Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Isco y el camino de espinas

Isco y el camino de espinas

Escrito por: Charly Rogenhofer7 septiembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cuando Iker Casillas salió del Real Madrid y de la Selección Española, nos preguntábamos todos quién ocuparía para los medios el lugar de “Niño favorito / confidente” del legendario portero madridista. La prensa gusta de mimar confidentes, defenderlos de la adversidad deportiva, a cambio de una amistad que se traslade a entrevistas, información más o menos confidencial u otras consideraciones.

Morata pareció ocupar ese lugar, pero se fue a Inglaterra y se perdió de la actualidad mediática española. Isco, desde los tiempos de Ancelotti, parecía natural para ese puesto. Bien parecido, joven, talentoso, español y en la élite. Desde pronto las maquinarias comunicativas comenzaron a llenarnos los espacios con titulares y editoriales del malagueño. Más de varias veces vimos como suplencias de Francisco Alarcón eran carne de cañón para llenar las tertulias futboleras ya que, además de todo, el tema generaba ruido, de ese ruido que tanto disfruta la prensa: del que ensucia el ambiente en el Madrid. Las piezas parecían encajar. La única pieza que nunca se acomodó fue la del mismo Isco.

Pongámonos en su lugar: joven, con mucho futuro, y una titularidad no asegurada. Tener a la prensa de aliada, promoviendo tu titularidad y facilitando que coreen tu nombre en los campos de España sólo puede ser favorecedor. ¿Cierto? ¿Quién de nosotros, luchando por consolidarnos en la élite, optaríamos por dar la espalda al apoyo del gremio?

El asunto es que Isco optó por un camino inédito para la prensa que vive del ruido en el Madrid: el de defender a su club cuando entendió que la prensa lo maltrataba. Ya sea por el tema del arbitraje ante la Juventus, o la recientísima contestación a Diego Torres. Los periodistas que rumorean del Real Madrid y de sus dramas (reales o fabricados, es lo de menos, mientras los haya) nunca contemplaron que Isco les mordiera la mano después de habérsela extendido.

A mí Isco me parece que hace lento al Madrid cuando debía ser más rápido. Que muchas veces le falta decidir la jugada más proclive a generar peligro y que le cuesta hacer una presión alta de forma sostenida en los partidos. Pero eso es dentro del campo. Fuera del mismo, Isco defiende a su club, dando la cara para recibir las trompadas que seguramente se vendrán y salta sobre la granada por sus compañeros. Desde Mourinho no veíamos a alguien del Real Madrid ser tan frontal a la prensa. Y vale la pena que lo reconozcamos como lo que es: un hombre que pudo elegir el camino fácil, “de bajadita” y con flores en los costados: el del halago eterno, el del amigo de la prensa y yerno de España, pero eligió el camino espinoso, cuesta arriba. El de defender al Real Madrid de quienes lo atacan todos los días.

Tengo 33 años, soy Licenciado en Marketing, egresado por el ITESM. Radico en la ciudad de León, México. Soy, desde hace 11 años, analista de un programa deportivo de la ciudad, llamado Todo es Fútbol. El cine, los deportes y la televisión acaparan el 99% de mis pasatiempos.

58 comentarios en: Isco y el camino de espinas