Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Justin Bieber y el rescate inesperado

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Justin Bieber y el rescate inesperado

Escrito por: La Galerna22 noviembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Nos acabamos de dar cuenta que las aguas no bajan demasiado tranquilas por Barcelona. Ha sido de repente, como cuando intentas aclarar tu garganta y notas que un catarro te ha abrazado para no soltarte en unos días. Nadie nos venía avisando de que el equipo de Luis Enrique entraba poco a poco en problemas. Se pasó por alto el baño sufrido en el Etihad, también el baile del Sevilla hasta que Leo Messi se puso el mono de trabajo. Se dijo poco sobre el angustioso triunfo (1-0) ante el Granada y se escondieron las carencias mostradas en Mestalla porque un árbitro decidió salvar los muebles a primera y última hora. Los últimos cinco partidos del Barcelona han sido una controlada caída libre de la que nos han informado tarde, concretamente tras el tibio 0-0 contra el Málaga.

Ahora, la prensa catalana asume que a lo mejor no estaban tan bien -perdónalos, Laporta- y ya habla incluso de rescate. Todo muy hollywoodiense, la verdad. Allí les gusta ponerle el toque cinematográfico al asunto. Y sí, la salvación pasa por la 'MSN'. Es lógico. Un equipo de veintitantos profesionales, con una cantera que ya quisiera media Europa y parte de la otra, depende, porque así lo dice 'Sport' y no nosotros, de que al tridente ofensivo del Barcelona se le encienda la luz. Al pobre Paco Alcácer ya no recurren. La traducción es que si Messi, Suárez y Neymar tienen el día, los errores del resto quedan camuflados. ¿Sirve para mejorar? En realidad no, pero con maquillar vale. De eso se trata.

portada-sport

Y si la 'MSN' no basta o no llega, al Barcelona le queda un potentísimo 'as' en la manga: Justin Bieber. El cantante estuvo este lunes con los futbolistas blaugranas y eso bien vale para pensar que sí, que la remontada ya está aquí.

No, no, I ain't all bad
All bad, all bad
I ain't all bad
All bad, all bad

Justin le cantó eso al oído a la 'MSN' y estos se vinieron arriba. Bueno, Neymar se vino al suelo porque pensaba que el canadiense le había agredido. Undiano Mallenco pitó penalti. Tebas amenazó con cerrar el Bernabéu. Y Messi aprovechó el lío para pedir un millón más en su quincuagésima renovación.

Sea como fuere, el Barcelona, de repente, está en problemas. Necesita un rescate y Justin Bieber ha venido a hacerlo posible. Veremos si con él empieza todo.

md-martes

En la capital, mientras tanto, protagonismo para Cristiano Ronaldo, que vuelve al lugar donde empezó a forjar su leyenda. Será recibido como merece, aunque él intentará que el homaneje dure lo justo y necesario. El Real Madrid se juega mucho en Lisboa y no estamos como para distracciones.

Las cuentas son claras y se llevan haciendo desde 1902. Tres opciones: ganar, ganar o ganar. Ya no por ser primeros de grupo, ya no por sellar la clasificación y vivir con tranquilidad la última jornada. No. Nada de eso. Ganar, ganar o ganar porque el Real Madrid sólo concibe esa forma de existir.

PD: Lo que no veréis en las portadas de 'Marca' y 'AS' será el editorial de Alfredo Relaño, que no descansa ni en tiempos de paz. "No es de los adversarios enfadados de quien debe cuidarse Cristiano, ni de los rumores que le acompañan, sino de sí mismo", escupe el director de un periódico más preocupado por limpiar la limpia casa blanca que por cerrar las ventanas de su destruida redacción para que no se aireen las adultas miserias cocinadas durante años. No pasa nada, ya sabemos que en la 'Ouija Today' no existe la palabra descanso. Tampoco la honestidad ni la ética, pero eso lo asumimos todos hace ya mucho tiempo.

marca-martes as-martes