Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

En cristiano

Escrito por: La Galerna17 febrero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Entre las muchas virtudes de Cristiano Ronaldo emerge una cualidad en absoluto baladí en estos tortuosos tiempos mediáticos de barretinas y ecos cavernarios. Cristiano habla en cristiano. CR7 huye del funambulismo dialéctico de algunos de sus colegas, incómodos en la oración esdrújula, angustiados fuera del cliché futbolístico que  nos dice que el campo es verde; el balón, redondo; lo importante, el equipo y en definitiva que hay que seguir trabajando. Flanqueado por Zinedine Zidane, nuestro Adonis de Madeira sentó ayer cátedra acerca de cómo debe responder un futbolista del Real Madrid ante ciertas preguntas perversas cocinadas en clandestinos laboratorios de alquimias antimadridistas. Alguno de los compañeros de Ronaldo, de ayer, de hoy y de siempre, debería tomar nota de cómo ha de pronunciarse ante los medios todo un capitán -de facto- del equipo más laureado de todos los tiempos.

as.750 (45)

marca.750 (51)

Cristiano dejó ayer tantas frases para el recuerdo y ajustó tantas cuentas que los muchachos de la ínclita prensa deportiva patria, especialmente los artesanos de la Central Lechera, han dispuesto de un extenso abanico de posibilidades para ilustrar su portada en la antesala del duelo que nuestro club disputa esta noche en Roma en los octavos de final de la Liga de Campeones. Sin embargo, así como el Marca hoy luce una portada minimal, el diario As se pierde en lo churrigueresco. Así como The Hernia Observer propone una primera plana tan conceptual que resulta en un cocido sin garbanzos, Ouija Today nos presenta una escena costumbrista digna de Sorolla. Sin embargo, éste no es el fondo de la cuestión. La clave reside en descubrir qué ha rescatado la Central Lechera de toda la rueda de prensa de Cristiano para elaborar su cacaolat de todas las mañanas. Podrían, por ejemplo, haber zanjado una de las cuestiones que ocupa la agenda mediática de la prensa madrileña desde los albores de los tiempos: la tristeza de CR7 y su fidelidad al Real Madrid. Sobre este respecto ayer Cristiano habló en cristiano: “Me siento bien, feliz, estoy en un club que me da cariño, juego siempre, hago goles de vez en cuando, no puedo estar más feliz que eso, en el mejor club del mundo”. No lo verán en las primeras planas de la prensa deportiva que prefiere apostar por dudosas maniobras de trapecista para confundir al aturdido espectador de este circo periodístico.

As por ejemplo se ha inclinado por recoger en portada uno de los numerosos zascas que Cristiano repartió ayer a manos llenas. No fue precisamente el que dedicó CR a Marco Ruiz, uno de los muchachos de Freddy, que a pesar de tener una sección en el diario llamada Mundo Merengue no es repostero sino reportero, aunque bien pudiera serlo viendo lo que pregunta y lo que escribe. Ruiz tuvo la desdicha de ser el último en preguntar con malicia, con Cristiano ya suficientemente soliviantado. Mientras el susodicho (¿Por qué ya no marcas fuera de casa Ronaldo?) formulaba su pregunta el lenguaje corporal del astro portugués evocaba directamente una bucólica estampa de Parla. CR7 contestó que nadie en España ha marcado más goles fuera y se marchó entre aspavientos ante el descojono de Zizou. Alfredo en su púlpito no se río tanto. Tan es así que hasta Relaño se afana en su editorial en poner paños calientes a las palabras del luso.

As optó por otra de las chispeantes respuestas de Cristiano, unas palabras de difícil encaje en la Aldea del Arce culé donde todos se quieren, se soban y se besan como tiernos adolescentes enamorados dándose apasionados besos de tornillo apoyados sobre la columna de una discoteca. Por allí arriba la cosa empezó con Tres Sudamericanos que acabaron fundiéndose en un encendido menage a trois. Ya saben, quererse algo más que los demás que cantaba Puturru de Fuá. Que los tridentes marquen goles ya es secundario. Hoy, como en Woodstock, lo importante es el amor. No lo ve así Cristiano, que como ustedes queridos galernautas, observa lo mucho impostado de los besitos y abracitos que se estilan en la vanguardia de Can Barça. Lo importante es el campo, proclama CR7. Allí el luso, dicho sea de paso, es donde mejor se expresa. Pregúntele a Blatter tras su chiquistataní puesta en escena mofándose de nuestro General Ronaldo y cómo quedo a posteriori retratado ante las cámaras de televisión de medio mundo saludo marcial del portugués mediante.

Fíjense sin embargo en dónde ha puesto el foco Marca, atrapado cual burócrata funcionario que se toma su cafelito en el Ministerio del Tiempo. Entendemos que el Cuarto Poder de ese país chiquitín de allí arriba a la derecha siga reuniendo a sabios, astrónomos, científicos y metafísicos para recopilar en siete volúmenes enciclopédicos todo aquello que usted, pobre mortal, necesita para comprender en su completa magnitud la dimensión del penalti fraudulento de Messi.  Que el centralista, mesetario y cavernario Marca se suba a la ola de Mascaró y sus amics se nos antoja como mínimo bizarro. Cristiano sabe por qué Messi tiró así el penalti y dejó a la libre interpretación del respetable tamaña aseveración. El Pichichi para Luis Suárez podría ser una teoría plausible toda vez que por allí se dan pocas puntadas sin hilo en todo aquello que tiene que ver con la pandemia crónica de madriditis que padecen desde que Franco era corneta.

sport.750 (51)

Precisamente en el hogar de Mascaró es donde se muestran más hostiles a todo aquello que tuvo ayer a bien decir CR7. Tan es así que Sport nos asegura en portada que Leo se quedó ayer sorprendido con sus palabras. Pobre. En la Agencia Tributaria tampoco se les ha pasado aún el pasmo. Será cosa de celos como apunta el rotativo, toda vez que allí hay tanto, tanto amor que todo ha de ser explicado desde la perspectiva de un colorido oso amoroso con arcoirises horteras brotando de sus pechos. Buceando por su web, un alambicado campo de minas para cualquier lector madridista -e incluso pipero- uno encuentra auténticos tomahawks camuflados en inocentes opiniones express. En una de estas armas de destrucción masiva del madridismo, nuestro querido Mascaró se despacha a gusto a propósito del dichoso penalti de marras del geniecillo. (http://www.sport.es/es/noticias/lluis-mascaro/penalti-que-nunca-tirara-cristiano-ronaldo-4900738)  El ecuánime, equilibrado, sensible, sobrio y ponderado Lluis nos dedica feos epítetos –miope es el más delicado- por atrevernos a deslucir la enésima maravilla tramposa de la Filarmónica de Castelledefells. No deja de ser gracioso que un afgano con barretina como Lluis, atrapado desde tiempo inmemorial en las montañas culés de Tora Bora, sea quien nos llame talibanes. Para que se te caiga el turbante.

mundodeportivo.750 (50)