Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Estupor llama a prudencia

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Estupor llama a prudencia

Escrito por: La Galerna11 junio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Si algo alivia -y hasta hace agradable- afrontar esta sección del portanálisis es poder tirar de juegos de lenguaje, de giros irónicos y hasta de cierta burla pelín gamberra a la hora de analizar las portadas deportivas patrias. El portanalista ha nacido para bailar sobre las tumbas que tan bien le acondicionan a su equipo del alma. Ha nacido para brindar por la buena salud de la que gozan los muertos que vos matáis. De ahí que tuerza el gesto cuando debe guardar sus habituales armas por ser inadecuadas para referirse a determinados temas. Hay cosas que no admiten ni bailes ni brindis, y hoy la prensa deportiva -y no solo la deportiva- se ocupa de una de ellas, de una particularmente delicada.

As Portada De Gea mentira 11.06.16Marca Portada De Gea falso 11.06.16Mundo Deportivo Portada De Gea falso 11.06.16Ya lo ven. Unanimidad en el tema principal de As, Marca y Mundo Deportivo, y no es para menos. Como decimos, el asunto es grave, aunque esté aún por determinar su veracidad. Por ahora, la posible implicación de De Gea, Muniain y algunos medios han dicho que también Isco en un turbio asunto de abusos sexuales tiene que ver con la declaración de una testigo protegida, declaración que debe ser refrendada o desestimada legalmente antes de que nadie emita juicio alguno. O eso sería lo ideal, es decir, eso que por lo general no suele ocurrir en estos casos y aun en otros de menor escándalo.

Ayer De Gea desmintió los presuntos hechos, cosa que nosotros ni nos creemos, ni nos dejamos de creer, a la espera, como decimos, de que la justicia haga su trabajo. Sí mantenemos el profundo deseo de que De Gea esté diciendo la verdad, no tanto por él, aunque también; no tanto por Muniain, ni por quien quiera que pudiera estar implicado en asunto tan espinoso, sino sobre todo porque tal asunto no haya ocurrido, tal bajeza no haya tenido lugar, tales hechos no, no y no, por favor.

Ocurre que los tiempos de la prensa no son los tiempos de la justicia, y sobre todo sabemos que no pueden serlo. La prensa vive del día a día, y con esto de las nuevas tecnologías, del minuto a minuto, incapaz por definición de dejar madurar una noticia con el poso de la reflexión, la mesura y el largo plazo. La justicia, en cambio, solo sabe de análisis generales y de matices, solo puede trabajar, solo puede ser realmente justa, si se empeña lentamente en lograr estar suficientemente segura de lo que va a dictaminar. Solo esperamos que la aceleración inherente a la prensa -y que las opiniones derivadas de tal aceleración- sepa actuar con la responsabilidad que merece el asunto. Solo esperamos que eso tan difícil de evitar de los juicios paralelos se evite y que la condena o la absolución llegue cuando tenga que llegar, ni un segundo antes. Hay quienes, como Benzema, no han gozado de esa suerte en recientes ocasiones.

Sport Portada Mascherano 11.06.16Un poco por libre sale hoy Sport, cosa que ya ha ocurrido otras veces, como cuando incomprensible, torpe y escandalosamente fue el único periódico deportivo que no mencionó en portada el atentado a una peña madridista en Irak.

El tema que nos viene ocupando sí tiene su hueco en la portada de Sport, pero es un hueco más bien pequeño en comparación con la relevancia de la noticia, y cosa aún más grave, forma parte de la sección que incluye la información sobre la Eurocopa, como si pertenecieran al mismo ámbito de la realidad el gol del francés Payet en el minuto 89 y los presuntos abusos sexuales, agresiones y amenazas en los que podrían estar implicados algunos futbolistas españoles. Un mínimo análisis periodístico convierte en ilegítima la portada de Sport, pero también un mínimo análisis ético, y más si atendemos al titular elegido, un exclamativo "¡Escándalo De Gea!" que roza (o cae de lleno) en el amarillismo más pernicioso.

No otra cosa que la presunción de inocencia toca esgrimir hoy, sin que ello elimine nuestro estupor por la noticia, incluso aunque no acabe confirmándose como hecho probado. Prudencia, cuidado y respeto por las formas, todo eso que Sport ha demostrado una vez más haber olvidado justo cuando más hay que recordarlo.

Eso sí, para exonerar a Rosell y Bartomeu no les ha faltado tiempo, ni tampoco cierto tratamiento eufemístico, en comandita con Mundo Deportivo. A decir de ambos medios, bien pareciera que el Barcelona hubiera decidido pagar a la Hacienda pública cinco millones de euros de un modo desinteresado y altruista para colaborar con el Estado, cuando tal pago es en realidad un modo directo de evitar ulteriores procesos y un modo indirecto de reconocer un delito, otro más en el peculiar entorno fiscal blaugrana. (Al parecer, a la redacción del diario As no ha llegado esta noticia).