Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Vídeos
El mejor partido del Real Madrid desde Cardiff

El mejor partido del Real Madrid desde Cardiff

Publicado por: Jesús Bengoechea19 junio, 2020
VALORA ESTE VÍDEO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Editorial semanal de Jesús Bengoechea, en esta ocasión centrado en la victoria ante el Valencia en el Alfredo Di Stéfano.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

8 comentarios en: El mejor partido del Real Madrid desde Cardiff

  1. No estoy de acuerdo. El partido contra el Napoles con Lopetegui fue impresionante. Y el año pasado con Solari tambien hubo un par de partidos bastante mejores. Es verdad que no ha habido mucho más porque llevamos dos años de una mediocridad insoportable pero ayer ni siquiera me pareció que hicieramos un gran partido. La primera parte fue muy mala. Y la segunda, aunque es cierto que mejoró, lo hizo a partir del gol, propiciado por una perdida obscena del Valencia y al contraataque. A partir de ese momento el Valencia despobló en mediocampo y el Madrid lo gobernó sin problemas. Gameiro, Guedes y Tsecherishev no bajaban como Ferran y compañía y eso permitió al Madrid correr. Fuero 20 minutos lucidos pero en absoluto brillantes. Si eso es lo mejor que podemos ofrecer podemos despedirnos de los títulos. Hay que analizar a los rivales cuando se habla de un partido. A veces juegas mejor porque el rival te permite jugar mejor. Eso no solo es mérito del Madrid, también tuvo que ver mucho el Valencia. Para mí, jugar bien es otra cosa. Hasta el gol el Madrid apenas se había acercado salvo tiros de media distancia, principalmente porque adolece de profundidad, verticalidad y jugadores capaces de eliminar rivales. A la velocidad que juega el Madrid no puede franquear defensas rivales de gran entidad, por eso le esta costando marcar y crear ocasiones. Ojalá me equivoque pero, precisamente el partido de ayer, fue un catalogo de nuestras limitaciones. Es verdad que el equipo disfrutó los últimos 25 minutos pero no creo que tuvieramos demasiado que ver en eso.

  2. Es evidente que para usted jugar bien es otra cosa. A mayor abundamiento diría que, para usted, jugar bien es algo que jamás hará el Madrid.

    Solo con ver que, según usted, la culpa radica en una pérdida de balón (a la que califica de obscena) del Valencia y, a continuación, el equipo contrario desaparece, pues ya está todo dicho

    1. Verás, el valencia mete a Guedes y Gameiro en el 59. Gameiro pierde el balón que genera la contra del primer gol. Hasta ahí coincidimos todos, creo que hasta el autor del artículo, que el partido había sido malo por nuestra parte. En el 69 sin que hubiéramos hecho mucho más entran cheryshev y Coquelin por Parejo y Soler con lo que el Valencia pierde totalmente el medio campo. Ahí el Madrid empieza a sentirse a gusto y jugar mejor. Yo solo digo que los cambios del Valencia tuvieron mucho que ver. Dejaron espacios y los delanteros no ayudaban. A mi no me pareció que el Madrid hiciera un gran partido para eso hay que jugar algo más que 20 minutos. De todas maneras hay gustos para todos. Si tú disfrutaste con el juego pues bien por ti. Yo vi algo muy distinto, más parecido a lo del Éibar que otra cosa.

  3. Es muy duro ver a tu equipo arrastrarse desde la tristeza de los días en que ni siquiera Dios es capaz de disimular la depresión.
    Insoportable es tener un entrenador que quiere enseñarle el camino a Messi y además se encabrita como ya venía haciéndolo Luis Enrique cuando no le salían las cuentas.
    Duro es ver al número nueve del R. Madrid meter goles como en la mejor época de la Saeta Rubia.
    Horroso ver al Emperador Marco Asensio dar una clase magistral de fútbol con sólo dos toques de balón. No es la primera vez.
    Mucho más vergonzoso es someter a Messi,obligarle a inventar penaltis, para disimular el miedo al empate frente al colista.
    Es duro esperar la vuelta a casa por Navidad de un bailongo de discoteca que te mete en juicios y que se coge el avión de cumpleaños cuando le place. Ésta es la solución, según las vacas sagradas , para vencer en una competición que vuela a un lugar donde piensas que vive el diablo.