Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El presupuesto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El presupuesto

Escrito por: La Galerna19 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Atlético de Madrid anunció este lunes las renovaciones de Griezmann y Giménez, así como el fichaje de Lemar, que llega al Wanda por unos setenta millones de euros. Casi nada. Una triple operación con mucho dinero detrás y poco ruido mediático. Los medios de comunicación no lo llevan en portada. No se habla mucho del Atlético de Madrid cuando gasta dinero.

En 'La Ouija Today' le dan un espacio extremadamente reducido a la noticia -en Marca ni siquiera eso-. Y no, no hay editorial de Relaño hablando sobre el dinero invertido por parte del amigo de todos -Enrique Cerezo-. Tampoco vemos declaraciones de Diego Pablo Simeone quejándose del presupuesto. Subida de sueldo considerable a Griezmann -no se crean que el francés rechazó al Barça únicamente por su amor al Atleti-, otra a Giménez y un esfuerzo importante por Lemar. Sólo un club con gran presupuesto puede permitirse un desembolso así nada más empezar el verano. Y lo que queda.

En los últimos años, el Real Madrid es el grande que menos ha gastado en fichajes. Nadie lo comenta. Tampoco nadie comenta que gastando menos que los demás ha conquistado tres Champions League seguidas. Sólo se habla del Madrid cuando tira de presupuesto para acometer grandes incorporaciones. Justo lo contrario al Atlético de Madrid. De los colchoneros no se dice nada si ponen morteradas encima de la mesa. El único que habla de presupuesto es Simeone, y suele ser como excusa cuando vienen mal dadas. Este año volverá a hacerlo pese a que los números empiezan a pesar mucho más que sus frágiles argumentos.

En Barcelona, mientras el vestuario sigue celebrando el no fichaje de Griezmann -insertar risas enlatadas aquí-, el club se mueve en busca de incorporaciones que ilusionen a los que aman la cartera por encima de la cantera. Se habla abiertamente de Pjanic y luego de un defensa, otro mediocampista y un delantero.

Se avecina, pues, otro verano de gran inversión por parte del Barcelona, que ha pasado de presumir de Masía a gastar lo que no está escrito tras ver semifinales y finales de la Champions League por televisión. El presupuesto, amigos.