Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Diferencias entre Gareth Bale y Antoine Griezmann

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Diferencias entre Gareth Bale y Antoine Griezmann

Escrito por: La Galerna27 julio, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola a todos. Gareth Bale parece estar muy cerca de abandonar el Real Madrid. Se venía rumoreando sobre su marcha al fútbol chino, algo que, según cuentan 'AS' y 'Marca', podría sellarse este mismo fin de semana. El galés se irá de aquella manera, con demasiada gente intentando ponerle tonos grises a una etapa dorada en la que, por mucho que digan o cuenten, ha sido decisivo -para bien- pese a la insoportable presión.

A miles de kilómetros de Bale está Griezmann, radiante y sonriente luciendo la camiseta del Barcelona, esa que él mismo casi ridiculizó en 2018 cuando, junto a Piqué, montó un paripé importante para decir que se quedaba en el Atlético de Madrid. Asegura Antoine que entiende que la afición culé esté enfadada con él por todo lo ocurrido. De la parroquia colchonera no comenta nada. Haciendo amigos.

Ahora hagamos una pausa y pensemos un poco. Bale, cuyo respetuoso silencio ha sido siempre castigado con fábulas insufribles, va a salir del Real Madrid con un ruido mediático ensordecedor e inmerecido. Griezmann, juguetón y tratando a Atlético de Madrid y Barcelona como marionetas, va a recibir más cariño de la hinchada de la que se rió que Bale de la que todavía es suya. Algunos dirán que es la lógica diferencia entre el hola y el adiós, entre la ilusionaste y renovadora llegada y la siempre delicada despedida. Pero no. Va más allá.

Las diferencias entre Bale y Griezmann radican en el entorno, tóxico para uno y realmente idílico para otro. El galés ha sido golpeado desde su aterrizaje en España, mientras que el atacante galo tuvo la suerte de vestir la rojiblanca, camiseta que te permite gozar de inmunidad ante el implacable sector de la prensa. Uno se va del Santiago Bernabéu habiendo ganado todo y siendo decisivo en partidos que otros ni sueñan con jugar. El otro llega al Camp Nou con la parafernalia a cuestas y con más lírica que trofeos envolviendo su etapa en el Atlético de Madrid. El criticado es el primero. La vida es así, amigos.

En 'Mundo Deportivo', más baño y masaje para Griezmann. ¿Esperabais otra cosa?