y una Liga.

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

3 comentarios en: La Liga que por fin ha ganado Luka Modric

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Qué raro que no pongan varias vías más para fichar a Ney:
5º Pagar 57 millones y punto
6º Pagar 19 millones
7º Que el Psg lo regale, porque el adn Barsa y los valors dieron origen al fútbol y les han abrumado.

Podría haber infinitas opciones más @sport !!!!

"Habiendo tomado la determinación de apostar por Casemiro, ZZ debe encontrar el socio ideal para él en otro sistema que proteja sus carencias y explote sus virtudes: el 4-2-3-1".

Brillante debut de @monchovillanova.

Bienvenido.

https://t.co/1G7ncX8Aoi

"No solamente Neymar viene y no viene, sino que algunas veces viene y no viene al Barça y otras veces viene y no viene al Madrid, lo cual ya abre un universo de combinaciones estadísticas que son para miccionar y no echar gota".

#Portanálisis

https://t.co/dHcERT2m42

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram