Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El día que Guti acabó con una maldición

El día que Guti acabó con una maldición

Escrito por: Quillo Barrios4 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El 30 de enero de 2010, Guti hizo una de esas jugadas que sólo se le ocurrían a Guti y que definen -o definían- muy a las claras la clase de genio que portaba el dorsal 14 del Real Madrid. Si os digo la fecha seguramente no sepáis de qué día o partido os hablo, pero si os recuerdo lo del “Tacón De Dios” de Marca o que el lugar fue Riazor, lo más probable es que el 99% de los que estéis leyendo esto os hayáis trasladado a aquella noche, aquella jugada y la recordéis con una nitidez maravillosa. El 1% restante son mis padres y algunos familiares.

No estoy aquí para repasar algo que todos habéis visto o para explicaros algo que vosotros mismos habéis vivido. Recuerdo estar viendo ese Deportivo de La Coruña-Real Madrid con mi amigo Pitu y gritar un profundo y sostenido “NO” cuando vi a Guti hacer ese taconazo para que Benzema marcase un gol en el que la foto no fue su remate, sino el truco de uno de los genios con más talento que han vestido la elástica blanca a lo largo de su historia. 

 

No me quiero liar más, así que volvamos donde lo dejé. Lo que no sabéis de aquella noche es que ese taconazo sirvió para que el Real Madrid rompiera una de esas maldiciones que, de vez en cuando, azotan a un club acostumbrado a ganar y ser él quien inflige las maldiciones o las rachas imposibles a sus rivales. 

El Deportivo de La Coruña, que ahora camina por el infierno de la antigua 2ªB, fue, durante un tiempo, uno de los equipos punteros de España. Campeón de Liga, de Copa -cómo olvidar el centenariazo- y semifinales de una Champions League en la que únicamente José Mourinho le separó de una cita para la historia, aquel equipo solía ser un dolor de muelas para el Real Madrid, sobre todo cuando tocaba visitar el estadio de Riazor. 

La maldición nació ahí, en el estadio coruñés, a principios de los noventa. El 2 de noviembre de 1991, el Real Madrid ganó 0-3 al Deportivo con goles de Hierro, Míchel y Butragueño, todos ellos en la segunda mitad. Lo que nadie sabía es que el equipo blanco iba a tardar casi veinte años en volver a conseguir un triunfo en Riazor. 

El real madrid estuvo casi veinte años sin ganar en riazor

A partir de la temporada 1992/1993, el Real Madrid se vio incapaz de vencer en suelo coruñés. De hecho, y durante los siguientes años, se cosecharon algunas derrotas muy dolorosas, como un 4-0 en la campaña 1993/1994, otro 4-0 en la 1998/1999 y hasta un 5-2 en la 1999/2000. Eran noches aciagas y llegó a un punto en el que Real Madrid saltaba al césped sintiéndose pequeño, inferior, moralmente acomplejado y emocionalmente incapacitado para ganar. Daba igual que el Deportivo estuviera luchando por la Liga, por Europa o por evitar caer a la zona de descenso. El Real Madrid abrazaba aquella maldición con una regularidad abrumadora y parecía imposible cambiar la suerte.

Por allí pasaron jugadores como Zidane, Ronaldo Nazario, Beckham, Redondo o Arjen Robben, por citar algunos. Todos ellos se fueron con la cabeza agachada, formando parte de un capítulo negro dentro de la historia Del Real Madrid. Tuvo que llegar un jugador díscolo, diferente y atrevido para poner el punto de locura que necesitaba el equipo para decirle al destino, y al fútbol, que hasta ahí había llegado la condena. Fue el partido de un taconazo para la historia, pero también el adiós a una maldición que muchos no recordaban. 

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

8 comentarios en: El día que Guti acabó con una maldición

  1. Curioso , cuando menos, el devenir del Superdepor. No es que haya finalizado la cerradura del círculo. Es que la ha ulltrapasado. De modesto a decadente pasando por grande .

    En otro sentido, un club lleno de aficionados y socios que simpatizaban, y algo más, con el. Real Madrid. Se acabó lo que se daba.

    1. El caso del Superdepor fue digno de elogio. Aunque algunos pensabamos que tras la dramatica liga perdida en casa y la final de copa ganada ante el Valencia habia tocado techo, se fue reinventando hasta hacerse campeon de liga, quitarnos una copa y estar a las puertas de una final europea...La crisis del 2008 acabo con ellos...

      Por cierto, desde que empezo a fraguarse ese Superdepor y los Riazor Blues se consolidaron las simpatias hacia el Real Madrid en La Coruña se fueron desvaneciendo.

      1. Solo una "aclaración" , cuándo el Depor estaba en 2ª y ascendió a 1ª los Riazor Blues ya existían pero tenían una ideología neonazi y mostraban esvásticas en su grada, de hecho tenían bastante trato con los ultras Sur . A raíz de su subcampeonato parece que llegó una nueva"dirección" y la ideología cambió, ayudando así al inicio del odio al Madrid en Coruña.

  2. Estuve viviendo en Coruña desde 1992 a 1995 coincidiendo con el inicio del Superdépor y en ningún momento pude apreciar esa supuesta amistad hacia el Real Madrid, más bien todo lo contrario, encontré un odio desmesurado hacia todo lo blanco. Nunca olvidaré la burla, el cachondeo y la fiesta que montaron con la pérdida de las dos ligas consecutivas en Tenerife. Fue tal la ignominia que sufrí con los compañeros de trabajo, vecinos y demás personas que me conocían que les juré odio eterno. Pero el destino me tenía reservada mi particular venganza. Un año o dos después, no lo recuerdo bien, Djukic falló aquel penalty decisivo y la tragedia invadió la ciudad, una procesión de ánimas en pena vagaba por las calles en medio de llantos y desgarradores gritos de dolor. La única pega, y muy importante: el ganador de la Liga era el Farsa, por lo que mi felicidad no fue completa...

    1. Pues yo no se que momento disfrute mas, si cuando el Leeds United se cargo al Depor, creyendose Irureta superior o cuando los elimino el Oporto de Mourinho.

      Yo reconozco que mas alla de reconocer su merito, el deportivo nunca me simpatizo, especialmente molesta fue la pancarta en la conocida final de copa perdida en el Bernabeu con el mensaje "os vamos a joder el centenario" ...a ver ahora quien es el j*d*do, ahora que desde hace decada y media no hay dinero que blanquear en brasileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram