Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Dónde quedó el juego limpio?

¿Dónde quedó el juego limpio?

Escrito por: Fred Gwynne12 septiembre, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace unas semanas, después de empatar su partido contra el Cádiz, Pellegrini hizo estas sensatas declaraciones:

"En la reunión de los árbitros nos dijeron que es la Liga de Europa que se juega más lento, se demora más el saque de una falta, se simula constantemente y hay un espectáculo que tenemos que cuidarlo. O cuidamos esto o va contra el espectáculo, la gente paga una entrada para algo. Es la Liga en la que menos se juega, los árbitros deben apurar a los porteros para sacar pronto, a los bandas, a que no se tiren... Tenemos que cuidar el espectáculo".

España es el país de las cinco grandes Ligas donde menos tiempo real se juega, algo que hace que el espectáculo se resienta. La mejor Liga del mundo, la de Tebas, es la Liga donde más se engaña al espectador. Sé que no debo generalizar, que no todos los partidos son así, que hay jugadores nobles, pero hay muchos datos que corroboran esta irritante sensación. Estamos pagando por ver 90 o 95 minutos de juego y nos están ofreciendo 50. Nos están, y espero que se entienda esta palabra, TIMANDO. Más de 40 minutos por partido de interrupciones, parones, simulaciones y aburrimiento.

Busquets teatro

¿Quién no ha asistido, desde la comodidad del sofá de su casa, o desde el mismo campo, a un añadido de tres, cuatro o cinco minutos (en un partido en el que todos, incluido el árbitro, sabe que se deberían haber añadido como mínimo ocho o diez) que se convierte entre faltas, simulaciones, pérdidas de tiempo al sacar el balón, protestas y marrullerías varias, en un minuto real de juego?

¿Quién no ha visto a un jugador de un equipo que va ganando por la mínima caer como si lo hubiese fulminado un rayo, mientras el resto de sus compañeros gritan y levantan los brazos al cielo clamando justicia y pidiendo, entre aspavientos, parar el partido?

Os voy a refrescar la memoria, es ese momento en el que todos, absolutamente todos los que estamos viendo esa deplorable actuación, sabemos que está fingiendo: los de su equipo, los del equipo contrario, el público del campo, las asistencias que están deseando entrar al terreno de juego para perder más tiempo y el pusilánime árbitro que ha parado el partido adulterando el resultado.

¿Quién no ha presenciado el milagro de ver a un jugador tullido, un lisiado, incapaz de caminar dos pasos seguidos, hacer un sprint de cuarenta metros persiguiendo al mismo jugador al que segundos antes acusaba de truncar su carrera?

¿Acaso no habéis visto como un jugador que se revolcaba en el suelo, tapándose la cara por un supuesto golpe, miraba entre sus dedos, si el árbitro sacaba la roja?

Suárez en el suelo

Todos hemos presenciado decenas de veces, a cámara lenta, cómo un ligero roce de los dedos en la cabeza de un jugador se acaba convirtiendo en un drama, en un revolcón infame. Da vergüenza ajena ver a un jugador de un metro ochenta en el suelo, fingiendo, gesticulando, haciendo muecas de dolor, mientras comprobamos el engaño en la repetición.

Estoy harto de este fútbol. Lo hemos visto mil veces: faltita, faltita, faltita, faltita, faltita, faltita, faltita, faltita y vuelta a empezar. Partidos horribles, con continuas faltas o simulaciones para romper el ritmo: una, y otra, y otra más. Un espectáculo insufrible, un partido tedioso, aburrido, una bola que masticas una y otra vez hasta que la escupes.

Ya nos las sabemos todas: una falta normal que se convierte, gracias a un grito sobrecogedor, mil vueltas de campana y un equipo entero rodeando al árbitro en actitud amenazadora, en una tarjeta amarilla o roja. Hay técnicas, perfectamente perfiladas a lo largo de la historia, que por mucho que intentes camuflarlas, siempre acaban saliendo a a la luz. Convertir una simple botella de plástico, de 25 gramos de peso, en una asesina bomba de racimo capaz de tumbar a media docena de jugadores es, más que una actuación coral, una forma de ser y entender el fútbol, el ADN del engaño, del fingimiento.

No puede ser que permitan, partido tras partido, que los jugadores rodeen a los árbitros y menoscaben su autoridad

Vemos campos donde, si el resultado es favorable, desaparecen los recogepelotas, saques de banda que tardan 45 segundos, porteros que se duermen arrullando al balón…

Odio ese fútbol. Odio a esos jugadores tramposos. Y no hago distingos, me da igual a qué equipo pertenezcan. Tengo mala memoria, pero hace unos meses, creo que fue en un partido de la Copa de Europa, vi un partido magnifico, extraordinario, en el que el árbitro paraba el juego lo mínimo. Fue toda una experiencia ver cómo los jugadores, en menos de diez minutos, aprendieron que ese ligero contacto, esa faltita que creía que le habían hecho (y por la que llevaba más de un minuto revolcándose) NO ERA UNA FALTA Y NO LA IBAN A PITAR.

Y se levantaban del suelo y seguían corriendo. Y el espectáculo crece y crece.

¿De quién es la culpa? ¿Jugadores, entrenadores, árbitros?

Protestas árbitro

Sinceramente no lo sé, pero sí creo que la solución para erradicar estos comportamientos está, mayoritariamente, en manos de los árbitros. Los jugadores y los entrenadores seguirán con estas prácticas si ven que sacan rédito de ellas. Si en un partido se añaden cinco minutos y mediante engaños se juega solo uno, el problema continuará existiendo. Si fingiendo una falta consiguen una tarjeta, seguirán fingiendo. Los árbitros deben sacar tarjetas por reiteración de faltas, pérdidas de tiempo o simulaciones. Y EXPULSAR A JUGADORES SI ES NECESARIO. Hay que cambiar las reglas y endurecer los castigos. El VAR puede ser una excelente herramienta para conseguirlo, en el momento en el que castiguen a un jugador con dos o tres partidos por simular una caída, acabaremos con una gran parte del problema.

No puede ser que en un deporte de contacto todo contacto sea una falta ni que un equipo haga 25 faltitas y se lleve la primera amarilla un jugador del equipo contrario. No puede ser que permitan, partido tras partido, que los jugadores rodeen a los árbitros y menoscaben su autoridad.

Hay que fomentar el espectáculo y acabar con estas odiosas prácticas.

 

Fotografías: Imago

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.

9 comentarios en: ¿Dónde quedó el juego limpio?

  1. Buenos días dice usted Fred, entre paréntesis (No puede ser que en un deporte de contacto todo contacto sea una falta ni que un equipo haga 25 faltitas y se lleve la primera amarilla un jugador del equipo contrario. No puede ser que permitan, partido tras partido, que los jugadores rodeen a los árbitros y menoscaben su autoridad.)

    Con todo el respeto, el fútbol no es un deporte de contacto, que se permitan contactos en balones divididos, no significa que haya barra libre para dar, no nos confundamos con el fútbol? americano, ¿ ve usted factible que para quitarle la pelota a un jugador, se le pueda empujar, agarrar, trabar golpear y cualquier otra cosa que se nos ocurra?.
    Póngase en el fútbol profesional tiempo real, como en el baloncesto y asunto solucionado,
    Permítase la sustitución de un jugador expulsado, de tal manera que siempre sean 11 contra 11 y verá como los árbitros no tiemblan a la hora de echar a los tramposos, porque con su decisión no condicionan de forma determinante el resultado y castíguese con extrema severidad a los teatreros, tanto con partidos como con multas y el problema se resolverá en gran parte, nunca del todo si nos atenemos a la condición humana de sacar ventaja de intentar engañar
    Salud

  2. Me ha encantado el artículo. Está bien proteger a las estrellas pero es absurdo si se lleva al extremo. Me encantó el arbitraje de Guillermo Cuadra contra el Levante excepto en los minutos finales. Me refiero a que dejó jugar. Los arbitros deben entender que no son los protagonistas del juego, que el fútbol es un deporte de contacto y que hay que penalizar a quién lo interrumpe una y otra vez (lease ATM por ejemplo). Luego están las pérdidas de tiempo que no se castigan con el descuento cómo se debería así como la falta de criterio en las decisiones importantes (expulsiones, manos y penaltis). Cuando ves partidos de la champions o especialmente en los mundiales los arbitros apenas intervienen. Todo eso favorece el espectáculo. Otro aspecto fundamental es criticar el juego de algunos equipos. Es lamentable ver jugar a más de la mitad de los clubes de primera división. Y no es solo una cuestión de presupuesto. El Levante por ejemplo juega bien al fútbol y no tiene un gran presupuesto. Es una cuestión de entrenadores. De un tiempo a esta parte se prima el empate y cerrarse atrás para muchos de éstos equipos que, finalmente, terminan jugandose el descenso igualmente, sin comprender que el fútbol suele premiar a los que arriesgan. La liga ha perdido mucho, cierto. No se puede competir con el dinero de otros campeonatos, pero también es verdad que se están olvidando aspectos fundamentales que contribuyen a engrandecer el espectáculo y que no tienen que ver directamente con los presupuestos.

  3. Totalmente de acuerdo con el fondo del artículo.
    Yo también estoy harto de este fútbol basado en la simulación, el engaño y la falta de deportividad.
    Estoy harto de ver que cualquier salto entre dos jugadores se convierta en una "agresión", que da con uno de los jugadores en el suelo, y a veces con los dos, retorciéndose como si les hubieran fracturado el tabique nasal.
    Si a esa teatralización se suma el griterío del público local, enardecido por la conducta de los jugadores, tenemos el show completo.
    Con el VAR sería bueno que los simuladores de faltas, puestos en evidencia por la repetición, fueran sancionados con la misma tarjeta amarilla que piden para el contrario.
    Sólo hace falta la voluntad de acabar con el juego antideportivo.
    Saludos.

  4. Sentía mucha pasión por elReal Madrid. Por circunstancias varias he ido perdiendo ilusión y , aunque no la única, creo que lo que más ha influido es el nivel de corrupción y manipulación que afecta al deporte.
    Actualmente me pierdo bastantes partidos. Diría que la mayoría. No soporto tanto antimadridismo. En todos los estamentos y a todas horas.

  5. Ahí está la clave es un deporte de contacto y cualquier contacto es falta, la culpa para mí es de los árbitros que yo creo que la mayoría no jugó al fútbol. Un saludo a todos galernautas y a disfrutar del partido de hoy ¡Hala Madrid!

  6. Me dormí en el metro y me salté una estación
    Y al entrar a un túnel, fui al espacio exterior
    Y tú en la ciudad, mientras tú en la ciudad
    Gajes del oficio astromántico
    Temo las alturas sin tu elevación
    Me puedes llamar "Antisistema Solar"
    Voy a finalizar lo que nunca empecé
    De tu materia oscura, un verso arrancaré
    Hoy vivo en tiempo muerto
    En un ciberespacio entre los dos
    Qué importa ya si una canción que hable de ti
    Encierra todo un cosmos
    Si no me ves, no hay realidad, ¡qué irónico!
    Es cápsula de un tiempo que no será
    No, jamás será
    Crema protectora factor un millón
    Son tus rayos gamma mi desolación
    Me llamarás "Antisistema Solar"
    Cuidado con mi cuerpo, ahora es conductor
    Y siento cuando vibras o tu alta tensión
    Si por un solo día
    Fuera yo el segundo en pedir perdón
    Qué importa ya si una canción que hable de ti
    Encierra todo un cosmos
    Si no me ves, no hay realidad, ¡qué irónico!
    Es cápsula de un tiempo que no será
    No, jamás será
    Hay veces que una canción que habla de ti
    Le gusta a todo el mundo, menos a mí
    Sé la razón, la entenderás
    El daño es tan rotundo, ellos quieren más
    Se lo vas a dar
    Se lo darás
    Si me firmamiento, puedo ver qué niño soy
    Ojalá lo que cante ahora, al fin te parta en dos
    Soy un loco que habla solo de ti
    En serio solo me hablo de ti
    Y vuelta a empezar, en vicio orbital
    Vuelta a empezar, mientras tanto
    ¿Quién soy?
    ¿Quién soy?
    ¿Quién soy?
    Hay días que una canción que habla de ti
    Le gusta a todo el mundo, menos a mí
    Sé la razón, la entenderás
    El daño es tan rotundo, ellos quieren más
    Se lo vas a dar
    Se lo darás

  7. Formidable artículo. Se pueden matizar algunos conceptos, por ejemplo, que la expulsión no suponartículga dejar al equipo con un jugador menos.
    Esta publicación debería ser de obligada lectura para todo el que forme parte del ámbito futbolístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Tal y como asegura Tebas, ¿tiene Florentino secuestrado al Barça? ¿lo mantiene recluido en un zulo de 2 x 2 y lo alimenta a base de pan y agua?

@JesusBengoechea aclara estas y otras cuestiones en este descacharrante artículo.

https://www.lagalerna.com/el-secuestro-del-barca/

La PREVIA del @valenciacf🆚@realmadrid.

📅Domingo 19 de septiembre
🏟️Mestalla🧨
🕘21:00

🔎@albertocosin analiza los 7 puntos a tener en cuenta del cuadro valencianista.

https://www.lagalerna.com/el-valencia-en-siete-puntos/

¿Quién es el lateral izquierdo del Real Madrid?

▶️ David Alaba
▶️ Miguel Gutiérrez
▶️ Nacho
▶️ Marcelo
▶️ Mendy

Atentos a esto que cuenta @David_Oller91 en La Galerna.

https://bit.ly/2XyAI3U

¿Recordáis los VHS, el teletexto, tu pantalla amiga, el tamagochi o la serpiente del Nokia? Pues atentos al #Portanálisis de hoy.

*Se recomienda leerlo vestido con un chándal noventero, si bien este no es preceptivo.

👉🏻👉🏻👉🏻https://bit.ly/39m41Zy

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram