Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La Liga en mascarilla

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La Liga en mascarilla

Escrito por: La Galerna7 mayo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras, más aún en estos tiempos que corren de tanta palabrería fútil de sus señorías intentando rascar un puñado de votos y en los que SARS-COV2, coronavirus para los amigos, monopoliza el debate hasta en los torneos internacionales de petanca, lastrando per se  la generalmente exigua imaginación de una prensa deportiva habituada al comodín del cacareado fichaje, la enésima crisis en la Casa Blanca -la nuestra, no la de Donald, que también- o los huevos revueltos que desayunó confinado Leo Messi con Antonella el otro día. Paren las rotativas.

Es por ello que una imagen totémica como la de las estrellas del balompié enmascaradas, como El Zorro pero sin sombrero de ala ancha, es saludada con un entusiasmo impropio de estos días eternos y meses fugaces. Hay quien atribuye al dramaturgo noruego Henrik Ibsen esto de la imagen y las mil palabras, pero es sencillo comprobar en el ágora del proceloso océano de la red que hay también quien asegura que esta sentencia es un proverbio chino. Dadas las circunstancias, y con permiso del poeta nórdico, nos quedaremos con esta segunda acepción mientras pasamos un pangolín por la sartén, vuelta y vuelta, para el desayuno.

Tal es el alborozo por la foto del futbolista enmascarado que Marca se nos descuelga hoy con una edición horizontal que recuerda a los tabloides británicos ante un nuevo escándalo de Harry, el golfo que fue príncipe, y no Potter, el de las lechuzas y las varitas.

En esta edición sabanera apaisada, Marca nos muestra a nuestro capitán y entrenador en mascarilla saludándose con el debido respeto y, sobre todo, con la debida distancia de seguridad; lo que nos plantea la duda de cómo diantres vamos a jugar así al fútbol de élite al que, por cierto ya ha dado luz verde la forofa de Merkel en los Länders.

Aunque para algunos disolutos de la aplicación defensiva, marcar rivales a tres metros va a resultar una verdadera alegría, el regreso del deporte rey en España se alza ya como una prioridad ineludible no de Tebas, ni de Rubi, ni de Manolo el del Bombo, sino del Gobierno de España.

Pan y circo, ya saben. Y como el pan está reseco, circo cuanto antes para distraer al populacho y evitar una nueva masificación biológica en Canaletas con la rua del Barcelona celebrando la Liga del Coronavirus. Capaces son y lo sabes.

No vaya a ser que nos encontremos al pobre de Roures rodeado de cartones cantando en el metro.

Tal día como hoy no es extraño que los rivales en los quioscos coincidan en su imagen de portada, por lo que, si ya hemos visto a Ramos y Zizou en versión apaisada en Marca, ahora los veremos de modo clásico en As. En realidad, ayer los vimos a todos. Desde Gareth a Marcelo y constatamos dos aspectos que merecen ser subrayados: Zinedine está para jugar y Eden parecer haber resistido dignamente su asalto a la despensa durante el confinamiento, de acuerdo con su última entrevista.

Una imagen vale más que mil palabras y tal día como hoy uno hubiera podido pensar que así quedaría la cosa en Ouija Today. Una primera plana sin maldades, vaya, pero si de Covid19 no hay vacuna para nuestra ingenuidad galernauta, tampoco.

“Problema Casemiro” colocan los muchachos de Relaño bien grande en la esquina superior derecha de la azotea de su portada. Que resulta, oiga, que el brasileño no ha renovado aún un contrato que expira en 2021 y no vaya a ser que con tanta distracción vírica se le vaya a olvidar echar la firmita a Carlos Henrique y preparar el folio a Florentino. Lo cierto es que el alarmismo de As encuentra así su hábitat natural en las pandemias globales.

Y si parecía evidente que los diarios deportivos pudieran coincidir en su selección de imagen de portada, entrenador y capitán blanco mediante, ni qué decir tiene lo de las primeras planas de la prensa sportiva catalana. Ambas cabeceras coinciden, claro está, llevando a primera página la imagen en mascarilla del canterano, futbolista, capitán, directivo, CEO, presidente y propietario del Barcelona, Leo Messi. Aunque al menos, nuestros amics del Sport, nos han regalado otra imagen a nuestro juicio mas divertida que no es otra que la de Luis Suárez impedido para dar bocados en hombros transalpinos o lo que se tercie.

Poco más que destacar entre ambas cabeceras, sometidas hoy, parece, al clásico juego infantil de las siete diferencias. MD nos descubre en el ático un nuevo pasaje del ciclo karmico de los fichajes sobre el que nuestro Pepe Kollins realizó recientemente un doctorado, aunque se trate de un ciclo kármico invertido, en esta ocasión protagonizado por Curso de Orientación Universitaria (COU).

Por su parte Sport, que tan bello debate filosófico wittgensteiniano generó ayer en nuestro portanálisis, nos recuerda una tan hermosa efeméride.

Molts felicitats amics!

Nunca fue tan bonito remar tan duro para morir en la Origi.