Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Diario de un madridista

Diario de un madridista

Escrito por: Jorge Garcia Vela6 junio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Comparto con vosotros este significativo documento encontrado entre botellas de whisky tras la celebración en Cibeles. Entrego el texto íntegro en relación a los aspectos madridistas, con la salvedad de los exabruptos que contiene, que han sido censurados.

28 de mayo de 2015. Rumores de Benítez

¿¡Benítez!? ¿Pero estamos locos o qué? ¿Quién será el siguiente, José Mari Bakero? Salimos de Guatemala para llegar a Guatepeor. Un entrenador defensivo, obsoleto, feo y orondo... ¡Qué desastre de gestión! Más bandazos sin sentido. ¡Hemos perdido el norte! Voy a tomarme unas tapas con mi mujer...

3 de junio de 2015. Fichaje y presentación de Benítez

Acabo de ver la rueda de prensa de Rafa Benítez y la verdad es que ha sido emotiva. Hay que reconocer que es un auténtico madridista que está cumpliendo su sueño, y esas lágrimas lo demuestran. Me ha ganado. Además, es un tipo exigente y profesional que seguramente recuperará la exigencia que se había perdido con Ancelotti. ¡Me vengo arriba! Salgo de copas con los colegas.

6 de junio de 2015. Final de Champions 2015

¡Qué vergüenza! Esta panda de (exabrupto) juegan un año decente y ganan una Champions de aquella manera y luego a tocarse los bemoles. No damos más que bandazos, no tenemos modelo ni director deportivo. Estos (exabrupto enfático) corrieron para dar una lección al entrenador anterior y luego a descansar. ¿Y Ancelotti? Sin hacer rotaciones, poniendo a Casillas, como un Del Bosque italiano, y regalando a los culés un triplete que teníamos en la mano... ¡Menuda (exabrupto intenso)! Ahí es donde se ve la realidad de este entrenador. Yo ya no sé si borrarme, bajarme o qué... Voy a ahogar las penas con mis colegas. ¡Florentino, dimisión!

1 de septiembre 2015. El fax

No salimos de una y nos metemos en otra. ¡Qué desastre! Lamentable la despedida a un icono y leyenda madridista como Casillas, y ahora un fichaje absurdo para tener a la estrellita de turno... ¡Y ni siquiera lo hacen bien! ¡Somos un equipo de pandereta! Voy a pillar unas pipas o algo, que estás cosas me dan hambre.

21 de noviembre de 2015. Derrota en el Bernabéu ante el Barcelona

¡Malditos hijos de (exabrupto genealógico), (exabrupto florido), (más exabruptos)! ¡Se lo dije a mis colegas! ¡Nos van a golear! ¡Estos jugadores no se merecen nada! ¡Son unos (exabrupto ambiguo)! ¡Andando por el campo, sin correr ni luchar, haciendo la cama al entrenador descaradamente! Humillados en nuestro estadio... ¿Y Benítez? ¡Leches, es que ni defendemos! ¿No se supone que este entrenador hacía equipos que defendían bien? ¡No sé dónde meterme! Hay que largarlos a todos. A los capitanes los primeros y al presidente después. Una limpia total. Hoy no me apetece salir, creo que me quedaré en casa a ver “El Chiringuito” y a escuchar a Roncero para que me consuele.

2 de diciembre de 2015. Eliminación en Copa

Estoy pensando en coger unos billetes para irme al Caribe y olvidarme de todo... “Cheryshev, te quiero”, le cantan. Encima pitorreo. ¡No se puede hacer más el ridículo! El dichoso fax, goleados por el Barcelona, eliminados por poner a un jugador que no puede jugar... ¡Esto es surrealista! Y el ruso, ¿qué? Tampoco sabía que no podía jugar. ¡Qué falta de profesionalidad, qué bochorno! ¡Malditos (exabrupto redundante)! Ya sólo nos queda que le salga un hijo ilegítimo a Benzema... Voy a abrir una botella de Lagavulin para beber en soledad.

4 de enero de 2016. Empate en Valencia y destitución de Benítez

¡Qué asco! Es una (exabrupto) vergüenza la cama que le han hecho al entrenador. Benítez tendrá lo que sea, pero es patético que unos jugadores no cumplan con su responsabilidad porque el entrenador no les guste tirando temporadas como si no costara. ¡Yo ya lo dije, es que yo ya lo dije...! Este no es mi Madrid, esto es (exabrupto antimadridista).

diario

4 de enero de 2016. Fichaje de Zidane

Ni proyecto, ni paciencia y vendiéndose al vestuario. Ahora Zidane. Van a cargarse a un mito del madridismo a las primeras de cambio. ¡Estoy hasta los (exabrupto anatómico)! Un novato que tampoco ha hecho nada con el Castilla. Claro, vendrá a quedar bien con las (exabrupto licencioso) estrellitas.

13 de febrero de 2016. Primeras victorias de Zidane

¡Qué manera de jugar! Estaba claro que Benítez no era entrenador para el Real Madrid. Zidane será un novato, pero comprende al jugador. Hay que tener psicología, saber gestionar el vestuario. Se lo digo siempre a mi mujer cuando se enfada conmigo. Si en realidad son muy buenos, sólo tienen que ponerse a ello y dejar de tocarse los (exabrupto anatómico).

27 de febrero de 2016. Derrota frente al Atlético

Lo de siempre, mucha goleada contra equipos de medio pelo y cuando toca uno mediamente decente no se da la talla. Aquí se ha visto la inexperiencia de Zidane. Jugadores acomodados, sin alma ni carácter, unos (exabrupto lisérgico) que en cuanto se les pasó el entusiasmo del cambio de entrenador vuelven a la misma (exabrupto soez) de siempre. ¡Ni terceros quedamos!

1 de abril de 2016. Previa del Clásico

No deberíamos presentarnos. La goleada que se avecina va a ser de escándalo, y encima de celebración, con los nuestros habiendo entregado la Liga hace semanas... ¡Qué suplicio! ¡Que se acabe ya esta temporada!

2 de abril. Tras el Clásico

¡Qué grandes! ¡Qué caras se les han quedado a todos los presidentes culés allí en el campo! Lo he gozado como hacía tiempo que no gozaba. Impagable, que se (exabrupto sexual), que la (exabrupto sexual) y la sigan (exabrupto sexual). Y Cristiano marcando otro gol en un partido importante, para que luego digan. ¡(Exabrupto sexual), (exabrupto animal y genealógico)!

6 de abril de 2016. Derrota frente el Wolfsburgo

¡Hay que largar a todos! ¡Florentino, dimisión! No pueden salir a pasearse en unos cuartos de Champions y jugándose toda la temporada. Como contra el Dortmund y tantos otros... Cristiano es un lastre, vincula el juego de los demás y así nos va. Otro año en blanco, si lo vengo diciendo... No sé si comer o beber. Ni metiendo tripa voy a poder disimular este desastre.

12 de abril de 2016. Remontada ante el Wolfsburgo

¡Siempre creí! ¡Cristiano es una leyenda madridista! ¡Di Stéfano redivivo! Jamás volveré a dudar de él. ¡El (exabrupto admirativo) amo! Este es el Madrid de las grandes ocasiones. Zidane nos señala el camino, con su mirada serena y ese (exabrupto entusiasta) abrigo.

14 de mayo de 2016. Liga perdida

¡Esto es (exabrupto anticlerical)! Si no hubiéramos tirado aquellos puntos absurdos por culpa de esta tropa de (exabrupto culto), tendríamos a tiro el doblete. Ahora a rezar para que en la final salgan enchufados. Al menos se ha competido hasta el último momento y no se han dejado ir como el año de la Décima. Voy a meditar sobre esto con mi colega Quique y un par de cañas.

28 de mayo de 2016. La Undécima

¡Qué acierto confiar en Zidane, me (exabrupto escatológico) en la (exabrupto sexista)! ¡Somos leyenda, el mejor equipo de la historia, somos la (exabrupto religioso)! Sólo nosotros podíamos hacer esto en un año como este, (exabrupto alegre), (exabrupto feliz y algo chabacano), (exabrupto exultante). ¡Qué (exabrupto ambiguo) locura! ¡Hablad ahora de modelos! ¡Hala Madrid, hijos de (exabrupto antiguo)!

 

Nota. Es posible que el anónimo autor del diario cayera en alguna ligera contradicción, pero no le juzguen severamente, estoy seguro de que ustedes mismos lo han hecho o conocen a muchos que han dicho cosas similares.