Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Dentro del laberinto

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Dentro del laberinto

Escrito por: La Galerna3 noviembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En 1986 Jim Henson nos regaló la aventura de Sarah, una jovencísima Jennifer Conelly que andaba buscando dentro de un laberinto a su hermano pequeño, secuestrado por una hueste de pérfidos duendes liderados por David Bowie.

Sustituyan a Bowie por Relaño y al bebé raptado por Zidane y así configurarán el remake del la nueva película de Ouija Pictures y la melodía de la Magic Dance con la que Freddy pretende atraernos a los acantilados tal y como trataran de hacer las sirenas durante las iliadas y odiseas de Ulises.

Aquí tienen ustedes, amigos galernautas, la primera plana con la que el diario As nos deleita con un amplio catálogo de catastróficas desdichas que incluyen kilometraje, pérdidas de balón, estadísticas goleadores y renovaciones de contrato de astro portugués. Vaya, que Zidane ha extendido la esterilla en una esquina, ha puesto la sombrilla y ha decidido pedirse un daikiri dentro del laberinto. Porque la portada huele. Desprende un aroma a salazón inconfundible que nos recuerda a otro escenario de la legendaria película (la de Bowie, no la de Freddy). Porque tal día como hoy proclamamos que la portada de Ouija Today rezuma el aroma del Pantano del Hedor Eterno, antesala de la ciudad de los goblins, donde un traspiés y una caída a sus lodazales habría de impregnar para siempre al incauto viajero de un repugnante olor imperecedero. Más o menos como un Relaño cuyas diatribas demuestran quién es la verdadera Cosa del Pantano mediático de la prensa deportiva.

¿Hedor, dice? Fíjense de la portada de Ouija Yesterday del 4 de octubre de 2016. ¿Ven? Siempre la misma canción, el mismo espectador y la misma escasa, nula y estéril imaginación a la hora de confeccionar un titular de portada.

A ver si van a ser otros los que andan perdidos en su propio laberinto… de detritus. Sí, amigos. 4 de octubre de 2016: "La afición empieza a dudar de su condición de hombre milagro". Ojalá la afición dude ahora tanto como presuntamente hacía en torno al 4 de octubre de 2016 y las cosas acaben como esa temporada. Gracias, Ouija Yesterday, o lo que es exactamente lo mismo, Ouija Today, por ser invariablemente lo contrario a una profecía autocumplida.

En el Kurdistán turco (perdón, queríamos decir Cataluña), sus panfletos deportivos submarinos apuntan sus torpedos prestos a la Caza del Octubre Blanco entre risas, alboroto y otro perrito piloto. Fuego, caos, cisma. Hoy si sale el Real Madrid en las portadas. A todo color y con poster-diana desplegable de CR7 en páginas interiores con la cartilla de cupones para conseguir los dardos azulgranas elaborados a partir del maxilar de Luis Suárez.

No seremos nosotros quienes pongamos paños calientes al mal momento del equipo. Desde que volvimos de casa de Puigdemont, antes de su Erasmus en Bruselas, la semana blanca ha sido trágica. Culminó ayer con nuestra primera derrota en la Euroliga de baloncesto ante el Khimki de Bartzokas; sí, aquel entrenador griego con un helipuerto en la coronilla que botaron de Can Barça mientras Tomic ganaba otro título.

Lo dicho. No seremos nosotros que analizamos con sapiencia y sentido crítico todo aquello que no nos gusta de nuestro Madrid.

Claro que eso es una cosa y otra el descarnado escarnio que practican cual aves carroñeras nuestros amics de Catalunya.

Lo más divertido –sin duda- del burdo intento de am