Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis Gestión
Desmontando mantras oficialistas

Desmontando mantras oficialistas

Escrito por: Pepe Kollins4 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

“Mantener una plantilla como la de la temporada 2016/2017 era inviable”

Es el argumento que se esgrime para defender que el club vendiera al núcleo duro de su banquillo -Pepe, James y Morata-, que constituyó una formidable segunda unidad gracias a la cual se pudo ganar la Liga. Literalmente es una afirmación válida, en tanto que esos jugadores -al menos el español y el colombiano- se resistían a su condición de suplentes al considerar que podían gozar de un estatus de estrella en otro equipo.  El problema surge cuando se utiliza ese argumento para concluir que mantener una plantilla “como esa” -en términos genéricos- es inviable, en vez de circunscribir la inviabilidad a “esa” plantilla y a “ese momento” determinados, dando a entender -mediante esta generalización- que no es factible disponer de futbolistas de cierto nivel, más allá de los once titulares.

A la perversión de esa lógica se agarran muchos para defender que el club nutra su segunda unidad exclusivamente con jóvenes promesas que sí aceptan un rol secundario. Las consecuencias las comprobamos la temporada pasada: eliminados de copa por el Leganés y terceros a 17 puntos del líder en Liga. Y es que la obligación de un club es disponer de los mejores recursos para competir e, incluso, que los que no jueguen habitualmente se enfaden, porque ese es el mejor síntoma de que no prende el conformismo. Del entrenador dependerá lidiar con dicho enfado, tratando de repartir lo mejor que sepa los minutos en función de la meritocracia. De la dirección deportiva depende procurar la renovación del núcleo duro del banquillo, bien con la llegada de otros buenos jugadores -que quizás en un futuro planteen el mismo escenario que los que se marcharon-, bien con algunos de los hasta ahora titulares que se vean relegados a la suplencia por los recién llegados, pero nunca, bajo ningún concepto, resignándose a bajar el nivel del plantilla, porque eso equivale a reducir la competencia y por tanto a complicar la conquista de los títulos en juego.

“Un jugador si quiere irse se va”

Es la sentencia utilizada para defender la venta de Cristiano Ronaldo como un hecho inevitable. Así hubiera sido exclusivamente si el jugador hubiera abonado el precio de su cláusula. Pero lo cierto es que el único motivo que propició que el portugués se fuera es que el club accedió a venderlo. Basta comprobar como el PSG ha hecho caso omiso a las numerosas peticiones de venta y hasta a las rebeldías de algunos de sus jugadores (Verratti, Rabiot, Motta o el propio Neymar…) o a los deseos, públicos, frustrados de Hazard y Lewandowski este mismo verano, para certificar que, en absoluto, la última palabra la tiene el jugador.

El argumento de que el coste de haber retenido al portugués a disgusto hubiera sido muy alto no admite comparación con el coste que supone abrirle la puerta a todos los jugadores que pidan irse, porque eso equivaldría a supeditar la supervivencia de la institución a la voluntad de sus futbolistas. Que nadie se alarme, porque obviamente esto no es así, como ya demostró el Real Madrid con Luka Modric en el último mercado.

De hecho, si asumiéramos como imperativa la voluntad de los futbolistas, el club tendría que dar explicaciones de por qué entonces no remplazó a su antigua estrella con otra u otras, si, a fin de cuentas, todo se reduce a un simple juego de voluntades de los protagonistas y no a las reglas que marcan los clubes.


“Se vendió a Cristiano por 100 millones porque nadie ofrecía más”

Se aduce que el precio del delantero portugués contemplaba que tiene 33 años, pero habrá que puntualizar que se trata de un jugador de 33 años que venía de marcar 44 goles en la última temporada, siendo el máximo goleador de la Champions League. Si nos atenemos a esa productividad resulta complicado -con independencia de su edad- aceptar que el valor de Cristiano -tal y como está el mercado- fuera de 100 millones. ¿Cómo determinar el precio exacto de un jugador? Simplemente por una cantidad que permitiese fichar lo suficiente como para reducir al mínimo su pérdida. En caso contrario, venderlo solo suponía debilitar al equipo y reforzar a un rival directo. Y así ha sido.


“La plantilla actual ha ganado las tres últimas Champions seguidas”

Es una premisa que no se sostiene partiendo de la base de que su mejor jugador y máximo goleador ya no está. Más correcto sería decir que la actual plantilla, con Cristiano y Kovacic el año pasado y con estos dos jugadores más Pepe, Danilo, James y Morata el anterior, ganó las tres últimas Champions. La diferencia es sustancial.

“Afirmar que las Champions han servido para tapar algo es absurdo”

Otra vez damos con una frase cuyo sentido literal es correcto, pero que luego es utilizada para distorsionar la realidad. Es evidente que una Champions no puede ser tomada como un parapeto cuando es el objetivo principal del club. Su mera conquista solo puede entenderse en términos de éxito. Pero sí es necesario no interpretar que la consecución de la Champions acredita a esta plantilla con un valor suficiente como para luchar por todo. Muchos así lo deducen y en absoluto es cierto. La plantilla que el año pasado ganó la Champions no tenía suficientes recursos para luchar por la Liga. Así lo certificó la propia clasificación en el campeonato regular y la eliminación de Copa, que puso al equipo en su sitio.

Para ganar una Liga no basta con tener un once titular de enorme calidad. Es necesario -como ya se demostró hace dos años- disponer de una plantilla muy amplia o bien de jugadores titulares que sean capaces de mantener un ritmo sostenido durante gran parte del campeonato. Y ni el Madrid tenía desde la temporada pasada un fondo de banquillo suficiente -tras deshacerse de su segunda unidad- ni tampoco gran parte de sus titulares garantizan la regularidad necesaria para hacer efectivo ese reto, ya sea por edad, por propensión a las lesiones, por una ambición erosionada por los títulos o por el acomodamiento por la ausencia de una competencia real.

Y dado que el equipo, la temporada pasada, estaba muy lejos de poder competir de manera regular,  concentró el esfuerzo de su espléndidos titulares en los trece partidos de competición europea, que ya forman parte de la leyenda del club. Pero las capacidades eran las que eran para cada circunstancia.


“Después de tres Champions era imposible cambiar la plantilla”

Es uno de los argumentos más utilizados para justificar la ausencia de fichajes este verano. Según algunos no se hubiera aceptado que se hiciesen grandes modificaciones tras haber conquistado tres Champions seguidas. Es curioso que se sostenga eso cuando Zinedine Zidane confesó, en la rueda de prensa de su despedida, que se iba porque el equipo necesitaba cambios para seguir funcionando. De hecho, basta un poco de conocimiento sobre deportes de equipos para saber que cuando un grupo ha ganado mucho la tendencia habitual es a relajarse por la pérdida de hambre. Es, por tanto, el momento idóneo para reactivar al equipo con savia nueva.

Pero la prueba palmaria de que sí se podía modificar el proyecto es que el propio club hizo el cambio más traumático posible: deshacerse de su buque insignia, de su líder, de su mejor jugador y máximo goleador. Otra cosa es que precisamente ese cambio y exclusivamente ese cambio fuera lo más indicado no solo para recuperar la pérdida de regularidad en Liga sino también para mantener las opciones de volver a revalidar el título continental. A priori, parece que todo lo contrario.


“Bale y Benzema crecerán sin Cristiano y Asensio tirará la puerta, ocupando su lugar”

Cuando se confirmó la marcha de James y Morata -autores de 32 goles en su última temporada en el Real Madrid- la versión oficial fue que el espacio que liberaban lo ocuparían Gareth Bale, del cual se esperaba mejorase su rendimiento físico y Karim Benzema, que en ausencia de competencia, decían, podría rendir mejor y aumentar su rédito goleador, que había descendido de 28 a 19 goles. Pero Gareth Bale continuó su calvario con las lesiones y Karim Benzema descendió sus cifras a 12 tantos. Cuando a los pocos meses, el club decidió vender a Cristiano Ronaldo -autor de 44 goles en su última temporada- otra vez se volvió a plantear que la marcha del luso liberaría el ataque en favor de Gareth Bale, del cual se esperaba mejorase su rendimiento físico y de Karim Benzema, que en ausencia del portugués, decían, podría rendir mejor y aumentar su rédito goleador.

Es necesario relatar este bucle porque cuando en la actualidad se señala que Gareth Bale persiste no solo con sus lesiones sino también con su inseguridad a la hora de recaer y que Karim Benzema no rompe en ese goleador que nos prometieron, aún hoy hay madridistas que te espetan un “¿Y quién lo podía imaginar?”. Efectivamente, quién podía imaginar que iba a suceder lo que ya había sucedido, exactamente igual, el año anterior.

Por desgracia, el tercer puntal de la estrategia post-Cristiano se fundamentaba en una premisa igualmente débil: Marco Asensio ocuparía el lugar del máximo goleador de la historia del club y tiraría la puerta abajo. Pero ni Marco Asensio ha sido nunca un goleador -pues apenas tiene ni una media de 8 goles por temporada- ni, sobre todo, las puertas se tiran después de alcanzar la titularidad, sino más bien al revés: los titulares garantizan un gran rendimiento precisamente cuando llegan con la puerta ya tirada. La consecuencia es en suma el Real Madrid con menos valor gol en su plantilla que se recuerda en décadas. Quién podía imaginarlo.

“El mercado no permite mejorar lo que ya tenemos a no ser que te gastes un dineral”

Dado que el club había decidido que tras la pérdida de los 32 goles de Morata y James hace dos temporadas y de los 44 de Cristiano (más de 50 de promedio) un año después, todo seguiría igual porque los que estaban se repartirían los goles entre ellos, no cabía la posibilidad de un gran fichaje -ya no digamos varios- para reactivar el ataque. De la BBC se pasaba a la BBA.

Nos dijeron, además, que por los únicos que mejoraban la prestaciones de los que ya había pedían un dineral. Como sabemos que el club cuenta -según la auditoría- con una cantidad importante de dinero en caja, es de suponer que no lo invertían en jugadores que mejorasen la plantilla al considerar que era conveniente esperar una ventana de oportunidad futura para conseguir objetivos aún mayores. Ese era el nuevo discurso del club: en ningún caso se renunciaba a pagar grandes cantidades de dinero, pero solo en casos excepcionales que en ese momento no estaban a tiro. Eso nos abocaba -por más que no se reconozca -a una temporada de transición. No de renuncia a luchar ningún título, pero sí a una renuncia a poner el máximo para luchar esta temporada por todos los títulos.

Lo que resulta más inexplicable es que la dirección deportiva no se percatase de que la plantilla tenía unas deficiencias más profundas que la drástica pérdida de gol. Cualquier análisis superficial hubiera detectado que la defensa se cogía con pinzas. Cuatro de los cinco jugadores que más se lesionan de la plantilla son defensas, tres de ellos titulares. En los dos últimas temporadas -sin contar la presente- Marcelo se ha perdido 12 partidos por baja médica, Varane 21 partidos, Carvajal también 21 partidos y Vallejo 27 partidos. El único defensa que queda libre de esta plaga -Sergio Ramos- es el defensa más amonestado y expulsado de la historia de la Liga. El propio camero y Marcelo, son dos jugadores que acostumbran a ofrecer rendimientos altísimos en momentos cumbre de la temporada pero tendentes a relajarse a lo largo del curso, lo que supone un elevado coste en puntos. Si revisamos los datos del último campeonato de Liga, nos percataremos de que la cifra que nos separa drásticamente de los dos primeros clasificados son los goles encajados. La experiencia de los últimos dos mundiales nos dice, además, que los jugadores que lo disputan corren un alto riesgo de no responder óptimamente a la vuelta de la rutina competitiva por no haber realizado una pretemporada adecuada. Así sucedió con todos nuestros titulares en defensa.

Con todos estos antecedentes ¿Tenía algún sentido no fichar a un central y a un lateral zurdo que pudieran ofrecer una competencia real a los titulares, para que no se acomodasen y para que pudieran disponer de los descansos necesarios? Porque dudo mucho que esta inacción responda también a la excusa de los altos precios de los fichajes.

Redactor jefe de La Galerna. Nombre: Javier Alberdi @JavierAlberdi. Antaño participé activamente en Ecos del Balón, El Asombrario y The Last Journo. Coordinador y coautor del libro "Héroes": https://bit.ly/2JC6kwx

45 comentarios en: Desmontando mantras oficialistas

  1. Extenso y trabajado artículo. Respetable y más aún por estar escrito por un madridista, que como todos, supongo, trata de dar una explicación a la situación que "padece" nuestro Real Madrid.

    Solo, con independencia de estar más o menos de acuerdo con lo expresado, destaco el párrafo ".....sustituir a su estrella con otra u otras...".
    QUIEN? y además, QUIERE venir al Real Madrid?
    Dinero, todos los clubes tienen. Prestigio, ya no se lleva eso.
    El fútbol, en su más alto nivel, actualmente es lo que quieran los artistas-jugadores.

    1. ¿Quién quiere venir al Madrid? , ya te digo que todos los jugadores quieren jugar en el Madrid, otra cosa es que lo digan.

      Prestigio tiene solo unos pocos y el Madrid está sobrado de prestigio y eso se lleva aún, el futbol es viejo y los clubes tienen más de cien años de historia.

    1. No hay que tirar la toalla, pero si empezar a aceptar que es muy difícil conseguir y mantener un grupo de jugadores top (creo que se pone así). Son ciclos con principio y fin.

        1. Perdona. Esto de ser nuevo....
          No obstante, insisto, de tirar la toalla nada..... a ver si me vais a dejar solo !!
          Aquí aguantamos tod@s los madridistas !!!!

          1. Y yo la primera en aguantar, pero Pepe lo ha puesto tan NEGRO que mi única salida, y porque no sabía ni qué decir, ha sido la de irme por los cerros de Úbeda.

    2. Seguimos con la compartida actitud de criticar todo lo actual y querer todo lo pasado. Nada funciona ahora pero unicamente podria funcionar lo que antes tampoco funcionaba, porque en su debido momento tambien fue criticado. Ya es odioso y ofuscante el nivel al que llega una gran parte del Madridismo, solo dar palos y palos. Resulta que todas las ventas no se debieron hacer. Resulta que Asensio y Vallejo se hayan convertido en par de bluffs es que Isco y Bale no este dando nivel de crack es culpa de una mala gestion. Resulta que cualquier cosa hecha diferente hubiese sido un acierto de libro... y bueno, asi podemos seguir hasta hacer articulos aun mas largos que este, ah claro, sin olvidar los errores historicos... Es que el Madrid lo hace todo mal, tío!

  2. Estoy totalmente de acuerdo. Todo esto no estaría pasando de haber fichado a Jan Oblack, Samuel Umtiti, Lucas Hernandez, Kanté, De Bruyne, Hazard, Harry Kane y Mbappé.

  3. “Mantener una plantilla como la de la temporada 2016/2017 era inviable”

    Esto no es el FIFA, ese Madrid tenía una de las mejores plantillas de la historia y eso no es fácil de reproducir de ahí que se hable en términos de inviabilidad, me parece que no desmontas nada, simplemente le das un peso exagerado a las ventas de Morata y James en los resultados de liga y copa, el primero hizo una temporada pésima y el segundo fue sustituido por Asensio; a Bale le sentó Zidane quien puso a Lucas o al propio Marco (meritocracia), se fichó a Ceballos que no es un cualquiera para reforzar la salida de James, podría desarrollar más pero no quiero escribir un comentario demasiado largo.

    “Un jugador si quiere irse se va”

    Que hables del PSG, de la NO salida de Luka (que no se si tienes información o te has creído lo que se escribió en verano) como ejemplos es ridículo, no hay mucho más que añadir.

    “La plantilla actual ha ganado las tres últimas Champions seguidas”

    Yo esto si que no lo he leído tan literalmente y creo que lo has simplificado para a partir de ahí poder elaborar un argumento, porque es evidente que se han ganado con jugadores que no están además de Zizu.

    “Afirmar que las Champions han servido para tapar algo es absurdo”

    No quiero excusar el nivel del año pasado mostrado en liga, pero el arbitraje fue un tema bastante determinante y creo que en La Galerna todos sabréis a que partidos me refiero y no me sorprende que en el artículo ni se mencione.

    “Después de tres Champions era imposible cambiar la plantilla”

    No sé si esto tiene la categoría de mantra, pero creo que en general incluso dentro de lo que es el "oficialismo" o al menos yo creo que los fichajes de la anterior temporada y esta eran mejorables, pero bueno Reguilón igual resulta que da el nivel y en Vini siempre he tenido confianza, por lo que esto habrá que valorarlo con más calma porque fichajes se han hecho aunque no sean en los puesto los que muchos aficionados pedían.

    “Bale y Benzema crecerán sin Cristiano y Asensio tirará la puerta, ocupando su lugar”

    La BB es discutida cada año, y casi siempre salen a criticarles los mismos independientemente de la situación, así que yo digo lo que siempre he defendido, las notas en Mayo, porque este debate siempre se saca cuando vienen mal dadas, cuando Bale o Benzema han estado bien y se ha salido a sacar pecho por eso se calificaba de oportunismo y que había que esperar, es difícil pedirla porque yo tampoco la tengo pero por favor algo de paciencia que aquí el problema es de todo el equipo y no la BB o la BBA.

    “El mercado no permite mejorar lo que ya tenemos a no ser que te gastes un dineral”

    Estoy de acuerdo con lo del central y el LI, pero Reguilón me ha sorprendido para bien así que veremos.
    Aún así no me parece que desmientas nada, no das ningún tipo de información y de nuevo en mi opinión las valoraciones que haces son casi como creyendo que esto es el FIFA y no la realidad, solo hay que ver el escándalo actual con lo del City y PSG para entender que no es ninguna tontería este último "mantra".

  4. Muy buen artículo. Sólo no estoy de acuerdo en lo de Cristiano, porque una cosa es pedir 100 millones por un jugador (hoy en día lo piden por cualquier tuercebotas) y otra muy distinta que alguien los deposite contantes y sonantes. Realmente pienso que no había más ofertas.

    Lo de la devaluación de la plantilla en dos años es un hecho. Me recuerda a la aniquilación de la clase media el año de Queiroz.

  5. Buenos días.
    La venta de cristiano a mí me ha parecido una “estafa”, 100 millones por alguien que ha marcado la diferencia en el tricampeón de Europa.
    En la mente de Florentino estaría el lado lógico de la venta de CR7 , veamos , si yo a un tipo de 33 años lo vendo por digamos 300 , cuando yo vaya al mercado me pedirán 400 por cualquiera ( Kanes , Lewan ) hasta por el Chicharito … a ojos del aficionado la reflexión del presidente no es válida ( lo millones en el campo y no en el banco ) .

    Yo soy algo crítico con Benzema , reconozco que ya hace tiempo le perdí la fe , la salida de Cristiano hizo brotar en mi la sensación de que este podría ser su año , ya no digo en cifras de goles pero si en “pequeños liderazgos puntuales ” .
    Bale ya hace tiempo que no da más de sí , lesión leve le deja una semana KO , luego tardara otra semana en estar bien físicamente pero se vuelve a lesionar .

    Tiene razón en cuanto al que el mercado no mejora la plantilla, pero no hace falta, ligeros toques en según que puestos da la sensación de que algo mejor iría.

  6. De no haberse vendido a Cristiano Ronaldo este verano es probable que el Real Madrid, hoy, fuera líder destacado de la liga Santander; también es probable que su situación en la liga fuera la misma que es ahora. ¿Qué estaría diciendo el "ala autocrítica" del madridismo sobre Cristiano Ronaldo de haberse dado el segundo supuesto? Os lo digo yo: Había que haberle regalado ¡Yo ya lo dije!

  7. No puedo más que aplaudirte y suscribir todo tu análisis porque es lo que más o menos no paro de escribir por aquí desde hace meses, sobre todo desde este verano cuando ya se consumó la pérdida de calidad de esta plantilla una temporada más, porque empezó la anterior.

    Saludos

  8. Este tipo de artículos, en mi opinión, refuerzan al medio. Enriquecen La Galerna y la ponen por encima de medios "tradicionales".
    Muy buena reflexión, esté o no de acuerdo en todo o en parte.
    Muchas gracias.

    1. Totalmente de acuerdo. La autocrítica 0 es tan destructiva como la insidiosa crítica destructiva de todo el entorno.
      Acertadísimo artículo. Muchos lo llevábamos denunciando desde este verano y el año pasado. Y el propio PepeKollins en su cuenta particular de Twitter.
      Ahora ha llegado el invierno y solo los ingenuos se preguntan qué ha pasado.
      Saludos.

  9. Por fin una opinión crítica con el florentinismo. Florentino ha hecho en estos 2 veranos exactamente lo mismo que hizo en el verano de 2003 y que dió paso a la época tardo-galáctica y el galacticidio (la caída del Imperio Romano versión futbolística): devaluar la plantilla, acabar con la clase media y pasar al ''zidanes y pavones (bales y reguilones)''. Y esta vez el ser superior ha doblado la apuesta vendiendo al máximo goleador de la historia del Real Madrid por un precio un 90% inferior a su claúsula (perdiendo 900.000.000 €)...hoy día con 100 millones solo fichas medianías. También regaló a James, y en su momento a Robben, Sneijder, Etoo, Makelele, Morientes,...
    No sé yo si hemos ganado las Champions gracias a él, o a pesar de él...porque si bien tiene grandes aciertos, también errores muy graves.

    1. Buenas tardes, lo de por fin una opinión crítica con D. Florentino es injusto se olvida usted de mi, de comunero
      Saludos blancos, castellanos y comuneros

  10. Buen artículo. Lo que más me preocupa es que tiene toda la pinta de que Florentino no gasta porque lo tiene bien guardado para Neymar. Como le paguemos 300M al PSG por Neymar con 29 años puede ser un error histórico. Es fundamental reforzar todas las líneas, no solo poner todos los huevos en la cesta del Neymar de turno.
    No estoy muy de acuerdo con lo de los suplentes y las ligas. Me explico: la liga de Zidane se ganó porque en ENERO (importante, en enero) ZZ decidió que el "equipo A" se iba a centrar en la Champions y el "equipo B" en la Liga. Los Isco, Lucas y Nacho ganaron partido tras partido, ojo, con ayudas puntuales pero claves de un hat-trick de Bale en Vallecas, o de goles de CR, etc.

    Eso no quita que el año pasado se perdió la liga ya desde las primeras jornadas. En diciembre estábamos ya a años luz del Barsa en la clasificación. Los titulares no paraban de perder partidos: avalancha de ocasiones en casa contra el Betis, 0-1 en el 92. Avalancha de ocasiones contra el Villarreal, 0-1 en el 92. Largo etcétera. La liga la perdieron los titulares. Hubiera dado igual tener de equipo B al Brasil del 70, porque los titulares no ganaban a nadie.

  11. En total desacuerdo. Una sarta de lugares comunes y opiniones subjetivas (todas las opiniones lo son) basadas en medias verdades, obviando situaciones ya perfectamente conocidas.

  12. Es verdad que el club ha pecado un poco esta temporada de soberbio, pero aunque estoy de acuerdo con la mayor parte del artículo, hay puntos que no sólo me parecen un poco irreales sino que el propio artículo da por sentado como criterio o mantra salido del oficialismo. El primer punto es el que me parece más flojo. La apuesta "oficialista" del club, y reconocida además por el propio Florentino, es por el talento joven. Y así ha sido. Que haya salido bien o mal es otra cosa. Luego, yo no creo que la actual plantilla del Madrid pueda ganarlo todo, pero una Liga, por lo menos sí. La plantilla del Madrid -A o B- supera o está al mismo nivel de calidad y competitividad en algunos pocos casos, que cualquier club que juegue en la Liga española. En lo de traer algún que otro refuerzo sí estoy de acuerdo, pero tampoco es para tanto el desastre planificativo, lo que pasa es que la mala preparación física y el Mundial han dejado mermado al grupo. La clave de todo está en el entrenador y en cómo sepa gestionar lo que hay. Y en esto es en lo que falló Lopetegui. Yo esperaba que pudiera sacar al equipo del bache pero, lamentablemente resultó que no. Ahora toca volver a la época de la Liga de Zidane, con rotaciones, meritocracia y buena preparación física. Y si cae otra Champions en lo que llegan refuerzos, pues mejor. Para mí, el golpe duro de este año no fue el de Cristiano. El golpe duro estuvo en perder a Zizou.

    1. Estoy de acuerdo contigo. Y mira que siento lo de Lopetegui, pero al final hacía cosas raras (Lucas Vázquez de lateral derecho teniendo a Odriozola por ejemplo). Yo era muy optimista a fin de temporada porque veía que Zidane daba muestras de haber aprendido a leer tácticamente los partidos, su punto flojo cuando comenzó.
      En cuanto a lo de la política de jóvenes, suscribo 100% tu comentario. He comentado varias veces esta temporada que creo que las cosas se han hecho bien, lo cual no significa que vayan a salir bien. Si entra la pelotita, el resto de las cosas se van poniendo en su sitio. Si viene alguien, tiene que ser alguien que golee. Por eso no me parece mal la opción de Ibra para diciembre. Traer ahora a Rodrygo es de nuevo una apuesta, que podría salir bien (mirad a Reguilón) o no tan bien.

  13. Un 10 para Pepe Collins. Y un diez para La Galerna por tener a comentaristas que siendo madridistas hasta la médula no comulgan con ruedas de molino. Yo añadiría algo más a los mantras del artículo. El mantra del criterio de los encargados de acometer fichajes ante la inflación del coste de los fut bolistas. Acabo de ver el Betis Celta. El modesto equipo gallego tiene dos delanteros que el año pasado marcaron cuarenta goles, 40 goles!!. Este año llevan el mismo camino. Son o eran caros.? No. La diferencia está en que el Celta a pesar
    de su modestia tiene muy buena dirección deportiva. Esa es la clave. El problema es que este tipo de futbolistas a lo mejor
    son feos o no venden camisetas, o a lo peor no tienen agentes famosos ni bien relacionados. Y este tipo de jugadores son los que hacen grandes plantillas y ayudarían a ganar títulos.