Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Gloria Swanson y los mal follados

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Gloria Swanson y los mal follados

Escrito por: La Galerna26 enero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Real Madrid ha sido eliminado por el Celta de la Copa del Rey. Es un hecho que se enuncia con esa simpleza pero que da pie a infinidad de versiones de la decepción por parte de la parroquia vikinga, desde la más furibunda y endémicamente catastrofista, que por el mismo precio ve perdidas también Liga y Champions, hasta la más mesurada que no está menos triste por la caída copera, pero que en medio de la frustración trata de ver las cosas sin histerismos. Nos apuntamos, como no podía ser de otro modo, a la segunda escuela de pensamiento, en la que se enmarca la crónica del partido por parte de Jesús Bengoechea.

Ser eliminados ha de ser siempre grave en el Madrid, y tan poco lugar hay para conformismos como para dar rienda suelta a los profetas de la hecatombe. En este sentido, nos sorprende gratamente el tono de la portada de As, mucho menos inclinada a la sangre gratuita de lo que esperábamos y que no vacila en otorgar al Madrid el reconocimiento de un mérito indudable. El equipo se batió con gallardía y ambición (si bien es cierto que con gran desacierto por parte de algunos jugadores) y As lo reconoce apuntando que el Madrid murió "de pie". Las cosas como son: hay que agradecerlo, y no deja de ser curioso que el deje dramático venga en este caso de Marca, que generalmente es más ponderado en el fracaso madridista.

Con los comentados matices, ambas portadas de sendos diarios madrileños actúan con la equidistancia que se les supone y hablan también del "sueño" del Celta. Nos cae bien Berizzo y, dado que la Copa no podrá ganarla el Madrid, no nos importaría que la alzaran los celtiñas, pese a que Aspas, por ejemplo y en cambio, nos cae manifiestamente peor que su técnico. Gane el Celta la Copa si hace falta y haga el Real Madrid todo el análisis interno que corresponda tras este fracaso menor (la Copa es el tercero de los torneos más importantes pero ello no le quita precisamente esa etiqueta, la de "importante") y confiemos los aficionados en que la recuperación de ciertas bajas, combinada con la puesta a punto de jugadores en visible baja forma y la toma de las decisiones que sean pertinentes (a Zidane jamás le ha temblado el pulso desde que se ha hecho cargo del equipo), hagan renacer al equipo en la grandeza que viene mostrando en muchos momentos de la presente temporada.

Para la prensa catalana, claro, hoy es día de exacerbado jolgorio y bailes hasta el amanecer. Hoy puede soñar con hacer el amor cualquier redactor con gafas naranjas del Sport. La prensa catalana, como Mocedades en aquella bonita canción, se ha puesto el corazón de fiesta y se quiere enamorar aposta, brindemos juntos por el amor. A lo mejor todo esto les pasa por su recalcitrante, secular complejo ante la grandeza descomunal del Madrid, pero quién se pone a mirar las razones cuando el Madrid se ha puesto de color romántico para ser primera plana en su periódico (lo dice la canción, no nosotros).

 

Lo más bonito de todo es lo de "Cristiano, pese a marcar de falta, da más muestras de su declive". Cómo le pirra a esta gente (hoy es Mundo Deportivo quien más se relame, mañana serán los otros)  hablar del declive de Cristiano, a quien llevan viendo como una especie de Gloria Swanson en Sunset Boulevard desde hace tanto tiempo que, en medio de su decadencia, el portugués ha ganado dos Champions, no sé cuántos Balones de Oro y el título internacional de relieve que Messi jamás logrará con su selección. Si Messi, por cierto, hubiera facturado exactamente el mismo partido que ayer hizo el de Funchal, tras una mala racha, el titular sería: "Leo renace con un soberano gol de falta".

Dejemos a estas pobres criaturas canturreando a Mocedades y soñando con que hoy por fin yacerán en algún lecho propicio, que por eso ha perdido el Madrid y las alegrías inesperadas nunca vienen solas. Hay que estar muy pero que muy pésimamente follado para salir al mundo con titulares así celebrando la derrota del eterno rival, pero qué le vamos a hacer. No todo el mundo goza de una vida sexual sana y frecuente, de modo que bastante tienen con lo suyo y con Mocedades. Los madridistas hoy, en cambio, una vez superado el cabreo sordomudo por el que todos pasamos (pero que unos trasladamos a Twitter y otros no), nos quedamos tarareando a U2, quienes sabiamente nos recuerdan que esto es solo un momento y que, si tomamos las decisiones adecuadas para enderezar el rumbo, también va a pasar.

And if the night runs over,

and if the day won´t last,

and if our way should falter

along the stony pass, 

it´s just a moment. 

This time will pass. 

Pasad un buen día, dentro de la decepción.