Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La felicidad de Umtiti y la oportunidad perdida de Sergio Ramos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La felicidad de Umtiti y la oportunidad perdida de Sergio Ramos

Escrito por: La Galerna5 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Samuel Umtiti es un hombre feliz. Un hombre extremadamente feliz. Su sueño era continuar en el cuartofinalista de la Champions League y lo ha conseguido. "Soy del Barça desde pequeño", dijo en el acto de su renovación. "Juego en el mejor equipo del mundo", aseguró. Suponemos que eso fue un pequeño lapsus, el cual le perdonamos, ya que debió soñar con el Real Madrid y se confundió. No pasa nada, Samu.

Dijo también Umtiti que nunca pensó en irse del Barça y que no se veía jugando en otro club. Quizá por eso Bartomeu ha tenido que poner una buena suma de millones encima de la mesa. Porque la felicidad, amigos, no es barata en los tiempos que corren. Que uno quiere, pero también quiere que le quieran, y si le quieren con subidas de sueldo -práctica muy habitual en el Camp Nou-, mejor que mejor.

Lluís Miguelsanz, periodista de 'Sport', informó hace dos días que Umtiti "pidió mucho dinero para renovar". Conviene guardar esto porque no tardarán ni medio año en decirnos que el Barcelona es una balsa de aceite en la que todos quieren estar. Lo cierto es que, según la prensa cataculé, Umtiti sigue por lo que sigue, y estaría ya lejos de Tabarnia si Bartomeu no se pliega a sus exigencias. Pasa lo mismo en todos los clubes, pero en Can Barça tienen cierta habilidad a la hora de vendernos las renovaciones blaugranas como un éxito emocional y una implicación mayúscula de los futbolistas con la entidad.

Mientras Umtiti presume de cara felicidad y Griezmann deshoja la margarita a pocos días de que su cláusula ascienda a 200 millones de euros, el bueno de Alfredo Relaño nos ha regalado otro editorial para la historia, uno de esos hilarantes que tan bien le sientan al 'Portanálisis'. Hoy, los protagonistas son Isco y Sergio Ramos, especialmente este último, que ha cometido el flagrante error de querer descansar con su familia en lugar de darle un abrazo a Salah. Tal como suena.

Pero vayamos por partes. Resulta que Isco y Sergio Ramos están teniendo algo más de descanso que el resto de internacionales de la selección española. Se incorporarán inmediatamente al grupo, pero no estuvieron ante Suiza, algo que ha incomodado a Alfredo Relaño.

Dice el director de 'La Ouija Today' que por qué Nacho y otros madridistas sí estuvieron mientras Isco y Sergio Ramos se escaqueaban. Que no lo entiende. Que no le gusta eso. Imaginamos a ambos jugadores extremadamente preocupados porque a Relaño no le ha hecho gracia jugar ante Suiza sin ellos. O, lo que es peor, que hayan descansado más de la cuenta.

Sin embargo, lo peor no es eso, que ya de por sí supone una falta de respeto nacional y una cuestión de Estado. Lo realmente grave es que Sergio Ramos no ha querido ir a Benicassim a dar un abrazo a Salah.