Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
L. A. Is My Lady (IV)

L. A. Is My Lady (IV)

Escrito por: Luis Montero Manglano8 agosto, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Real Salt Lake vs. Los Angeles FC. Bale Doing Bale Things

 

Ayer se enfrentaron Los Angeles FC contra el Real Salt Lake, justo el día en que el mundo fútbol se estremeció de placer por la primera chilena marcada por Leo Messi, contra un equipo con nombre de denominación de origen quesera.

He de decirles que aquí en USA, no obstante, lo de Messi no les ha impresionado tanto como merece. Al ver la imagen del lance, la mayoría no identifican a un jugador marcando de chilena sino a un argentino tratando de parecerse a una mesita para el café. Los John y Jane Doe que pueblan esta bendita tierra, al ver la chilena de Messi alzan la ceja, sonríen de medio lado y ponen cara de Cocodrilo Dundee cuando decía aquello de “¿eso es un cuchillo? No. Esto es un cuchillo”. Luego te sacan una foto de Gareth Bale en la final de Kiev.

Bale gol Liverpool

En el fondo me parece algo cruel. Cuando mi sobrina de 6 años dibuja monigotes de dudosa corrección anatómica, yo no le muestro a continuación fotos de la Capilla Sixtina para deprimirla. Pero aquí en USA son brutalmente honestos. Hombres sencillos a los que les gustan los coches rápidos, la cerveza fría y las chilenas que parecen chilenas y no resbalones en un suelo recién fregado. Qué le vamos a hacer.

Aye, en el partido que enfrentó al Real Salt Lake contra el LAFC, no se vieron chilenas pero sí muchos goles. Fue un partido entretenidísimo. Una gozada.

aquí en USA son brutalmente honestos. Hombres sencillos a los que les gustan los coches rápidos, la cerveza fría y las chilenas que parecen chilenas y no resbalones en un suelo recién fregado

El Real Salt Lake es el equipo de la capital de Utah. Dave Cheketts, antiguo presidente y refundador del club, era un vikingo furibundo y añadió lo de “Real” en el nombre de su equipo como homenaje al Madrid. Cheketts admiraba tanto al club de Chamartín que quería imitarlo en todo, hasta en el nombre. Un bello ejemplo para todos aquellos directivos futbolísticos que ansían copiar al mejor club del mundo.  Desde aquí invitamos a Laporta y a Al Khelaifi a superar sus complejos, imitar los pasos de Dave Cheketts y reunir el valor necesario para emprender juntos una nueva singladura deportiva a la que podrían bautizar como Real Qatarlona Fútbol Club. Dineros y palancas unidos al fin en un homenaje al equipo que les obliga a derrochar los unos y activar las otras.

El Real Salt Lake ha logrado, en efecto, parecerse en algo a su club referente. Son como la versión vinagre del Real Madrid: les falta gol, laterales derechos y no juegan a nada. Pero disfrutan como chiquillos. Creo que fue Winston Churchill quien describió una sesión en el Parlamento de esta forma: “sus señorías no hacían nada, pero lo hacían muy bien.” Algo así podría decirse de los jugadores del Real Salt Lake ayer.

Salt Lake City es la capital del estado mormón de Utah. Mi conocimiento sobre los mormones es escaso, como el que tenía el antiguo primer ministro de Australia Billy Hughes. En 1919 Hughes le pidió al presidente americano Woodrow Wilson, apelando a su humanidad, que impulsara el envío de predicadores mormones a los indígenas de Nueva Guinea porque, según dijo, “mucha de esa pobre gente no tiene siquiera la mitad de misioneros que necesitan para comer”.

Chiellini te para el balón y te levanta a la novia, pero lo hace de frente, en tu cara; luego te invita a unas cañas, que también acabas pagando tú, y te vas a casa pensando que te ha timado un tío cojonudo

Como soy un periodista serio, intento recabar información sobre este peculiar movimiento religioso. Le pregunto a un aficionado del Salt Lake que me hable de mormones famosos y me cuenta aspectos del reinado de Felipe V. Mi pronunciación en inglés es muy mejorable. Pruebo con otro tipo y, esta vez, me aclara que los mormones son en realidad fieles del Movimiento de los Santos de los Últimos Días, y que el apelativo “mormones” viene de su libro sagrado donde se recogen las revelaciones hechas por un ángel al profeta Mormón en el siglo IV.

Estoy seguro de que el peinado de “Chicho” Arango, delantero del LAFC, tuvo que ser fruto también de un mandato angélico. No me explico que alguien desee llevar esos pelos de forma voluntaria. A “Chicho”, sin duda, se le apareció el ángel más hortera del mundo y le ofreció inspiración para marcar goles en el partido de ayer a cambio de hacerse cargo de su horrendo estilismo capilar. Arango aceptó el pacto y vio portería dos veces. Tengo la esperanza de que sea el mismo ángel que se le ha aparecido a Fede Valverde este verano para ponerle las mechas del abuelo Munster. Un ángel peluquero que, a cambio del destrozo, ha prometido a Fede que se va a aburrir de marcar goles.

Valverde

Chicho marcó un gol de tacón en el minuto 8. El Real Salt Lake empató el partido poco después con gol de Córdova. En menos de cinco minutos, Acosta, del LAFC deshizo el empate. Entre medias, Chiellini vio tarjeta amarilla por mano.

Siendo rigurosos con el lenguaje, a Chiellini debieron pitarle “manos”, en plural. Porque usó ambas para interceptar un pase alto del Salt Lake que tenía muchas opciones de terminar en gol. Sí, he dicho ambas. Y, sí, he dicho pase alto. Cuando la pelota voló varios centímetros por encima de la cabeza de Chiellini, este, sin ningún pudor, levantó los brazos y la remató con las manos. El árbitro dudaba entre sacarle amarilla o darle un punto de set. Chiellini es un figura que está de vueltas de todo. Chiellini es un as del Voley-Fútbol. Chiellini es un hacedor de pagafantas. Chiellini es la pesadilla de los novios en la playa de Gandía. Chiellini vuelve cuando tú vas. Y mientras el abate Guardiola hace sesudos planes cabalísticos sobre cómo “mediapuntizar” a Haaland, Chiellini, sin tanta mística, ha decidido “porterizarse” por su cuenta y riesgo. Genio absoluto.

Chiellini mano

Cuando Piqué hacía lo mismo en la liga española —lo de parar balones con la mano—, resultaba ofensivo porque lo hacía de forma artera, sibilina y mentirosa; pero cuando lo hace Chiellini no puedes enfadarte con él: es un honesto tramposo. Te para el balón y te levanta a la novia, pero lo hace de frente, en tu cara; luego te invita a unas cañas, que también acabas pagando tú, y te vas a casa pensando que te ha timado un tío cojonudo. Ese es Chiellini, que ha ido a Los Ángeles a mostrar a los americanos las maravillas del “mediterranean way of live”.

En el minuto 59 “Chicho” Arango marcó otro gol y el partido empezó a ser un entretenidísimo despiporre de patio de colegio. Fue entonces cuando Cherundolo, entrenador del LAFC, decidió poner algo de serena nobleza sobre el terreno de juego y sacó a Gareth Bale. Vestido de blanco, que es un color que al galés le sienta de lujo.

Hacia el minuto 80, en el otro extremo del mundo, a Marc Bartra le temblaron los isquios, que es una especie de sentido arácnido desarrollado por el jugador y que se activa siempre que Bale hace cosas de Bale. El galés volador recibió el balón en el medio campo, echó a correr hacia la portería y marcó un golazo que puso el 4 a 1 en el mercador. Eso que es un cuchillo, hijos de Utah.

Bale en carrera contra Utha

Hacia el minuto 80 a Marc Bartra le temblaron los isquios, que es una especie de sentido arácnido desarrollado por el jugador y que se activa siempre que Bale hace cosas de Bale. El galés volador recibió el balón en el medio campo, echó a correr hacia la portería y marcó un golazo que puso el 4 a 1 en el mercador. Eso que es un cuchillo, hijos de Utah

Cuando el balón asaetó la red del Salt Lake, un montón de mormones alucinaron recordando el carrerón de Mestalla. Siendo justos, ambos goles se parecen, pero no son iguales. Lo de Mestalla fue una obra maestra, lo de ayer en Utah el boceto que hace el artista para pagar la cuenta del café cuando no tiene dinero. En Saint Paul de Vence, Provenza, hay un restaurante llamado “La Colombe D’Or” donde tienen expuesto un dibujito que les hizo Picasso en una servilleta a cambio de una cena. El gol de ayer de Gareth Bale fue algo parecido, un gol marcado en servilleta. Para él, algo sencillo que podría hacer sin apenas esfuerzo. Para los aficionados del LAFC, un tesoro.

El quipo de Los Ángeles es ahora mismo el primero en la clasificación de la MLS. Aún queda mucha liga por delante y puede ocurrir de todo. Pero nadie duda de que, gracias a las cosas que hacen sobre el campo un galés y un italiano, ningún aficionado del LAFC se va a aburrir viendo a su equipo.

Devolvemos la conexión.

 

Getty Images.

 

Entregas anteriores de L. A. Is My Lady:

I. Previa del Nashville SC v. Los Ángeles FC: El clásico de las Artes

II. Un debut, un coyote y un abogado real: crónica del Nashville SC vs. Los Angeles FC

III. Sporting KC vs. Los Angeles FC. Hotter than the wather

Luis Montero Manglano
Novelista. Editor. Profesor de Historia del Arte.

Un comentario en: L. A. Is My Lady (IV)

  1. El Real Madrid ha de estar muy en contacto , manteniendo buenas relaciones , con la sociedad americana ( norte, centro y sur ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram