Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Jugadoras del Real Madrid haciendo cosas chulísimas

Jugadoras del Real Madrid haciendo cosas chulísimas

Escrito por: F. Alcalá-Zamora22 agosto, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Tras el histórico triunfo de la Selección Española Femenina de Fútbol en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda han sido muchos los protagonistas que, con mayor o menor mérito, consciente o inconscientemente, se han apoderado del foco. En el lado positivo y sin ambages, merecen felicitación las fantásticas jugadoras del FC Barcelona —algunas insultadas por parte de su propia afición por el pecado capital de acudir a la llamada del equipo nacional— que han brillado junto al resto de compañeras. Mucho se habló de la teórica guerra interna entre madridistas y culés, y poco parece que vaya a hablarse de la fantástica simbiosis entre unas y otras donde importa: sobre el césped.

En la carpeta Mejor periodismo deportivo del mundo quedan para los anales las opiniones vertidas por muchos —y muchas— durante diez meses en las que se infravaloraba y despreciaba el talento de un buen número de jugadoras que hoy son campeonas del mundo. Se las calificó, sin matices, de traidoras, de aprovechadas y, sin más, de no tener nivel. Todo dicho con el mayor de los respetos. Por último, el premio a lo incalificable sólo puede recaer en la persona de Luis Rubiales. En la noche de encumbramiento de la federación que preside, y pudiendo limitarse a disfrutar con discreción de la cantidad de focos puestos sobre su equipo, optó por regalar en bandeja al mundo la imagen caricaturesca de España con la que muchos disfrutan. Los elogios al fantástico fútbol desplegado por la Selección hasta la final —quizás el mejor desplegado nunca a nivel internacional por un equipo nacional femenino— tendrán ahora mucho menos espacio y cobertura.

Rubiales Aitana

Atendiendo a la lógica que domina nuestro panorama mediático, hasta aquí debería llegar este texto. Nombrados los buenos, nombrados los malos; punto y final. Sin embargo, y únicamente movido por la obligación de no disgustar ni al editor de La Galerna ni a los lectores, no queda más remedio que hacer un esfuerzo ímprobo y tirar de relleno para completar un número decente de párrafos. Ahí van otros nombres propios, a duras penas relevantes:

Las otras

 

Teresa Abelleira Dueñas. Aunque el premio a mejor jugadora del torneo ha sido otorgado a la blaugrana Aitana Bonmatí —es muy buena— la futbolista que mejor Mundial ha jugado, y más ha ayudado a su equipo, responde al nombre de Teresa Abelleira Dueñas. Escribir una frase así sólo podía ocurrir llegados al año 2023. Creer a quien escribe es lo de menos; quédense con lo visto por sus propios ojos, o con lo que cuentan las estadísticas (aquí y aquí). La pontevedresa tenía la tarea de no chirriar desde la posición vacante de mediocentro, pero desde el primer día se convirtió en la pieza clave que dio equilibrio al sistema de Jorge Vilda. Fajándose sin balón para robar balones y ganar duelos y dando criterio a la construcción de jugadas del equipo que mejor ha bordado el fútbol. También firmó un gol que no está mal del todo.

Teresa Abelleira

Oihane Hernández Zurbano. Lateral de prestaciones modernas (defiende y ataca, ocupa todo el carril) con los rasgos del defensa atemporal: segura, insistente, fiable, sobria. Ha rendido siempre que han sido requeridos sus servicios, ha solucionado quebraderos de cabeza en la línea trasera y no ha dado ni un ruido. Demasiado aburrida para el fútbol actual, pensarán algunos.

Rocío Gálvez Luna y Claudia Zornoza Sánchez. Central y centrocampista respectivamente, ninguna ha disfrutado de muchos minutos durante el Mundial. Rindieron a grandísimo nivel durante todo el año con su club y se partieron la cara por la Selección jugando partidos clave en invierno cuando ponerse la camiseta del combinado nacional era deporte de riesgo. Ambas sufrieron lesiones en el tramo final de la temporada, pero se sacrificaron para estar a disposición del cuerpo técnico cuando se las requiriese, que fue casi nunca. Obligadas a quedarse en el banquillo más tiempo del quizás merecido, han tenido la insolencia de responder con buenas caras, sonrisas y compañerismo.

En la carpeta Mejor periodismo deportivo del mundo quedan para los anales las opiniones vertidas por muchos —y muchas— durante diez meses en las que se infravaloraba y despreciaba el talento de un buen número de jugadoras que hoy son campeonas del mundo. Se las calificó, sin matices, de traidoras, de aprovechadas y, sin más, de no tener nivel

Ivana Andrés Sanz. Irregular en defensa hasta hace unos meses, terminó la temporada convertida en central de garantías. Ridiculizada sin misericordia por cada uno sus desaciertos, estaba llamada a ser el meme de sorna de muchos tuiteros. Y tuiteras. Aseguraban que la España de Ivana Andrés se iba a ir a casa eliminada en la fase de grupos, pero, inexplicablemente, cuando Gianni Infantino fue a entregar la Copa del Mundo a la capitana del equipo ganador se encontró allí a la futbolista valenciana. Que Iker Jiménez nos haga un croquis. Ni corta ni perezosa, y con toda la desfachatez del mundo, se atrevió a aceptar el galardón y a levantar al cielo el trofeo.

Ivana Andrés

Athenea del Castillo Beivide. Llamada a aportar electricidad en ataque tras ser una de las pocas notas positivas de la Euro de Inglaterra, la cántabra rozó la lesión en uno de los primeros partidos y desde entonces dejó de entrar en la rotación del equipo. Hay quienes hacen mofa a cuenta de que su corta edad, unida a su expresividad, la convierten en demasiado cristalina. Sus fotos a lágrima viva son recurrentes en las redes sociales, pues los corazones negros siempre serán indisociables de algunas naturalezas humanas, pero lo cierto es que su impacto futbolístico y mediático de cara al futuro apunta a ser imparable. El club que fichó a esta joya en ciernes del fútbol español debe estar preocupado: si termina de explotar, será un problema tener que lidiar con un talento así en el vestuario.

Athenea del Castillo España

María Isabel Rodríguez Rivero, Misa. Algún lector de La Galerna todavía no convencido del todo con esto del fútbol femenino —prometo seguir intentándolo—, pero activo en Twitter, probablemente sepa aun así de quién hablamos. La apodan Misa y la legión de muy fieles detractorAs que ha amasado a sus 24 años convierte su nombre en tendencia cada pocas semanas. Le da igual: no tiene miedo a partirse la cara por su equipo o por su selección. La titularidad con España le llegó bastante más tarde de lo debido, esperó su turno en silencio y respondió bajo el arco durante el último año cuando Vilda comprobó que sus otras dos guardametas preferían no ser convocadas. Defendió el escudo de la Selección a costa de ser acosada, difamada e insultada cada día del año, llueve, truene o nieve. El seleccionador premió el compromiso de la actual mejor portera del país dándole un banquillazo inmerecido, injusto y vil cuando la canaria iba por fin a saborear la fase de eliminatorias del Mundial. Tras el shock inicial, acabó el campeonato sonriente y abrazada a la joven compañera que le había arrebatado el puesto. Es una fantástica guardameta, tiene la suerte de ser una aficionada desde niña del club para el que juega. En pocas palabras: todo mal, un desastre.

Misa Rodríguez y Cata Coll

Olga Carmona García. Hace un año y medio se presentó en un Camp Nou abarrotado hasta la bandera que por primera vez iba a poder disfrutar gritando lindezas a la otra mitad del género humano. La sevillana acudió a lanzar un penalti bajo a la pitada de 90.000 almas puras y mandó el cuero a la red sin parpadear. Algo se barruntaba. Durante el campeonato mundial pareció perder la confianza del míster, pero volvió a la titularidad en semifinales cuando Oihane recibió dos tarjetas amarillas. Se puso las espinilleras y el resto es historia del deporte español. Además de excelente futbolista de banda, juega con el corazón en la boca, hecho que le permite destacar en la lid del fútbol cuando la gran mayoría de los mortales tendería a achantarse. Casa a la perfección con los valores del club que le paga, de camiseta blanca y escudo redondeado, y tal es la sincronía con su empresa que esperó hasta el final para marcar el golazo con el que meter a España en la final. Inmortal desde el domingo y hasta el fin de los tiempos, más aún tras conocerse las trágicas circunstancias que aguardaban al término el partido, podemos concluir diciendo que no ha tenido mal Mundial. Sin caer en exageraciones. Como remate, la FIFA se hizo un lío y en el avión de vuelta a casa tuvieron que hacerle hueco al trofeo de jugadora más valiosa de la final. Un fastidio, vaya.

Olga Carmona gol final Mundial España

Si el editor lo considera relevante, puede proceder a incluir en el texto el dato trivial de que estas ocho no-protagonistas son, casualidades del destino, jugadoras del Real Madrid Club de Fútbol. Por temor a herir sensibilidades, el autor no ha tenido ni el atrevimiento ni el arrojo necesarios para hacerlo. Todas y cada una de ellas cargan con esa pesada cruz, así que bastante con mencionarlas.

 

Getty Images.

5 comentarios en: Jugadoras del Real Madrid haciendo cosas chulísimas

  1. Por esos son las mejores tanto en su calidad futbolistica como en su calidad humana
    Un brindis por ellas y
    HALA MADRID HASTA EL FINAL ENHORABUENA CAMPEONAS
    ENHORABUENA MADRIDUSTAS

  2. La jugada del gol de Olga nace de una genialidad de Teresa que rodeada de rivales hace un cambio de juego sensacional hacia una compañera, Mariona que estaba sola. Esta ve venir a Olga como un avión y le pasa el balón para que la sevillana lo ajuste al palo.
    Sin embargo las comentaristas de RTVE se deshicieron en elogios con Mariona y ni mencionaron la clase y visión de juego de Abelleira.
    A mi me da lo mismo que comenten los partidos hombres o mujeres, altas o bajos, rubias o morenos, lo que les pido es que sean objetivos con lo que pasa en el campo , y si además nos ilustran sobre algún aspecto tactico/técnico mejor que mejor, no que nos aburran con nimiedades y lugares comunes. Pero me parece que es imposible , solo predomina la ignorancia y el sectarismo.

  3. A las 8 futbolistas , con tan mala suerte de pertenecer a un club como el Real Madrid , yo añadiría -los cataculés lo harian- a Esther González y a Alaba Redondo. La primera ha finalizado hace pocas semanas su compromiso deportivo con el Real Madrid . Y ,sobre la futbolista oficialmente del Levante, hay más que rumores de su acuerdo verbal con el club blanco.
    Computando de esta manera saldrían 10.Yo a los "amics"les recuerdo que han sido 10 madridistas entre las 23 integrantes del equipo de jugadores.
    Historia que tú hiciste , historia por hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram