Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Encuentra las diferencias

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Encuentra las diferencias

Escrito por: La Galerna4 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Real Madrid ganó ayer al Real Valladolid gracias a la portentosa irrupción de Vinicius y la insistencia del equipo en una última media hora bastante positiva. El Barcelona, mientras tanto, venció en Vallecas con dos goles en el sprint final tras uno de los partidos más pobres del equipo de Ernesto Valverde en toda la temporada.

Dicho esto, juguemos a encontrar las diferencias, a ver cómo ha tratado la prensa las victorias de ambos... y el pinchazo -otro más- del Atlético de Madrid. Portadas y al lío.

La prensa madrileña asocia el nombre de Vinicius a la suerte, como si estuviéramos ante el nacimiento de una nueva flor, como aquella de Zidane. En el Real Madrid todo pasa por casualidad y un martes y trece nunca dará miedo. Vinicius no fue vertical, no fue eléctrico, no marcó el 1-0, no generó peligro, no agitó a un equipo que mejoró con su entrada, no sometió al Valladolid. Trajo suerte. La cambió, más bien. Y apagó los pitos, ojo. Pero poco más, al menos según los ciudadanos periodistas.

Esa misma prensa que habla de suerte a la hora de hablar del 2-0 del Real Madrid, prefiere tildar de "reacción" el agónico triunfo del Barcelona en Vallecas. Se habla de un buen Rayo, pero no de un mal Barça, y mucho menos de suerte blaugrana. Eso, en la capital. Si ya nos vamos a la Ciudad Condal, los profesionales cataculés desatan su euforia y vislumbran casi el alirón. "Las Ligas se ganan así", presume 'Sport', como si la 2018/2019 estuviera ya sentenciada.

¿Y el Atlético de Madrid? Te enteras de que empató en Butarque si te detienes a ver las portadas. Nada de titulares rimbombantes, tampoco de críticas al excelso conjunto de Simeone. Un faldón pequeño arriba o una diminuta muestra lateral... y ya está. Es el equipo del pueblo, pero no cuando pincha.

¿Has encontrado las diferencias? Esta vez nos lo han puesto demasiado fácil...