Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El Sevilla y el mejor periodismo del mundo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El Sevilla y el mejor periodismo del mundo

Escrito por: La Galerna22 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El mejor periodismo del mundo, el mejor de los mejores, el bueno bueno de verdad, es aquel que siempre recuerda hechos del pasado que no tienen nada que ver con el presente para relacionarlos e incorporarlos al mismo de forma asombrosa. Cualquiera podría llamarlo (y lo llaman) rencor. Pero eso es lo fácil. Eso es no tener sensibilidad artística. Eso es malpensar. Esa maravillosa regresión cuya peculiar característica es que sólo afecte al Real Madrid (es decir, que el presente relacionado sea siempre el Real Madrid con un pasado negativo), es la característica esencial por la que podemos reconocer al mejor periodista del mundo.

El mejor periodista del mundo siempre recuerda algo malo (lo bueno no es propio del mejor periodista del mundo) del Real Madrid para hacerse (y hacernos) una composición de lugar antimadridista, que es lo importante. La visión antimadridista es el mejor periodismo del mundo. Eso es lo que quería decir nuestro admirado Roberto Palomar cuando habló por primera vez del mejor periodismo del mundo, que era él, naturalmente.

Roberto, por ejemplo, cuando el fichaje de Lopetegui por el Real Madrid, escribió esta metáfora antimadridista sublime, poniendo al equipo blanco y a su presidente de chupa de dómine. No lo veremos, sin ir muy lejos, adjetivar del mismo modo, ni siquiera mencionar que el Barcelona ha hecho la misma operación con el hasta ayer seleccionador de Holanda, pero arrancándolo sin preguntar siquiera a fuerza del dinero que no tienen (es fantástico todo) de la federación naranja. Es lo que podríamos llamar “hacer un Braithwaite” a lo bruto. El poder metafórico y ocultista del mejor periodista del mundo es imparable. He aquí una muestra:

Manolo Lama Lopetegui

Observad la métrica, la sintaxis, la lírica. Asomaos a su profundidad. Este es el autor de aquella escena televisiva memorable con un mendigo. ¿Lo veis? ¿Sentís su esencia? Cerrad los ojos, aspirad lentamente. ¿Habéis contemplado el inconmensurable camino de la regresión antimadridista? Es como un agujero de gusano. Es un viaje inolvidable. Es el mejor periodismo del mundo. La sutileza de sus formas y de sus impulsos nos embriaga, casi nos obliga a ensayar un sencillo, pero sincero, poema en su honor:

Oh, Manolo
Como la lama
Lama, Manolo,
Lama, Oh
Como la Lama

Para que alguien se atreva a decir que esto no es el mejor periodismo del mundo. ¿Qué periodismo puede provocar estos patéticos impulsos de inspiración? ¿Puede el Sevilla ganar su sexta Europa League y cualquier periodista acordarse del Real Madrid? No. Esto sólo lo pueden hacer los mejores. Los mejores apartan la noticia para ir a su grano (al del periodista, queremos decir). El mejor periodista del mundo siempre va a la esencia de las cosas y siempre encuentra al Real Madrid. Observad esta obra menor pero señera:

Aritz Gabilondo Real Madrid

Notad como late el mejor periodismo del mundo. Este portanalista casi se siente como Baby cuando Johnny le pone la mano en el corazón y le dice: cucún, cucún. Esto es Dirty Dancing y todos sus lectores somos Babys cruzando cada mañana el puente para bailar con su Johnny.

Otra cosa es lo de Sport y Mundo Deportivo, cuyos protagonistas ahora mismo lo son de una película de Almodóvar, que es lo que parece el asunto Messi. Lo que parecía un filme eterno de aventuras épicas, hoy es una teleserie de descubrimientos y pasiones sórdidas que promete atraparnos este verano atípico de Lautaros y Pjanics, ¡y Messis!, quien lo hubiera dicho.

Portada Sport Messi

Portada Mundo Deportivo Messi