Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El Barcelona le hace un feo a Xavi Hernández

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El Barcelona le hace un feo a Xavi Hernández

Escrito por: La Galerna3 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos. Ya es mala pata que la victoria europea más sonada del Barça en los últimos tiempos (aytekins aparte) se produjera jugando al contragolpe y coincidiendo con el anuncio de la retirada de Xavi Hernández. Nos parece un detalle de dudosísimo gusto del FC Barcelona para con quien fue uno de sus estandartes. Se despide del fútbol el máximo exponente del tiki-taka, su ideólogo más conspicuo, y el que fue su equipo le desea feliz viaje con la victoria más puramente mourinhista que se le recuerda al club. El Barça, en realidad, hace tiempo que traicionó sus propias dogmas y se desenvuelve por esos campos de Dios (que no de D10s, ese aún anda haciendo la croqueta en el Camp Nou) ofreciendo un balompié cicatero y ventajista que en nada puede gustar al eximio Jardiner.

Ya es mala suerte que la marcha de Xavi coincida con una victoria del Barça, sí, pero no del fútbol. Antes, cuando Xavi llevaba la manija del medio campo culé, ambas cosas coincidían siempre. Si se producía una victoria del Barça sólo podía ser porque había ganado el fútbol. Para que no ganara el fútbol era necesario que no hubiera ganado el Barça tampoco. Ahora el mundo se ha vuelto loco, las cosas ya no están tan claras como siempre estuvieron, y se puede dar tanto una derrota del Barça en la que ha triunfado el fútbol como una victoria catalana allá donde el fútbol ha sido vencido.

El marcador, ya lo dijo el propio Xavi, es un impostor. Está muy feo por parte del Barça el haber regalado uno de esos marcadores, que él tanto denunció, en el día en que se despide un mito que tenía precisamente esa manía. Nadie discute que el 3-0 frente al Liverpool fue un marcador engañoso de los que Hernández detesta. La pepsesión fue para los ingleses. También lo fueron las ocasiones, y sin embargo triunfaron los de Messi. Eso está muy mal según el catecismo de Xavi, que a buen seguro no disfrutó de esta victoria embustera. No se agasaja en su adiós a la viva representación del ADN Barça con el cerrojo más pragmático del mundo, fiado al contraataque más letal. El Barça va a ganar la Copa de Europa, pero a Xavi lo que le ha importado siempre no es la victoria, sino el camino para llegar a ella. No hay forma alguna de que Xavi se deleitara con este apogeo del resultadismo.

Un Barça, sí, resultadista y tremendamente eficaz al que está muy feo decir las cosas como son. Pero más feo aún está decírselo a Leo. Anatema. Escándalo. Todo lo que hace Leo está bien, y si no lo está retorceremos Las tablas de la Ley en su beneficio. Si Leo sacudió un puñetazo a Fabinho antes del gol (agresión que de manera abracadabrante el colegiado convirtió en falta y tarjeta en contra del Liverpool y posterior golazo de la Pulga), será porque así tenía que ser, porque estaba en las escrituras, “no toca” decir nada sobre esta agresión, como acojonantemente rezaban las huestes culés en el programa de sillas más famoso de la madrugada deportiva nocturna.

Por lo demás, hermanos, la vida sigue y también sigue el Real Madrid, inmerso en lo que Ouija Daily llama un Plan Renove. Las cosas tienen que cambiar, y por desgracia se antoja imprescindible que para ello cambien muchos de quienes han sido nuestros protagonistas favoritos del cotarro. Los nombres son conocidos. Todos nos gustan, unos más que otros.

Vamos a ver.

También nos gusta James, quien según Marca va a volver para volver a irse. La cosa está tan chunga que nos preguntamos si no valdría la pena por parte de Zidane el deponer parte de su orgullo y tener una conversación con el colombiano en la búsqueda de un entendimiento. Podría ser un jugador cuya indudable calidad podría contar mucho en momentos puntuales de un año que será duro. Durísimo. Pase lo que pase y venga quien venga. La marmota se ha asomado y ha dicho que va a seguir el invierno en este eterno verano que padeceremos.

Pasad un buen día.