Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Isco lleva una chaqueta de piel de serpiente

Isco lleva una chaqueta de piel de serpiente

Escrito por: Mario De Las Heras23 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Me apetece tomarme el madridismo como me lo trae Isco. Isco trae un madridismo sin frases manidas. Un madridismo que sirve para unir y no para interpretar. Un madridismo que hace callar con el peso del orgullo y del sentido común, lejos del otro madridismo que genera debates interminables por la ligereza de su humildad. Con este Isco suelto, como un verso, yo he pasado de ver a Joselito (el pequeño ruiseñor) ahí por la yerba con sus cascabeles, a ver a Beyoncé aparecer de pronto en el escenario pisando como un bello elefante enfurecido.

Va cogiendo además el cuajo de un Chiquito, genio español, sentado allí delante del micrófono con las manos cruzadas, tomándose esos segundos mientras visibiliza un fistro de periodista para responderle por la gloria de su madre. Isco va poniéndole sus medidas a la sala de prensa. Apoya los codos, los mueve, se ensancha, mira a la congregación y debe de verlos a todos en pelotas, que es la única manera de verlos si uno los mira después de escuchar que le preguntan por Cristiano sólo por joder. Isco ahí arrellanado, futbolista excelso, un primera clase, mira allí donde suena la vocecita malintencionada y no dice las monsergas acostumbradas.

Isco inventa, como Lukita, y ensaya un nuevo lenguaje madridista de esa sala de prensa que es como la embajada del enemigo, donde en tu casa se permite que te despellejen a fuerza de aguantar desde hace lustros las mismas idioteces malvadas. Uno debe, un jugador digo, ir allí a que le incomoden, si acaso (y si es por medio del talento, mejor), pero no a que se rían de él y del club para que se rían después de los lectores, oyentes y televidentes. Los hay que se indignan, los hay que se marchan y los hay (los más) que se revuelcan en el efímero charco de turno como el que ahora les ocupa.

Isco respira antes de responder como un valiente, como un genio que hace algo nuevo (unos pasitos chiquitenses, un movimiento de caderas de Elvis, un bucle de subordinadas faulknerianas, un falsete de los Beach Boys...) para que nos subamos a esa ola, a esa new wave, y vayamos por la calle diciendo las mismas cosas que él, como antaño fuimos tantos (todos) por la calle diciendo: “no puedo, no puedo...”, o como intentamos (yo aún lo intento) cantar en la intimidad el ‘Love me’ de Elvis Presley como se lo cantaba Sailor a Lula con su chaqueta de piel de serpiente, "el símbolo de su individualidad y de su fe en la libertad personal".

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

21 comentarios en: Isco lleva una chaqueta de piel de