Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El primo de Zumosol

El primo de Zumosol

Escrito por: Antonio Valderrama4 septiembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Con la irrupción del París Saint Germain en el gran mercado del fútbol mundial, se están viendo opiniones muy curiosas. Claro que el PSG llevaba fichando mucho, y muy caro, desde hacía tiempo. Pero nunca nada como Neymar, es decir, tomado directamente de un TOP 3 mundial, o arrebatado en un duelo tête à tête con otro TOP 3, como Mbappé. Estas dos circunstancias, más o menos novedosas, han servido para extender la especie de que “por fin” Madrid y Barcelona tienen “quien les haga lo mismo que ellos hacen” a los demás. Es una opinión que he leído ya a varios periodistas deportivos, casi todos atléticos, con y sin máscara.

La verdad es que junto con el amor y el odio, el rencor es otro de los motores del mundo. Ese rencorcillo pringoso, de risita torcida y victimismo, que tan bien fluye en las redacciones del gremio periodístico, sobre todo en las de provincias, fundamento de movimientos ya clásicos en la Liga española como el que ampara “otra Liga” para “los que no somos Madrid y Barcelona”.

Junto con el amor y el odio, el rencor es otro de los motores del mundo

Hay una cosa muy paradójica en todo esto y es que el sustrato de la queja de estos tíos suele ser la riqueza, según ellos ilegítima, de “los dos grandes”, que les sirve para domeñar el mercado nacional a su antojo dejando a los demás en notable desventaja con respecto a ellos; este lamento prácticamente igualitarista no les impide alborozarse por que el club de los pijos de París, dopado por el dinero ilimitado de una petromonarquía del Golfo Pérsico, se ha convertido en un adversario casi imbatible para el resto de clubes de la élite europea, en lo que a fichajes se refiere.

Como el pelele que en las películas se apega al más fuerte para vengar través de él todas sus frustraciones insatisfechas con el protagonista, así gente como Rubén Uría (alguien sin duda con muchas frustraciones futbolísticas, como atlético) corre inmediatamente a saldar sus pequeñas deudas a navajazos tuiteriles, en cuanto el PSG anunció a Mbappé: “por fin”, siempre el por fin, revelador de ese panorama mental que anhela un gran Día del Juicio final en el que el Madrid purgue todos sus pecados originales, "hay alguien más rico que ellos”.

El afán redistributivo y la euforia momentánea omiten que antes del jeque catarí del PSG vino el dubaití del Manchester City, y antes que él, el Chelsea de Abramovich. También que en diez años, el Madrid ha vendido a tres titulares, por petición de estos, a equipos que les ofrecían más dinero. El jolgorio, siempre delegado en gente que no puede confiar, por razones obvias, en que sus equipos ajusten sus cuentas imaginarias con Madrid y Barcelona sobre el terreno de juego, soslaya además que si estos dos clubes (¡y el Atlético!) tienen más dinero que los demás, es por que generan más expectación que los demás. El modelo televisivo de la Premier, tan socorrido, me gustaría verlo traspuesto al caso español, a ver cuántos naturales de Hanoi o Bamako abarrotan los locales y se arremolinan en torno a las televisiones para ver un Getafe-Sevilla o un Valencia-Athletic de Bilbao.

Recuerdo cuando la burbuja del dinero televisivo trajo la era más igualitaria del fútbol español, y el Betis de Lopera le levantó al Madrid un jugador consagrado y campeón de Europa con el Ajax (Finidi) y el Mbappé de la época, Denilson. Otros clubes sin tradición ni sostén social masivo como el Deportivo coleccionaban clase media mundial, y el Valencia disputaba Ligas y Copas de Europa con la soltura de los equipos dominadores. Cayó el castillo de naipes, y esos clubes semejan las ruinas de Palmira, por que quizá no todo consista en tener dinero, tal y como cree el envidioso.

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

4 comentarios en: El primo de Zumosol

  1. Muy interesante artículo.
    Se podría añadir que mucha gente se olvida del Fair Play Financiero, que bien comandado (ese es otro cantar) debería evitar el "abuso" de ciertos clubs patrocinados.

  2. A lo mejor me columpio pero ¿ha escrito el tuit el tal Rubén Uría sólo despues de lo de Mbappe o ya lo hizo tras lo de Neymar?. Sospecho que lo primero, porque estos igualitaristas indios son en realidad en su mayoría antis impotentes para los que el Barcelona es su segundo equipo.

  3. Esa teoría casualmente no vale cuando un Alavés les moja la oreja y les empata. Ni para cuando tienen dificultades para conseguir su objetivo, el tercer puesto, ante clubs con menos potencial económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿Quién jugará en Bilbao? 🤔 @JesusBengoechea lo tiene claro.

👉 ¿Cuál sería vuestro once para el partido de mañana?

https://youtu.be/ZJE3-ogwjj4

Cree @Israelgmontejo que hay un jugador, sobre todo uno, que se siente más que un club.

¿Lo crees tú también?

https://www.lagalerna.com/el-jugador-que-se-cree-mas-que-un-club/

A veces @FGwynne se deja de (sus descacharrantes) cuentos y sienta cátedra sobre algunas (hoy sobre 7) cuestiones candentes en el madridismo supersticioso que encarna.

Vía @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/siete-razones-a-florentino-perez/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram