Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
0-2: El Rey está de vuelta

0-2: El Rey está de vuelta

Escrito por: Quillo Barrios21 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid afrontaba el partido más ilusionante de la Liga, pero también el más complicado. España entera miraba a La Rosaleda pendiente de lo que hicieran los hombres de Zinedine Zidane. La parte 'anti' le pedía al Málaga que hiciera lo que el Barcelona no había sido capaz de hacer durante 37 jornadas. El Eibar no existía, pero sí el cuadro andaluz. Era como si la justicia poética del fútbol dependiera de un equipo que, en realidad, no se jugaba nada. Aún así, el Málaga fue profesional y tuvo sus opciones, pero se encontró con un Real Madrid serio, un Keylor Navas inspirado y un Cristiano Ronaldo que no quería un desenlace de campeonato agónico.

El impresionante jugador portugués tiró un desmarque nada más empezar el partido para que Isco, liberado, metiera el balón entre líneas. Se dibujaba el número 33 mientras el esférico besaba el césped rumbo a Cristiano. El 'siete' se hizo con él, dribló a Kameni y le puso la bandera a la diosa Cibeles. 0-1 con la gente sentándose. Medio estadio estalló de alegría y al Camp Nou se le congelaron las banderas catalanas. La Liga empezaba a tener dueño más pronto de lo que muchos deseaban. El Real Madrid, intratable en la recta final del campeonato, tardó poco en poner sus manos sobre el trofeo.

Con el 0-1 gobernando el marcador, los de Zidane se relajaron, aunque siempre manteniendo el control. Sandro, de pasado blaugrana, intentó dinamitar la Liga, pero se topó con Keylor Navas y la mala suerte. El Real Madrid caminaba con paso seguro pese a las oportunidades que sumaba el Málaga. Mientras tanto, en el Camp Nou, el Eibar, ese equipo que parecía no existir, se ponía 0-2 y llenaba de picante la bajada del telón, aunque los de Mendilibar sufrieron poco después la ira de una RFEF que no abandonó al Barcelona ni siquiera en el último capítulo de la serie.

Ya en la segunda mitad, Benzema ponía el 0-2 tras una jugada embarullada. Sergio Ramos se abrazó a él y gritó el gol como suyo. Se sabía campeón el capitán en cuanto el balón besó la red. Ahí acabó todo. El Real Madrid, cuyo entrenador no ganó a La Roda, saboreaba los últimos veinte minutos mientras el banquillo sacaba, disimuladamente, las típicas camisetas conmemorativas. James Rodríguez, Kovacic y Morata entraron al campo para ser partícipes de la traca final. Isco recibió una ovación de gala justo antes de recibir su primera Liga. Eran instantes de sonrisas. Bonanza blanca.

Cierto es que se nos hace raro no llegar con angustia al descuento. Hasta los saques de esquina perdieron su magia sin que Sergio Ramos tuviera que buscar el cielo. Sin embargo, sabe demasiado bien ganar una Liga así, con personalidad, contundencia, siendo imponentes hasta el último segundo. La 33 llegó en La Rosaleda. El Rey está de vuelta.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

10 comentarios en: 0-2: El Rey está de vuelta