Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Flor de Oro

Escrito por: La Galerna13 diciembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ayer fue un mal día para el antimadridismo -bueno, ayer y todo este año-. Para empezar, fue lunes, con todo lo que eso conlleva. Esta buena gente se despertó y no recibió más que golpes con el paso de las horas. El primero, con el sorteo de la Champions League. Querían evitar al Bayern y al PSG, pero sólo pudieron esquivar al primero. Y querían que el Real Madrid se midiese a la Juventus, pero finalmente se enfrentará al Nápoles. La flor atacaba de nuevo. Ya por la tarde, France Football anunció que Cristiano Ronaldo era el nuevo Balón de Oro. El portugués arrasó en la votación, dejando en segundo lugar a un Leo Messi que parecía no tener competencia hace tres meses -Sport dixit-. Jardín zidanesco por la mañana, injusto premio por la tarde. Silencio para acompañar ambas tragedias y a dormir.

Lo bueno es que siempre amanece y, con ello, llegan las portadas. La de la Ouija Today la dejaremos por aquí como el que deja algo para que alguien lo vea. Sin más. Es tan anodina que la recibimos con un bostezo y la soltamos con paz y ganas de no verla de nuevo.

En Marca han sido más ingeniosos. Portada sencilla, pero con buen gusto e imaginación. ¿Que se le puede pedir más? Evidentemente. Aunque, tal y como viene la prensa este año, nos damos con un canto en los dientes.

Lo que sí sorprende -o no tanto- es que en la prensa madrileña no hagan hincapié en el batacazo -uno más- del Atlético de Madrid. Los de Simeone ya están a doce puntos del Real Madrid, pero qué más da, el Cholismo es una corriente popular y hay que mantenerla aunque estén más lejos del eterno rival que Guardiola de Antonio Conte.

La diversión, como cabía esperar, llega de la mano de Sport. Todo es un drama. Todo es un escenario inventado por Tim Burton. Nada es real aunque lo parezca. Estamos rodeados de flores de oro. Jardines bien regados y galardones regalados. Nada meritorio.

"El Real Madrid sigue con su flor: le tocó el Nápoles", lanza el honestísimo periódico cataculé. La flor tiene más Copas de Europa de las que se le intuyen a una planta, pero, siendo sinceros, empieza a ser divertido ver que allí justifican nuestros éxitos en base a sus conocimientos de botánica.

"Cristiano gana el Balón de Oro más injusto", subrayan un poco más abajo. Aquí coincidimos. Ha sido una de las ediciones más injustas que se recuerdan. Gareth Bale debería haber quedado segundo.